ESTADOS UNIDOS

Estuvo preso 39 años por dos asesinatos que no cometió y será indemnizado con US$ 21:

La evidencia de ADN probó su inocencia. El hombre cumplía cadena perpetua acusado de haber asesinado a su expareja e hijastro.

Craig Coley fue liberado 39 años después. Foto: Reuters.
Craig Coley fue liberado 39 años después. Foto: Reuters.

Un hombre que pasó décadas en una prisión de California por un crimen que no cometió fue indemnizado con US$ 21 millones.

Craig Coley, de 71 años, cumplía cadena perpetua desde 1980 por el asesinato de su exnovia Rhonda Wicht y su hijo de 4 años, Donald. Fue liberado 39 años después y perdonado por el gobernador de California, Jerry Brown, gracias a evidencia de ADN que probó su inocencia.

Al anunciar el acuerdo de indemnización, la ciudad de Simi Valley dijo en un comunicado que accedió al monto para evitar un juicio costoso.

"Si bien ningún monto podrá compensar lo que le sucedió al señor Coley, llegar a este acuerdo era lo correcto tanto para el señor Coley como para la comunidad", dijo el gerente municipal de Simi Valley, Eric Levitt, en una declaración.

"El costo monetario de ir a juicio sería astronómico y sería irresponsable que avanzáramos en esa dirección". El año pasado, Coley recibió cerca de US$ 2.000.000 de la Junta de Compensación de Víctimas de California, US$ 140 por cada día que pasó erróneamente en prisión.

El veterano de guerra, que siempre mantuvo su inocencia, fue condenado en parte por el testimonio de un vecino que informó haber visto su camioneta abandonar la escena del crimen.

Ambas víctimas fueron encontradas asesinadas en sus camas. Wicht había sido golpeada, violada y estrangulada hasta la muerte mientras que Donald fue asfixiado.

En 2016, la policía y la fiscalía reabrieron la investigación tras descubrir que el esperma hallado en las sábanas de Wicht no coincidía con el ADN del condenado.

Los detectives identificaron igualmente a otros posibles sospechosos y determinaron que el vecino no pudo haber visto el vehículo partir desde su ventana por falta de luz.

El abogado de Coley, Ron Kaye, indicó que esperaba que el acuerdo le permitiera a su cliente cerrar este oscuro ciclo de su vida. "Ahora puede vivir el resto de su vida, esperamos que sea muy buena, con la seguridad [financiera] que se merece", dijo a Los Angeles Times.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados