CUMBRE DEL G20

Prevén bajo crecimiento económico

Solo ven recuperación moderada; Macron plantea “ser más honestos” en las decisiones

Encuentro entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping y sus asesores, concitó la atención mundial. Foto: AFP
Encuentro entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping y sus asesores, concitó la atención mundial. Foto: AFP

Los países participantes en la cumbre del G20 de Osaka aprobaron ayer sábado al final de sus debates de dos días una declaración de 43 puntos que recoge temas vinculados con la economía, el medio ambiente, la salud o la corrupción y advierten que la economía global solo tendrá una recuperación moderada.

Varios de los puntos recogidos en materia económica y financiera figuraban en la declaración aprobada a comienzos de este mes en la ciudad japonesa de Fukuoka, donde se reunieron los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales, que forman el corazón de esta iniciativa multilateral.

El G20, que anualmente analiza temas cruciales que afectan a la economía global, reúne a los miembros del G7 (Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Japón, Italia, Canadá y la Unión Europea), así como a Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Corea del Sur, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica y Turquía.

Los países participantes representan el 80% del Producto Interno Bruto (PIB) global, 80% de las inversiones, 75% del comercio internacional y 66% de la población mundial.

Los puntos más importantes de la declaración final del G20 son los siguientes:

1. El G20 sostiene que en 2020 habrá una “moderada” recuperación en el crecimiento económico global, aunque el crecimiento sigue siendo bajo y los riesgos son hacia el descenso, entre otras razones por las tensiones comerciales y geopolíticas.

2. Insiste en la decisión de mantener la comunicación entre los bancos centrales y la necesidad de que aplicar políticas monetarias para garantizar la actividad económica y la estabilidad de los precios.

3. Reafirma el compromiso internacional para conseguir un entorno comercial y de inversiones libre, justo, no discriminatorio, transparente y estable, a la vez que para seguir manteniendo los mercados abiertos.

4. Establece la necesidad de aplicar reformas a la Organización Mundial de Comercio (OMC), especialmente en temas vinculados con la resolución de disputas entre los estados.

5. Reitera la importancia de aplicar esfuerzos globales entre prestamistas y acreedores para mejorar la transparencia en materia de deuda y garantizar que sea sustentable.

6. Se compromete a intensificar los esfuerzos para luchar contra la corrupción que cruza las fronteras y para que los países del G20 tengan instrumentos legales que castiguen ese tipo de prácticas.

7. Fija la necesidad para avanzar en la reducción de la brecha de género para que la tasa de participación no supere el 25 % en el año 2025.

8. Hace un llamamiento a unir esfuerzos para cooperar en la lucha contra el cambio climático, con financiación pública y privada, aunque recuerda que Estados Unidos se retiró del Acuerdo de París por las desventajas que generaría para sus ciudadanos.

Pide cambios.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó a “modificar el formato del G20” para lograr acuerdos eficaces sobre cambio climático y otros asuntos, ante el fracaso a lograr un consenso sobre este tema en la cumbre de Osaka.

“Creo que es necesaria una reflexión sobre nuestro formato”, dijo en rueda de prensa Macron, quien añadió que si bien la actual estructura del G20 “permite muchos encuentros bilaterales e intercambiar posturas sobre diferentes asuntos”, no es eficaz para “lograr avances” en cuestiones como la lucha contra el calentamiento global. “Hemos logrado un texto ligeramente más ambicioso que el de Buenos Aires, pero está claro que debemos ir más lejos”, dijo Macron, en alusión a la declaración conjunta del G20 en la anterior reunión del grupo de los veinte en Argentina.

Macron lamentó la posición de Estados Unidos y admitió que el grupo restante de 19 países que ratificaron los Acuerdos de París de 2016 “casi se queda en menos”, debido a las reticencias de Brasil y de Turquía a continuar con sus compromisos contra el cambio climático.

Apostó por vías como la ONU o el G7 -grupo de países que preside actualmente París- para “evitar retrocesos” y para “sacar adelante iniciativas que tengan un impacto real en la vida de las personas.

“Hay que preguntarse para qué sirven estos comunicados, y cuál es su validez legal. Debemos ser más honestos con nosotros mismos”, subrayó el presidente francés sobre el documento.

Putin ataca a occidente
Declara la muerte del progresismo

En la cumbre del G20, un foro donde antes predominaban las ideas liberales, el presidente de Rusia, Vladimir Putin impactó al atacar de manera frontal el progresismo occidental, ampliando aun más el abismo ideológico. “La idea de progresismo es obsoleta. Entra en conflicto con los intereses de la inmensa mayoría de la población”, declaró Putin en una entrevista al Financial Times. Criticó a Alemania por su política de acogida y acusó a las autoridades de dejar a los migrantes “matar, saquear, violar en total impunidad”. Al mismo tiempo, dijo comprender la idea del presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera con México.

Putin, quien llegó a la presidencia de Rusia en 2000, se había presentado como partidario del liberalismo económico y de la modernización de la sociedad rusa.

Sus años de poder están marcados por una recuperación económica del país y el regreso con fuerza a la escena internacional, pero también por la represión de la oposición, un control cada vez más estrecho de la sociedad civil y de los medios muy independientes. (Fuente: EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados