ATENTADO EN BARCELONA: GOLPE YIHADISTA EN ESPAÑA

"Nos prohíben salir a la calle"

Testimonios de uruguayos en Barcelona; “las sirenas y los helicópteros se sienten permanentemente”.

Afortunadamente en la lista de víctimas del atentado de ayer en Barcelona no figuran uruguayos. La gran colectividad nacional en la capital catalana vivió igual momentos de gran tensión.

El gobierno uruguayo condenó "en los términos más enérgicos" el atentado yihadista, en tanto el embajador en España, Francisco Bustillo, calificó de "horror" lo sucedido en Las Ramblas de Barcelona. "Si bien uno veía que la posibilidad (de un atentado terrorista en España) existía, cuando llega es un espanto", dijo Bustillo a El País.

Mariana Malek, periodista de El País que reside a cuatro cuadras del lugar del atentado, relató: "Estaba en mi casa, que es en el barrio El Raval, bajando de Plaza Catalunya. Es una de las zonas más turísticas de Barcelona. Era un jueves tranquilo, de verano. Estamos en temporada alta, Las Ramblas siempre están repletas de gente y turistas. Sucedió en el tramo de La Boquería, que es como si sucediera en Montevideo en el Mercado del Puerto".

Apenas sucedió el atentado, la policía prohibió a los vecinos de la zona salir de sus viviendas porque estaba en pleno operativo para atrapar a los autores. "Sentí muchas sirenas, helicópteros. Me di cuenta que algo había pasado. Hay altavoces que dicen que no salgamos de casa y que evacuaron la zona", agregó la periodista.

Malek explicó que El Raval es un barrio de inmigrantes y hay mucho tránsito de turistas. También hay varios edificios que están habitados por el movimiento Okupas, y daba cuenta de una de las informaciones que circuló en la tarde de ayer por parte de los medios españoles, que uno de los terroristas estaría atrincherado en un restaurante.

"Por ahora nos prohíben salir. Las sirenas y los helicópteros se sienten permanentemente. Hay un helicóptero médico que está levantando gente y las lleva al hospital", relató Malek.

Felipe Díaz es otro uruguayo que vive en Barcelona. Estaba en el metro cuando por el altoparlante le avisaron que debía descender. Faltaba solo una estación para llegar a su destino real, en Plaza Catalunya, justo a metros de donde ingresó la camioneta que embistió con cuanto peatón se cruzaba en La Rambla.

Este uruguayo que hace siete años que vive en Barcelona, no salía de su asombro y como acto reflejo (todavía en shock) tomó una de las bicicletas turísticas, bordeó la zona del atentado que comenzaba a cercarse de policías y agilizó la marcha hacia su casa, en la Barceloneta. Pero a mitad de camino vio que una manada de personas corrían en dirección contraria. "Gritaban que una segunda furgoneta estaba atropellando gente". Falsa alarma.

A las 17 horas, en pleno agosto, La Rambla está llena de turistas, lugareños y trabajadores callejeros. Es que a diferencia de su homónima en Montevideo, la de Barcelona es una peatonal que conecta a una de las principales plazas con la estatua de Colón, muy próximo al puerto.

Eso le hace pensar a Díaz de que "estaba todo bien pensado". Y ahora, mientras suenan las sirenas y las hélices de los helicópteros, desde su casa solo piensa "cuál será el próximo lugar en que estos HDP atentarán".

Desde que ocurrieron los atentados en París y Londres, "hubo un incremento de la policía patrullando", recordó Díaz.

"Lo que en Uruguay llamamos coraceros (o Guardia Republicana) recorrían las calles, pero este tipo de cosas (como una camioneta a toda marcha) no hay quién la frene".

La policía técnica busca pistas que lleven a los autores del atentado. Foto: AFP
La policía técnica busca pistas que lleven a los autores del atentado. Foto: AFP

Protocolo uruguayo.

El director Nacional de Policía, Mario Layera, afirmó ayer que la fuerza posee protocolos y planes tendientes a prevenir atentados terroristas como los de Barcelona. "Esos planes se revisan continuamente", agregó Layera tras mantener una reunión con la Suprema Corte de Justicia tendiente a mejorar la relación entre la Policía y los jueces penales.

Layera señaló que Uruguay mantiene un intercambio continuo con agencias policiales de otros países con dos objetivos: recoger información y elaborar escenarios sobre posibles atentados. "Por ahora Uruguay está ajeno a este tipo de hechos. La prevención es la estrategia superior. Luego que ocurren los atentados los daños son irreparables", afirmó.

Layera recordó que la Policía cuenta con analistas expertos en esta materia y la cooperación con otras reparticiones para evitar o neutralizar el terrorismo.

Las medidas de prevención en Uruguay incluyen refuerzo de la seguridad en los pasos fronterizos por parte del Ministerio del Interior. Además, en el Batallón 14 del Ejército funciona una unidad antiterrorista.

En la región hay especial preocupación por la presencia islámica en zonas como Ciudad del Este.

En septiembre de 2016, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que no se puede descartar la posibilidad de un ataque terrorista en Uruguay, pero afirmó que "no existe evidencia de que en nuestro territorio estén operando grupos con esos fines".

El ministro explicó que esta advertencia aparece en todos los foros internacionales sobre el tema.

Bonomi habló entonces en una de las mesas del Diálogo Social convocado por el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)