FRANCIA

Primera ministra de Emmanuel Macron expuesta a una moción de censura

El presidente francés inicia su segundo mandato sin mayoría parlamentaria y sin acordar con la oposición.

Emmanuel Macron. Foto: AFP.
Emmanuel Macron. Foto: AFP.

El presidente francés, Emmanuel Macron, comenzó ayer lunes un segundo mandato que se anuncia difícil, tras perder la mayoría absoluta en el Parlamento, y que de arranque debatirá una moción de censura a la primera ministra Élisabeth Borne.

“Conviene tomar nota de la falta de voluntad de los partidos de participar en un acuerdo de gobierno o en cualquier forma de coalición”, lamentó Macron al inicio del primer consejo de ministros del nuevo gobierno.

Tras quedarse a 39 diputados de la mayoría absoluta en las legislativas de junio, el presidente intentó atraer a sectores moderados de la oposición, pero, tras no lograrlo, acabó reforzando el peso de sus ya aliados en el gobierno, sin cambios en profundidad.

El anuncio más destacado no es la entrada de nuevos ministros, sino la salida de uno de los tres miembros del gobierno acusados de violación, Damien Abad, que ejercía de responsable de Solidaridades, Autonomía y Personas Discapacitadas.

Su sustituto es Jean-Christophe Combe, responsable de la Cruz Roja francesa.

Aunque son objetos de denuncias por violación, otros dos miembros del gabinete -que seguirá siendo paritario con 21 hombres y 21 mujeres, aunque los primeros ocupan la mayoría de altas funciones de ministros- siguen en el cargo.

La fiscalía pidió archivar a inicios de 2022 una denuncia contra el titular de Interior, Gérald Darmanin, que suma ahora Ultramar. La secretaria de Estado Chrysoula Zacharopoulou afronta demandas durante el ejercicio de su profesión de ginecóloga.

Moción de censura

La primera ministra Elisabeth Borne no se someterá a un voto de confianza de los diputados para comenzar su mandato porque no ha conseguido apoyos de la oposición para obtener la mayoría absoluta. La izquierda por su parte ha anunciado su intención de presentar una moción de censura.

El nuevo portavoz del Gobierno, Olivier Véran, justificó la decisión de Borne de no someterse a la moción de confianza mañana miércoles. Explicó que Borne no tiene el apoyo parlamentario suficiente para ganar esa votación después de las legislativas de junio en las que la alianza de Macron perdió la mayoría absoluta.

Pero insistió en que ya se han dado varios otros casos de primeros ministros que tampoco se sometieron a ese voto de confianza y, sobre todo, puso el acento en que el grupo parlamentario que apoya a Macron es “el único capaz de obtener una mayoría en la Asamblea Nacional”, aunque sea “una mayoría relativa”.

“Eso significa que vamos a trabajar texto por texto”, señaló el portavoz, que añadió que tienen “la mano tendida” a otros partidos de la oposición para “reformar el país” y aplicar el programa de Macron, del que recordó que ganó las presidenciales en abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados