Tensión bélica

Putin amenaza a Occidente con sus nuevos misiles

El presidente ruso sufre una fuerte baja en las encuestas.

Putin, ayer, hablando ante el parlamento ruso. Foto: Reuters
Putin, ayer, hablando ante el parlamento ruso. Foto: Reuters

El presidente ruso, Vladimir Putin, amenazó ayer miércoles con desplegar misiles contra las capitales occidentales, en un momento en el que su popularidad cae en los sondeos. Menos de un año después de haber sido reelegido por un cuarto mandato por un número de votos abrumador y sin precedentes en casi 20 años, Putin ve cómo se desploma su índice de popularidad a sus niveles más bajos desde la anexión de Crimea en 2014, debido a la reforma de las pensiones y al alza del IVA el 1º de enero.

En términos de política exterior, Putin advirtió que Rusia iba a desplegar misiles capaces de alcanzar "territorios donde se encuentran los centros de decisión", en respuesta al despliegue por parte de Estados Unidos de nuevos sistemas en Europa.

"Rusia no tiene la intención de ser la primera en desplegar tales misiles en Europa. Si son desplegados y entregados en el continente europeo, esto empeorará gravemente la situación y creará amenazas graves para Rusia", declaró el mandatario en su discurso ante el Parlamento, señalando que algunos misiles podían alcanzar Moscú en 10 o 12 minutos.

"Calcule qué rápido, en cuántos minutos, esa pieza puede alcanzar su objetivo. Eso es todo. Y compare: 10-12 minutos de vuelo hasta Moscú y cuánto hay hasta el centro de toma de decisiones que representa para nosotros una clara amenaza. Ellos no saldrán ganando. ¿Cuántos minutos serán?", apuntó.

"Voy a decirlo clara y abiertamente: Rusia estará obligada a desplegar armamentos que podrán ser utilizados no solo contra los territorios de donde viene la amenaza directa, sino también contra los territorios donde se encuentran los centros de decisión del uso de misiles que nos amenazan", prosiguió.

Esta advertencia tiene lugar después de que Washington suspendiera su participación en el tratado nuclear sobre misiles de alcance intermedio (INF), cerrado en 1987 con la entonces URSS en los últimos años de la Guerra Fría. Como respuesta, Moscú hizo lo mismo.

En su alocución, Putin acusó a Estados Unidos de utilizar "acusaciones imaginarias respecto a Rusia para motivar su salida unilateral del acuerdo", y estimó que Washington tendría que "haber dicho las cosas honestamente".

"Estamos dispuestos a (llevar a cabo) negociaciones sobre el desarme pero no vamos a golpear una puerta cerrada. Esperaremos que nuestros socios reconozcan la necesidad de un diálogo sobre una base de igualdad", advirtió.

El presidente ruso detalló luego los avances en la creación de las nuevas armas, especialmente los misiles "hipersónicos", presentados de forma exhaustiva el año pasado en este mismo discurso.

La OTAN calificó de "inaceptables" las amenazas de desplegar nuevos misiles capaces de alcanzar los territorios de sus aliados en la alianza, acusando al presidente ruso de "un intento flagrante de desviar la atención de su violación del tratado INF".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados