TRAS UNA NOCHE EN LA CÁRCEL

Puigdemont quedó libre sin prohibición para salir de Italia

El expresidente catalán está reclamado en España por sedición y malversación de fondos relacionados con el proceso fallido de independencia de 2017

Carles Puigdemont. Foto: AFP
Carles Puigdemont. Foto: AFP

El líder independentista y expresidente catalán Carles Puigdemont tendrá que comparecer en una audiencia de extradición de la justicia italiana el 4 de octubre, pero es libre de irse, anunciaron sus abogados ayer viernes en la isla de Cerdeña.

Puigdemont salió libre tras pasar una noche en la cárcel, después de ser detenido a su llegada a Alguer.

Su abogado italiano Agostinangelo Marras explicó que fue citado por el juez el 4 de octubre, tras la audiencia preliminar en el tribunal de apelaciones de la localidad sarda de Sassari.

Puigdemont está reclamado en España por sedición y malversación de fondos relacionados con el proceso fallido de independencia de 2017.

El expresidente catalán, que se refugió en Bruselas tras los hechos de hace cuatro años, no ha vuelto a España, pero es eurodiputado y viajó a Alguer para participar en un festival cultural, ya que esta ciudad de la isla de Cerdeña mantuvo una fuerte impronta catalana desde los tiempos en que perteneció a la Corona de Aragón.

Su detención volvió a poner en el centro de la política española a este experiodista de 58 años que se vio inesperadamente propulsado al frente del movimiento independentista en 2016, cuando era alcalde de Girona.

“Lo que tiene que hacer es comparecer y someterse ante la justicia”, dijo el presidente español Pedro Sánchez en las islas Canarias. Sánchez reivindicó el diálogo en curso con el gobierno de la Generalitat, hoy en manos de ERC (Izquierda Republicana de Cataluña) para calmar la crisis política en Cataluña.

“Hoy más que nunca es importante reivindicar el diálogo, porque el diálogo es la única vía para poder reencontrarse”, añadió.

En cambio, el presidente del gobierno independentista catalán, Pere Aragonès, exigió en Barcelona “la puesta en libertad inmediata” de Puigdemont, anunciando que viajará a Cerdeña para estar al lado de su antecesor.

Es la tercera vez que Puigdemont es detenido desde que huyó de España, la primera en Bruselas, a su llegada, y la segunda en Alemania, en marzo de 2018, donde los tribunales tardaron casi cuatro meses en liberarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados