CRISIS

Quinto domingo de protestas contra el régimen bielorruso

Fue el quinto domingo consecutivo de protestas, que esta vez se hizo bajo la denominación “Marcha de los héroes”, en honor a las víctimas de la represión.

Protestas en Bielorrusia. Foto: Reuters.
Protestas en Bielorrusia. Foto: Reuters.

Decenas de miles de personas volvieron a manifestarse ayer domingo en Minsk, la capital de Bielorrusia, en rechazo al régimen de Alexander Lukashenko, a pesar de la represión.

La oposición una vez más se enfrentó a un enorme despliegue de fuerzas de seguridad, armadas y equipadas con vehículos blindados y de lanzamiento de agua a presión, sobre todo frente a la sede de la presidencia, uno de los lugares de concentración.

Fue el quinto domingo consecutivo de protestas, que esta vez se hizo bajo la denominación “Marcha de los héroes”, en honor a las víctimas de la represión. La policía informó que arresto a unas 400 personas solo en Minsk.

La oenegé de derechos humanos Viasna también informó de la detención de más de 200 personas en otras ciudades del país. El fin de semana anterior fueron detenidas unas 600 en Minsk y otras ciudades.

“¡No olvidamos! ¡No perdonamos!”, gritaban los manifestantes, muchos de ellos envueltos en banderas rojiblancas, símbolo de la independencia y del movimiento de protesta.

El movimiento de protesta desde la elección del 9 de agosto, que Lukashenko dice haber ganado con el 80% de los votos, ha logrado congregar cada domingo, desde esa fecha, a más de 100.000 personas en las calles de la capital Minsk.

Lukashenko, en el poder desde 1994, acusó en los últimos años a su histórico aliado ruso de “desestabilizar” a su país, pero desde que empezaron las multitudinarias manifestaciones en su contra ha dado un giro de 180 grados y ahora pide el apoyo de Rusia.

Svetlana Tijanóvskaya, candidata de la oposición en la elección presidencial que reivindicó la victoria ante Lukashenko y está exiliada en Lituania, saludó en un video a un “pueblo realmente heroico” que prosigue su “combate por la libertad”.

La semana pasada estuvo marcada por la detención de una de sus aliadas, María Kolésnikova, tras resistirse a ser expulsada del país, para lo que rompió en pedazos su pasaporte. Kolésnikova está ahora detenida, acusada de “atentar contra la seguridad nacional”.

Además de la renuncia del presidente y la convocatoria de nuevas elecciones, los manifestantes exigieron la liberación de los miembros del consejo coordinador opositor, entre ellos la carismática Kolésnikova. La premio Nobel de Literatura, Svetlana Aleksiévich, es la única miembro del consejo coordinador en libertad, ya que diplomáticos occidentales patrullan diariamente su domicilio.

Lukashenko en Rusia

Pese a la magnitud de las protestas, Lukashenko se niega a cualquier concesión, y solo aludió a una futura y ambigua reforma de la Constitución.

La Unión Europea lamentó en un comunicado “el desprecio cada vez más evidente por el derecho que exhibe Bielorrusia, en particular la espiral de violencia y el exilio forzoso” de miembros de la oposición.

Estados Unidos, por su parte, afirmó el viernes que está preparando sanciones para “dentro de unos días” contra personalidades bielorrusas, y agregó que Moscú está corriendo un gran riesgo apoyando al jefe de Estado en el poder desde hace 26 años

Rusia, a su vez, ha acrecentado su apoyo a Lukashenko, que se reunirá hoy lunes con el presidente Vladimir Putin en Sochi (sur de Rusia) por primera vez desde el inicio de la crisis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados