Embajador a consulta

Reacción de España ante dichos de Maduro

España llamó ayer a consultas a su embajador en Caracas en respuesta a la "escalada de insultos, calumnias y amenazas" del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien acusó al Gobierno español de "apoyar al terrorismo" en Venezuela.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, calificó de "absolutamente intolerables" las palabras pronunciadas el martes pasado por Maduro en televisión, quien también acusó al Gobierno de España de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo.

A primera hora de ayer, García-Margallo anunció que ha llamado a consultas al embajador de España en Venezuela, Antonio Pérez Hernández, en señal de protesta por las acusaciones de Maduro, quien también acusó al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, de formar parte de "un grupo de bandidos, de corruptos y de ladrones".

La llamada a consultas del embajador español se produce después de que la Asamblea Nacional de Venezuela declarara, con los votos de la mayoría chavista, persona non grata "para el pueblo venezolano" al expresidente del Gobierno español Felipe González, quien recientemente anunció que se ocuparía de la defensa de opositores encarcelados en Venezuela.

De esos, los más destacados son Leopoldo López, líder del Partido Voluntad Popular, quien se encuentra encarcelado desde hace más de un año acusado de promover protestas callejeras, mientras que el alcalde de Caracas Antonio Ledezma fue detenido en febrero pasado acusado de participar en un intento de golpe de Estado contra Maduro.

La llamada a consultas es una herramienta de protesta diplomática que supone la retirada temporal del embajador durante un período de tiempo indeterminado.

Se trata de la primera vez que el Gobierno de Rajoy llama a consultas a un embajador. "Los calificativos que utilizan las autoridades venezolanas son absolutamente intolerables y teniendo en cuenta el grado de irritación verbal de Maduro he decidido convocar a consultas al embajador en Caracas", anunció a primera hora el ministro. En opinión de García-Margallo, la "escalada verbal" en Venezuela crece "a medida que aumentan las dificultades por las que atraviesa el pueblo" de ese país.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores manifestó el rechazo a los "insultos" del presidente venezolano contra España, contra Rajoy y contra los expresidentes Felipe González y José María Aznar. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados