ESTADOS UNIDOS

Prohíben a Melania viajar en avión durante un mes

Trump reveló: “Tuvo una gran operación de casi cuatro horas”.

Melania Trump estuvo ausente de actos públicos durante 27 días, pero reapareció la semana pasada en dos reuniones. Foto: AFP
Melania Trump estuvo ausente de actos públicos durante 27 días, pero reapareció la semana pasada en dos reuniones. Foto: AFP

Los detalles de la operación a la que se sometió Melania Trump a mediados de mayo aparecen con cuentagotas. Aunque ya se sabía que la primera dama no acompañaría al presidente de Estados Unidos en sus viajes a Canadá, donde se celebra la cumbre del G7, y, posteriormente, a Singapur para reunirse con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, no fue hasta el viernes que se supo el porqué. Trump afirmó que los médicos le ordenaron a su esposa no viajar durante al menos un mes debido a la intervención quirúrgica en el riñón.

Antes de subirse al Air Force One con rumbo a La Malbaie, en Canadá, para la cumbre de las grandes potencias, Trump dijo a los periodistas que la primera dama quería acompañarlo, pero no pudo cumplir su deseo. "Los médicos dicen que no puede volar durante un mes", aseguró el presidente. "Ella tuvo una gran operación. Fue una operación de casi cuatro horas". La duración era otro detalle que se desconocía de la intervención quirúrgica de Melania para tratar una "afección benigna" en el riñón.

La intervención de la primera dama ha causado especial interés porque durante 27 días no se la vio en ningún acto público. Tras los cinco días internada en la clínica, tuvo un asilado proceso de recuperación que vino acompañado de rumores de separación y teorías sobre su estado de salud. Ella desminitó las especulaciones a través de su cuenta de Twitter: "Quédense tranquilos, estoy en la Casa Blanca".

Trump también participó en el despeje de las dudas, acusando a los periodistas de ser "injustos" y "crueles" con su esposa, al publicar noticias falsas. "Los Medios de Comunicación Falsos han sido tan injustos y viciosos con mi esposa y nuestra gran Primera Dama, Melania", escribió Trump en su cuenta de Twitter, el miércoles pasado.

"Durante su recuperación de la cirugía han publicado todo tipo de cosas, desde su cercanía a la muerte, hasta (que se había hecho) un estiramiento facial, hasta que dejó la Casa Blanca (y a mí) para irse a Nueva York o Virginia, hasta que (sufrió) abusos ¡Todo es falso, se encuentra realmente bien!", añadió.

Trump denunció que la semana pasada "cuatro periodistas vieron a Melania en la Casa Blanca, caminando alegremente hacia una reunión", pero supuestamente "no informaron" de que la habían visto "porque eso perjudicaría la enferma historia de que está viviendo en otra parte del mundo, está realmente enferma, o lo que sea".

Los rumores comenzaron el 14 de mayo cuando la primera dama se sometió a una operación conocida como embolización para tratar "una enfermedad renal benigna", reveló la Casa Blanca.

Según expertos médicos, lo normal es que a los pacientes que se someten a esa operación se les conceda el alta en el mismo día, pero Melania permaneció ingresada casi cinco.

Esa larga hospitalización y el bajo perfil que mantuvo desde que regresó a la Casa Blanca espolearon todo tipo de teorías en las redes sociales, como que había abandonado a Trump o que estaba cooperando con el fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller.

El fin de semana pasado, Melania no acompañó a Trump a una escapada con sus hijas y uno de sus yernos, Jared Kushner, a la residencia presidencial de Camp David.

La primera dama no ha tenido ningún acto formal en su agenda hasta el martes pasado cuando asistió junto a Trump a una recepción con familias de militares cerrada a la prensa.

El matrimonio asistió el miércoles a una sesión informativa sobre la temporada de huracanes en la sede de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA). La vocera de la primera dama dijo que ésta siempre se ha interesado por los fenómenos originados en la naturaleza.

Esa imagen será la que tendremos hasta que Trump vuelva de su reunión con Kim Jong- un el 12 de junio en Singapur.

"Más constreñida que yo", dijo Brigitte

Cuando a fines de abril preguntaron por Melania Trump a Brigitte Macron —esposa del presidente de Francia— al volver de su viaje a Washington, retrató a una mujer encerrada en una jaula de oro. Pese a las apariencias, dijo, Melania "es muy divertida", también "inteligente y abierta", pero "no puede hacer nada". "No puede ni abrir una ventana de la Casa Blanca, no puede salir, está mucho más constreñida que yo. Yo salgo todos los días en París", contó en entrevista con Le Monde.

Brigitte justificó así su opacidad: "Todo es interpretado, o sobreinterpretado. Es alguien con una fuerte personalidad, pero se esfuerza en esconderlo. Se ríe con facilidad, de todo, pero lo muestra menos que yo".

Nada de ese retrato fresco y alegre parece encajar con la mujer que aparece en los actos públicos junto a Trump. Melania Knauss nació hace 48 años en Eslovenia. Emigró de joven a Nueva York para hacer carrera como modelo y conoció al magnate, una celebridad 24 años mayor que ella a quien nadie imaginaba algún día en la Casa Blanca. FUENTE: EL PAÍS DE MADRID.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º