ESTRATEGIA DE RUSIA

Putin acusa a Ucrania de generar clima de tensión

A su llegada, el líder ruso descarta “romper relaciones”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Putin camina junto a sus asesores en su estadía en Crimea. Foto: Reuters

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, visitó ayer la anexionada península de Crimea en medio de la nueva escalada de la tensión con Ucrania, pero descartó una ruptura de relaciones diplomáticas con el país vecino.

"No tenemos intención de romper las relaciones", dijo Putin durante la reunión del Consejo de Seguridad de Rusia en el puerto de Sebastópol, base de la Flota rusa del mar Negro.

Putin abordó con la plana mayor política y militar las medidas de seguridad en la península tras acusar hace una semana a Ucrania de preparar una campaña de atentados terroristas en el territorio anexionado por el Kremlin en marzo de 2014.

Y es que, mientras Rusia ha reforzado el dispositivo de seguridad en Crimea, Ucrania ha incrementado su presencia militar en la zona y ha puesto en "máxima alerta de combate" a sus tropas, tanto en la frontera con la península como en el este del país.

"Nos hemos reunido (...) después de abortar el intento de penetrar en nuestro territorio por parte de unidades de sabotaje del Ejército ucraniano", señaló Putin.

Acusó a Kiev de intentar provocar una escalada de la tensión en Crimea y el este de Ucrania, donde en las últimas semanas varios soldados ucranianos han muerto en combates con las milicias prorrusas pese al alto el fuego en vigor desde febrero de 2015.

"Está claro por qué lo han hecho. Por algún motivo, no quieren o no pueden cumplir con los Acuerdos de Minsk. Y no pueden explicar a su propio pueblo sus notables fracasos en política social y económica", manifestó.

Con todo, a diferencia de hace una semana, cuando advirtió a Kiev de que no permitiría provocaciones terroristas y descartó cualquier clase de negociación con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, ayer se mostró mucho más conciliador.

"Pese a la negativa de las autoridades de Kiev de mantener relaciones diplomáticas plenas a nivel de embajadores, crearemos las condiciones para el desarrollo de los contactos bilaterales", apuntó.

Se refería a que Ucrania se ha negado a aceptar las cartas credenciales del nuevo embajador ruso, aunque Poroshenko también ha descartado una ruptura de lazos con Moscú con el argumento de que unos tres millones de ucranianos trabajan en territorio ruso.

Respuesta ucraniana.

En la víspera de la visita del líder ruso, Poroshenko alertó sobre una posible "invasión rusa en toda regla".

"La probabilidad de una escalada del conflicto sigue siendo notable. No descartamos una invasión rusa en toda regla. Nuestras Fuerzas Armadas están listas para hacer frente al enemigo en el este y en la frontera administrativa con Crimea", aseguró.

Advirtió de que en caso de que se cumplan los peores pronósticos, Kiev declarará el "estado de guerra y la movilización" de la población.

Poroshenko tachó de "irresponsables" las declaraciones de Putin de que ya no tiene sentido celebrar reuniones para el arreglo del conflicto armado en el este ucraniano en el llamado formato de Normandía, en el que dialogan directamente los líderes de los dos países con mediación de Alemania y Francia. "El enemigo no cesa en sus intentos de torpedear el proceso de Minsk (acuerdos de paz firmados en febrero de 2015) al hacer declaraciones irresponsables sobre su salida del formato de Normandía", resaltó. Poroshenko insiste en que cuenta con el apoyo de EE.UU., Alemania, Francia y la Unión Europea en su conjunto "en la lucha por la independencia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)