ALTA TENSIÓN POLÍTICA EN BRASIL

PT dice que Lula no incumplió orden judicial y que todos conocen cuál es su paradero

"El está aquí, en la sede del sindicato (de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo), que es un lugar público. Todo el mundo sabe dónde está y aquí permanecerá junto con la militancia", afirmó Gleisi Hoffmann, presidenta del PT.

Manifestantes apoyan a Lula ante su inminente detención. Foto: AFP
Manifestantes apoyan a Lula en la sede del sindicato metalúrgico. Foto: AFP

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, dijo hoy que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no incumplió ninguna orden judicial al dejar pasar el plazo que le dio la Justicia para entregarse y que prefirió permanecer en lugar público conocido por las autoridades.

"No hay por parte de Lula ningún incumplimiento de una orden judicial. A él le fue dada por el juez la opción de ir a Curitiba a entregarse y no ejerció ese opción", afirmó la parlamentaria en entrevista que concedió a periodistas media hora después de concluido el plazo que tenía el expresidente para entregarse.

"El está aquí, en la sede del sindicato (de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo), que es un lugar público. Todo el mundo sabe dónde está y aquí permanecerá junto con la militancia", agregó la presidenta del partido que Lula ayudó a fundar y por el que aspira a ser elegido nuevamente jefe de Estado de Brasil en las presidenciales de octubre próximo.

Hoffmann agregó que decidió darle esa aclaración a la prensa para hacer frente a las versiones según las cuales el exmandatario habría incumplido una orden judicial y sería declarado prófugo.

"A él tan sólo le fue dada una opción, que no quiso ejercer y decidió quedarse en el sindicato, que es un lugar público, por lo que todo el mundo, incluso la prensa extranjera que lo sigue, sabe su paradero", afirmó.

Lula, al que el juez federal Sergio Moro le había dado plazo hasta las 20.00 GMT de este viernes para presentarse en Curitiba y comenzar a cumplir la condena de 12 años de prisión que le fue impuesta por corrupción, dejó pasar el plazo sin aclarar si se entregará más tarde o si esperará que la Policía lo busque.

Voceros de la Policía Federal dijeron que proseguirán las negociaciones con la defensa de Lula antes de intentar alguna operación de captura.

El líder socialista está acuartelado desde la tarde del jueves en la sede del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde inició la carrera política que lo llevó a la Presidencia y a convertirse en el líder más carismático de Brasil, y tan sólo ha aparecido esporádicamente por la ventana para saludar a sus seguidores.

En el interior de la edificación, en donde durmió anoche, el actual líder de todos los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre ha conversado con diferentes aliados, así como con sus abogados, para definir una estrategia ante la orden de detención en su contra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º