REACCIÓN ESPEJO

Reacción islámica: declaran a Jerusalén capital de Palestina

Israel dice que “no nos impresionan”; países musulmanes acusan a Trump de “terrorismo”.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: Reuters
La tensión crece en Medio Oriente tras el anuncio de Trump sobre Jerusalén. Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters

Al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel que hizo el presidente Donald Trump, le surgió una propuesta espejo: los líderes musulmanes piden al mundo que se reconozca a Jerusalén Este como la capital de un Estado palestino, aumentando la tensión en Medio Oriente.

"Proclamamos a Jerusalén Este como capital del Estado de Palestina y llamamos a los otros países a reconocer el Estado de Palestina y Jerusalén Este ocupada como su capital", señala un comunicado al término de la cumbre de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) ayer en Estambul.

La mayoría de países arabo-musulmanes ya reconocen a Jerusalén Este como la capital del Estado palestino.

"Rechazamos y condenamos firmemente la decisión irresponsable, ilegal y unilateral del presidente de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la supuesta capital de Israel. Consideramos esta decisión como nula y sin valor", añade el texto. También consideraron que la decisión de Trump alimenta "el extremismo y el terrorismo".

"Es un sabotaje deliberado a todos los esfuerzos destinados a alcanzar la paz, alimenta el extremismo y el terrorismo y amenaza la paz y la seguridad mundiales", declararon los líderes musulmanes.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan abrió la cumbre pidiendo a la comunidad internacional que reconozca a Jerusalén Este como la "capital de Palestina", mientras que el palestino Mahmud Abas dijo que de ello dependerá "la paz y la estabilidad" en la región.

Erdogan acusó además a Trump de tener una "mentalidad sionista". Por su parte, Abas, quien también estaba en Estambul, afirmó que Trump "regaló" Jerusalén al "movimiento sionista (...) como si le regalara una ciudad estadounidense". En un discurso especialmente virulento, aseguró además que "no aceptamos ningún papel de Estados Unidos".

"Jerusalén es y seguirá siendo eternamente la capital del Estado Palestino (...) Y no habrá paz ni estabilidad sin eso", aseguró Abas.

Pese a la dureza de las declaraciones, los líderes musulmanes no adoptaron ninguna medida contra Estados Unidos o Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reaccionó desde Jerusalén afirmando: "todas esas declaraciones no nos impresionan". "Los palestinos harían mejor en reconocer la realidad y actuar a favor de la paz y no del extremismo", añadió el primer ministro.

Diplomacia.

La decisión del presidente Trump ha provocado manifestaciones en varios países de Oriente Medio y enfrentamientos en los territorios palestinos y en Jerusalén.

Cuatro palestinos murieron y centenares resultaron heridos desde el jueves pasado.

El mundo musulmán está además dividido y varios países, entre ellos Arabia Saudita, quieren mejorar su relaciones con la administración Trump, un aliado en su enfrentamiento contra el régimen de Irán.

"Varios grandes países del mundo musulmán no quieren entrar en conflicto con Estados Unidos, ni siquiera con Israel, en un contexto de tensiones religiosas crecientes con Irán", explica Sinan Ülgen, presidente del Center for Economics and Foreign Policy (Edam), con sede en Estambul.

Para los dirigentes de Arabia Saudita y otros países del Golfo, frenar la influencia de Irán "es más importante que tomar medidas ofensivas que podrían poner en peligro las relaciones con Washington", añade.

El pasado fin de semana la Liga Árabe se limitó auna condena verbal, pidiendo a Estados Unidos que "anule su decisión sobre Jerusalén".

Por su parte, el presidente iraní Hasán Rohaní lamentó que "algunos países de nuestra región cooperen con Estados Unidos y el régimen sionista". Irán no reconoce a Israel.

Entre los líderes que participan en la cumbre estaba también el rey de Jordania Abdalá II, el emir de Catar, jeque Tamim ben Hamad Al Thani, y el presidente venezolano Nicolás Maduro, que denunció "la delicada situación" provocada por Estados Unidos "que eleva las tensiones y violenta todos los acuerdos internacionales".

Desde Riad, el rey Salmán de Arabia Saudita dijo que los palestinos "tienen derecho a proclamar un Estado independiente con Jerusalén Este como capital".

Un ministro israelí, Yisrael Katz, a cargo de los servicios de Inteligencia, aseguró por su parte que su gobierno había extendido una invitación al príncipe heredero saudita, Mohamed Ben Salman, para que visite Israel, a pesar de que ambos países no tienen relaciones diplomáticas.

Hamás en guerra.

Los que no dan señales de flexibilidad en esta conflicto son los líderes del movimiento islamista Hamás, que ayer miércoles ratificó que "continuará con su proyecto de liberación y resistencia en todas sus formas hasta que la histórica tierra de Palestina sea liberada".

El anuncio lo hizo en un comunicado difundido con motivo del 30 aniversario de su fundación que se cumple hoy jueves. Hamás aseguró que prepara "el lugar y las herramientas" para llevar a su gente "hacia la liberación".

Ayer un proyectil lanzado desde Gaza cayó en Israel sin causar daños, momentos después de que la aviación israelí interceptara dos cohetes disparados también desde la Franja, informó el Ejército israelí.

"Hace unos momentos, la Fuerza Aérea de Israel ha interceptado un proyectil lanzado desde Gaza (...) que impactó en una zona abierta del Consejo Regional de Eshkol", en el este del país, señaló un comunicado militar, poco después de otro que informaba de la interceptación de otros dos cohetes.

Estos incidentes siguen a una jornada en la que se han intensificado las protestas y los enfrentamientos contra las fuerzas de seguridad israelíes, que se repiten desde hace una semana en Gaza y Cisjordania, y de manera intermitente en Jerusalén Este.

Aunque la tensión ha aumentado en toda la región, se ha elevado especialmente en torno a Gaza, donde el martes la aviación israelí atacó un puesto militar de Hamás en respuesta al lanzamiento de un proyectil horas antes.

Desde la declaración de Trump, las milicias palestinas en la Franja han disparado más de una decena de proyectiles hacia territorio israelí, una agresión de la que este país responsabiliza a Hamás. Por el momento cuatro palestinos han muerto durante los disturbios, dos en enfrentamientos con soldados israelíes en las zonas fronterizas y otros dos en bombardeos.

CONFLICTO

Las gestiones diplomáticas


Presión de palestinos en la ONU


Diplomáticos palestinos presionan para que el Consejo de Seguridad de la ONU vote un proyecto de resolución que rechace la decisión del presidente Donald Trump que reconoce a Jerusalén como capital de Israel, aunque la medida enfrentaría un seguro veto estadounidense.

El embajador palestino, Riyad Mansour, que tiene estatus de observador en la ONU, dijo que el texto exhortaría a Estados Unidos a anular su decisión sobre Jerusalén, mientras otros diplomáticos sugirieron que los términos podrían no ser lo suficientemente contundentes.

Según fuentes diplomáticas, estaba previsto que Egipto promoviera un proyecto de resolución entre los miembros del consejo a comienzos de esta semana. Estados Unidos se encontró aislado en el Consejo de Seguridad la semana pasada cuando los otros 14 miembros, entre ellos Uruguay, condenaron la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Uruguay dejará su silla en el Consejo de Seguridad a fin de año.

Servicios de Israel evitan secuestro

 Los servicios de seguridad israelíes informaron ayer miércoles que detuvieron a tres miembros del movimiento islamista palestino Hamas, que planeaban secuestrar a un israelí en Cisjordania ocupada haciéndose pasar por colonos judíos.

El plan iba a ser ejecutado en estos días, durante el periodo de la festividad judía de Hanuka, informaron los servicios de seguridad israelíes (Shin Beth). Tras procurarse una pistola, los tres arrestados ayer hicieron el reconocimiento de algunas intersecciones de rutas en Cisjordania donde soldados y colonos israelíes esperan habitualmente autobuses o hacen auto-stop. “Su plan era disfrazarse como colonos y hacer subir a su víctima a su auto”, dijo una fuente. Su intención era servirse del eventual secuestrado como moneda de cambio por miles de palestinos actualmente prisioneros en Israel, indicó el Shin Beth. Los detenidos recibían instrucciones y financiación de Hamas, basado en la Franja de Gaza. El Shin Beth no precisó cuándo se produjeron los arrestos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)