CAMPAÑA ELECTORAL EN RUSIA

Putin, el candidato "independiente" sin rival en el horizonte

El presidente ruso, que irá en marzo por un cuarto período hasta 2014, tiene 75% de intención de voto.

Putin ayer en una recepción para conmemorar el Día de los Héroes de la Patria en el Kremlin. Foto: Reuter
Putin ayer en una recepción para conmemorar el Día de los Héroes de la Patria en el Kremlin. Foto: Reuters

El presidente ruso Vladimir Putin se erigió ayer jueves en garante de la estabilidad en Rusia frente a una oposición marginal y a la que acusó de querer hundir al país en el caos, cuando faltan tres meses para las elecciones.

Una semana después de haber hecho oficial su candidatura para un cuarto mandato presidencial, hasta 2024, Putin se prestó a una rueda de prensa que se repite cada año, y respondió durante casi cuatro horas a preguntas ante 1.600 periodistas.

Dejando un poco de lado sus proyectos para los próximos seis años, si gana las elecciones, Putin tuvo que responder a preguntas sobre la ausencia de un rival fuerte en los comicios del 18 de marzo, en los que según el instituto independiente Levada tiene un 75% de la intención de voto. El presidente aseguró que quería un sistema político "competitivo" y negó que intente apartar a la oposición.

La candidata liberal Ksenia Sobchak, que también es periodista de la cadena independiente Dojd, le preguntó sobre los obstáculos que impiden al opositor Alexéi Navalny presentarse. "Debe haber competencia, pero estamos hablando de radicalismos...", afirmó Putin.

Sobchak dijo que no había tenido más remedio que acreditarse ya que Putin no estaba dispuesto a debatir con ella.

"Usted se presenta a las elecciones con el lema contra todos. ¿Ese es un programa positivo? ¿Qué propone para la solución de los problemas que nos aquejan?", le respondió Putin, en medio de aplausos, a la hija del que fuera su mentor político, Anatoli Sobchak.

Putin llegó al poder en el año 2000, en un contexto de enorme inestabilidad política y económica y ahora muchos rusos le ven como el garante de la estabilidad y la prosperidad, gracias en particular a los ingresos petroleros, y que ha logrado llevar a Rusia de nuevo a la primera línea internacional.

Putin aseguró que se presenta como candidato "independiente", sin el apoyo oficial del partido Rusia Unida.

El principal desafío de Putin será convencer a los rusos de ir a votar. Según Levada, solo el 28% de la población está decidida a hacerlo.

A la pregunta de por qué no hay ningún candidato de peso que le pueda hacer sombra en las elecciones, Putin ironizó señalando: "No es mi trabajo crear competidores... Deben presentar programas reales en los que la gente crea".

La periodista de la radio independiente Eco de Moscú, Tatiana Felguengauer, plenamente recuperada del apuñalamiento por un desconocido que sufrió el pasado octubre en la emisora, fue recibida con aplausos por sus colegas cuando le dieron la palabra. Vestida de rojo intenso, como la candidata Sobchak, hizo otra de las escasas intervenciones críticas entre los periodistas rusos, al preguntar a Putin por qué hay dos criterios en la Justicia a la hora de juzgar, por ejemplo, casos de corrupción o ataques contra opositores.

"Estoy de acuerdo con usted en que hay algunos problemas, pero no en que existan dos formas de justicia. Creo que hay que fortalecer el sistema judicial", respondió un tranquilo Putin.

Trump.

El presidente ruso usó un tono firme en política extranjera y volvió a negar que Rusia interfiriera en la elección de Donald Trump en Estados Unidos. "Todo esto se lo inventó gente que se oponía Trump para deslegitimar su trabajo", aseguró.

Putin dijo que Estados Unidos está preso de una "espía-manía" fabricada por los opositores a Trump, y aseguró que se llama por el nombre de pila al presidente estadounidense.

"No soy el indicado para evaluar su trabajo. Eso lo tienen que hacer los votantes, el pueblo estadounidense", dijo Putin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)