Obama aún confía

Prórroga en el acuerdo nuclear con Irán

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reiteró ayer que su Gobierno preferirá retirarse de las negociaciones nucleares con Irán antes de firmar un "mal acuerdo", en caso de que el Ejecutivo iraní no permita un mecanismo de verificación "serio y riguroso".

"Nos retiraremos de las negociaciones si el resultado es un mal acuerdo", insistió Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

El Gobierno estadounidense anunció que las conversaciones con Irán, que debían terminar a lo largo de esta jornada, se extenderán hasta el próximo 7 de julio para resolver los asuntos pendientes. Obama no se pronunció sobre la extensión del plazo, pero respondió a una pregunta sobre si confía en los líderes de Irán y en su seriedad a la hora de cumplir el plazo que alcance con el Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, China, Francia, Rusia y Alemania). "Hay desacuerdos y divisiones muy arraigadas entre Estados Unidos e Irán, y no van a disiparse de la noche a la mañana. El objetivo de las negociaciones nucleares no es apoyarnos en la confianza, sino construir un mecanismo verificable en el que cortemos los caminos para que Irán obtenga un arma nuclear", afirmó Obama.

Dijo que su "esperanza" es que las negociaciones produzcan un acuerdo, pero ha dado instrucciones "claras" a su equipo de que solo acepten una implementación "adecuada" del acuerdo preliminar alcanzado en abril pasado entre Irán y el Grupo 5+1 en Lausana (Suiza). "Ha habido muchos comentarios por parte de los negociadores iraníes sobre si pueden, de hecho, cumplir algunos de los términos planteados en Lausana. Si no pueden, eso va a ser un problema", dijo Obama. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados