CONSTERNACIÓN

Profanación de 80 tumbas judías en Francia antes de marcha contra antisemitismo 

"Tomaremos acciones, promulgaremos leyes y castigaremos", dijo el presidente francés Emmanuel Macron.

Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.
Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia. Foto: AFP.

Unas 80 tumbas fueron profanadas en un cementerio judío en Francia este martes, unas horas antes de manifestaciones convocadas en todo el país para denunciar un aumento del antisemitismo en ese país. 

"Tomaremos acciones, promulgaremos leyes y castigaremos" a los responsables, declaró el presidente Emmanuel Macron, quien se dirigió a Quatzenheim para dialogar con los habitantes consternados tras la profanación.

El ministro de Inmigración israelí, Yoav Gallant, condenó la profanación del cementerio y llamó a los judíos de Francia a emigrar a su país. "Vuelvan a casa, inmigren a Israel", escribió Gallant en la red Twitter.

Las tumbas profanadas fueron halladas el mismo día en el que se organizaron manifestaciones en toda Francia para denunciar un repunte de los actos antisemitas en el país tras una ola de vandalismo.

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por los insultos antisemitas de los que fue víctima el escritor y filósofo Alain Finkielkraut durante una protesta antigubernamental de los "chalecos amarillos" durante el fin de semana.

El ensayista fue tratado entre otras cosas de "sionista de mierda" por algunos manifestantes enardecidos que se toparon con él en una calle en pleno centro de París.

Emmanuel Macron condenó los "insultos antisemitas" a los que fue sometido Finkielkraut, que dijo son "la negación absoluta de lo que somos y lo que nos convierte en una gran nación". "No lo toleraremos", apuntó.

Unos días antes, una esvástica fue pintada sobre un retrato en París de la fallecida exministra Simone Veil, sobreviviente de un campo de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y dos árboles que habían sido plantados en un suburbio de París a la memoria de un joven judío asesinado en 2006 fueron hallados destrozados.

"Raíces profundas"

Estos actos antisemitas ilustran un repunte en el último año de los mismos en Francia, el país que tiene la comunidad judía más grande de Europa.

El número de actos antisemitas se dispararon un 74% en Francia en 2018, totalizando 541, frente a 311 en 2017, según cifras publicadas la semana pasada por el ministerio del Interior.

Francia no es el único país que se enfrenta a este problema. Alemania también registró en 2018 un fuerte aumento de actos antisemitas, con 1.646 registrados, su nivel más alto en casi diez años.

Frente a este repunte de los actos de odio contra la comunidad judía, cerca de 70 manifestaciones tendrán lugar este martes en toda Francia, incluyendo una en la plaza de la República en París.

Varios funcionarios han acusado al movimiento popular de "chalecos amarillos" de desencadenar una ola de violencia que ha fomentado actos antisemitas entre algunos manifestantes.

"Sería falso y absurdo llamar antisemita al movimiento de los 'chalecos amarillos'", dijo el primer ministro Edouard Philippe a la revista L'Express en una entrevista publicada este martes.

"Pero ciertos diques han caído durante la crisis de los 'chalecos amarillos'", dijo, advirtiendo que "el antisemitismo tiene raíces muy profundas en la sociedad francesa".

Philippe, que ha prometido una nueva ley contra la incitación al odio en línea en los próximos meses, estará presente en la marcha parisina, junto a otros miembros del gobierno.

"Cada vez que un ciudadano francés es insultado, amenazado o, peor aún, herido o asesinado por ser judío, es la República que es atacada", dijo en una conferencia de prensa Macron. 

Añadió que presentará sus planes para combatir el antisemitismo durante un discurso en la cena anual de la asociación CRIF, que el miércoles reúne a grupos judíos franceses; pero se ha resistido a los llamamientos de algunos legisladores para penalizar las declaraciones antisionistas que ponen en tela de juicio el derecho de Israel a existir como nación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)