WASHINGTON

Puertos funcionado todo el día para asegurar suministro en Estados Unidos

Biden recibió en la Casa Blanca a los líderes de los puertos de Los Ángeles y de Long Beach, ambos en California y por donde entra el 40% de contenedores al país.

Joe Biden. Foto: AFP
Joe Biden. Foto: AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró ayer miércoles que espera arreglar la congestión actual en la cadena de suministro nacional manteniendo abiertos los puertos más importantes del país a todas horas, de lunes a domingo.

Biden recibió en la Casa Blanca a los líderes de los puertos de Los Ángeles y de Long Beach, ambos en California y por donde entra el 40% de contenedores a Estados Unidos, además de representantes de sindicatos y empresas multinacionales.

“Después de semanas de negociación y trabajo con mi equipo y con los principales sindicatos de transportistas de carga, el puerto de Los Ángeles anunció hoy que comenzará a operar las 24 horas del día, los siete días de la semana”, apuntó Biden en un discurso después de la reunión.

La decisión de los responsables del puerto angelino sigue a la de su muelle vecino, el de Long Beach, que ya adoptó esa medida hace unas semanas.

Ambos puertos sufren desde hace meses una situación de congestión causada por un aumento del comercio electrónico y problemas de personal.

Frente a estos dos puertos, cerca de 60 cargueros fondean a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías, lo que ha ocasionado problemas en la cadena de suministro nacional.

Hasta ahora, la normativa en esos puertos estadounidenses era trabajar los días laborables, y cerrar las noches y durante los fines de semana.

“El anuncio de hoy tiene el potencial de cambiar las reglas del juego”, aseveró el presidente.

Biden subrayó que Estados Unidos necesita que el resto de la cadena del sector privado “dé un paso adelante”. Biden adelantó que Walmart, UPS y FedEx también ampliarán sus horas de reparto para ayudar a aliviar los cuellos de botella en la cadena de suministro.

La realidad es que la Casa Blanca empieza a temer que los consumidores estadounidenses no puedan tener acceso a muchos bienes para Navidad debido a los atascos en las cadenas de suministro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados