ALEMANIA

Primer juicio al régimen sirio por crímenes de lesa humanidad

Un tribunal alemán será escenario del primer juicio en el mundo sobre las torturas atribuidas al régimen de Damasco.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, y el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, el lunes en Damasco, Siria. Foto: Reuters
El presidente de Siria, Bashar al-Assad, y el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, el lunes en Damasco, Siria. Foto: Reuters

Los sirios Anwar Raslan y Anwar al Bunni se cruzaron por casualidad en Berlín hace cinco años. El segundo reconoció al primero. Asegura que fue quien lo encarceló desde 2006 hasta 2011 en una prisión del régimen de Bashar al Asad.

Mañana jueves los dos hombres se verán las caras en un tribunal alemán. Anwar Raslan es uno de los dos presuntos exoficiales de inteligencia sirios acusados de crímenes contra la humanidad, en el primer juicio en el mundo sobre las torturas atribuidas al régimen de Damasco.

La audiencia en el Tribunal de Coblenza es un “mensaje importante” para los dirigentes sirios y los verdugos: “Nunca habrá impunidad para usted, ¡así que reflexione!”, afirma el abogado sirio Anwar al Bunni en una entrevista con la AFP en Berlín, donde lleva cinco años y medio como refugiado.

Este sexagenario, activista de los derechos humanos en su país natal, recaba pruebas y testimonios contra altos cargos sirios para poder juzgarlos.

Varios países, entre ellos Alemania y Francia, aplican el principio de “jurisdicción universal”, que permite a un Estado juzgar a los autores de crímenes contra la humanidad independientemente de su nacionalidad y de dónde se hayan cometido.

Aunque no puede ejercer su profesión en Berlín, Anwar al Bunni, una figura respetada entre los 700.000 sirios refugiados en Alemania, ha convencido a las víctimas de que declaren. “No se trata de venganza, sino de conocer la verdad”, explica el abogado alemán Patrick Kroker, que representa a seis sirios, a los que está previsto que se sumen dos mujeres. Estas víctimas, refugiadas en diferentes países europeos, “quieren que el mundo sepa lo que pasó allí”, añade el abogado.

El excoronel Raslan desertó del ejército sirio en 2012 y llegó a Alemania el 26 de julio de 2014. Se le acusa de arrestar a Anwar al Bunni delante de su domicilio de Damasco en mayo de 2006 y de haberlo encarcelado durante cinco años hasta que fue liberado en 2011 durante la revuelta siria.

Fue en Berlín donde Anwar al Bunni se cruzó con Raslan. Llegaron a la ciudad con dos meses de diferencia y acabaron alojados en el mismo centro de solicitantes de asilo de Berlín.

“Me sonaba ese hombre, pero no lo reconocí inmediatamente”, recuerda.

Unos meses más tarde se encontró de frente con él en un comercio y entonces se acordó de quién era.

Y cuando comenzó a trabajar con abogados en 2016 para recabar pruebas se enteró de que los investigadores alemanes se interesaban por Raslan, quien finalmente fue detenido en Berlín en febrero de 2019.

La justicia acusa a Raslan de ser responsable de la muerte de 58 personas y de la tortura de al menos otras 4.000 entre abril de 2011 y septiembre de 2012 en el centro de detención de Al Jatib en Damasco, del que estaba a cargo.

Todos los que prestarán testimonio “sufrieron malos tratos físicos, a veces muy brutales, y durante un largo período”, asegura Patrick Kroker.

Rusia, Irán y Turquía, la tripartita en Siria
Putin, Pence, Macron y otros dieron su discurso en Jerusalén. Foto: AFP

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y sus homólogos de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Irán, Hasán Rohaní, prepararon ayer martes la videoconferencia que los tres países mantendrán hoy miércoles sobre Siria.

Según informó el Kremlin, en la conversación telefónica con Erdogan se abordó el cumplimiento de los acuerdos sobre la zona de distensión de Idlib, incluido el protocolo adicional al memorando de Sochi aprobado en la última reunión de ambos el 5 de marzo en Moscú.

Además, se confirmó la necesidad de respetar “la soberanía e integridad territorial de Siria”. En cuanto a la conversación sostenida poco después entre Putin y Rohaní, ambos presidentes expresaron su voluntad de seguir cooperando para lograr un “arreglo duradero” para el país árabe. Los ministros de Exteriores de Turquía, Rusia e Irán celebrarán mañana miércoles una teleconferencia sobre Siria en el marco de las negociaciones de paz de Astaná. La reunión telemática se centrará especialmente en la situación en Idlib, el último bastión rebelde en Siria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados