Expertos creen que haber liquidado a un líder los radicalizó

Al Qaeda y EI atacan en Yemen sin cesar

La muerte del jefe de Al Qaeda en Yemen, que también era el número dos a nivel mundial, desestabiliza a la organización en provecho de su rival, el grupo Estado Islámico (EI), pero no reduce la amenaza yihadista global, estiman los expertos.

Washington presentó la muerte de Naser al Wahishi en un bombardeo estadounidense como un "duro golpe" asestado "a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), el brazo más peligroso de Al Qaeda, y de forma más general a Al Qaeda".

Los analistas recuerdan que otras dos muertes afectaron a AQPA, la del ideólogo Ibrahim al Rubaish y la de Naser Al Ansi, el hombre que reivindicó en nombre del grupo el ataque al semanario francés Charlie Hebdo en enero en París. Ambos murieron en ataques estadounidenses.

Más allá de Yemen, añaden estos expertos, la muerte de Wahishi supone un revés para Al Qaeda, puesto que el jefe yihadista era considerado desde 2013 como la mano derecha de Ayman al Zawahiri, el sucesor de Osama bin Laden. También era el hombre a través del cual pasaban los mensajes "operacionales" entre las distintas ramas de la organización.

Ayer de tarde, el Estado Islámico (EI) reivindicó nuevamente una serie de atentados contra mezquitas y otros blancos vinculados a la rebelión chií en la capital Saná, que provocaron al menos 31 muertos y decenas de heridos, en la víspera del comienzo del Ramadán, el mes de ayuno sagrado de los musulmanes.

Sin embargo, en Siria y en Irak, el debilitamiento de las ramas locales de Al Qaeda durante los últimos años benefició al EI, que reivindicó sus primeros atentados sangrientos en Yemen y que intenta atraer a aspirantes al yihadismo. "Cuanto más se debilite Al Qaeda, más se unirán los combatientes yihadistas al EI para reforzarlo. Y viceversa, cuanto más se ataque al EI, más combatientes volverán a Al Qaeda", explica Mathieu Guidère, experto de la universidad de Toulouse (Francia). "Son vasos comunicantes" y el futuro de Al Qaeda depende por lo tanto "de la suerte que se reserve al EI".

Algunos expertos son escépticos ante las afirmaciones del Gobierno estadounidense, según el cual la muerte de Wahishi "nos acerca al objetivo de debilitar a estos grupos y a largo plazo derrotarlos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)