TURQUÍA

Primera oración en la mezquita de Santa Sofía

La reapertura de la catedral para el culto musulmán provocó una profunda cólera en la comunidad cristiana y tensó aún más las relaciones con Grecia.

Erdogan (centro) con clérigos musulmanes. Foto: AFP
Erdogan (centro) con clérigos musulmanes. Foto: AFP

Unos versículos del Corán recitados por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y miles de fieles acudiendo al llamado a la oración desde los minaretes de Santa Sofia, en Estambul, simbolizaron ayer viernes la reconversión de esta antigua basílica en mezquita.

En esta primera oración transmitida en directo, Erdogan, que llevaba el tradicional gorro musulmán, leyó la primera sura o capítulo del Corán.

“Asistimos a un momento histórico (...) Una larga separación termina”, declaró el jefe de la Autoridad religiosa, Ali Erbas, que durante su oración mostró una cimitarra, un sable corto que representa la conquista de Constantinopla por los otomanos en 1453.

Desde 1934, cuando Santa Sofía se transformó en museo, no se había realizado en su interior ninguna plegaria colectiva. Turquía revocó el 10 de julio el estatuto de museo del monumento bizantino, construido en el siglo VI como catedral y luego reconvertido en mezquita tras 1453.

La reapertura de la catedral para el culto musulmán provocó una profunda cólera en la comunidad cristiana y tensó aún más las relaciones con Grecia. Varias decenas de personas, esgrimiendo banderas griegas e imágenes de la virgen, se congregaron en Atenas y Tesalónica para orar y protestar contra la conversión en mezquita de un “símbolo de la ortodoxia y el helenismo”, según una pancarta.

En 1934, Santa Sofía fue transformada en museo por el líder de la joven República turca, Mustafá Kemal (Atatürk).

Ubicado en la parte antigua de Estambul, es patrimonio mundial de la Unesco y atrae a millones de turistas, 3,8 millones el año pasado, por ejemplo.

Los analistas apuntan que la reconversión de Santa Sofía tiene también como fin ganar apoyos en el electorado de derecha y nacionalista de Erdogan, en un momento en que Turquía atraviesa problemas económicos agravados por la pandemia del nuevo coronavirus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados