CRISIS EN VENEZUELA

Bajo presión, Maduro reabre paso fronterizo con Colombia

El canciller del régimen acusó a la ONU de mentir sobre cifra de migrantes.

Nicolás Maduro. Foto: EFE
Por orden de Nicolás Maduro fue reabierto el paso entre Táchira y Norte de Santander. Foto: EFE

El paso entre Táchira y Norte de Santander, la frontera más dinámica de Venezuela con Colombia, fue reabierto después de cuatro meses cerrado por orden de Nicolás Maduro, medida que supone un alivio para miles de personas que a diario buscan llegar a la ciudad colombiana de Cúcuta, pero que puede agravar el éxodo de venezolanos.

Desde la madrugada del sábado, miles de personas se amontonaron del lado venezolano del puente internacional Simón Bolívar, que conecta a San Antonio del Táchira con Cúcuta, con la esperanza de cruzar a pie la frontera sin mayores obstáculos por parte de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y aprovechando la reapertura anunciada por Maduro.

Esta medida está dirigida solo a los cruces fronterizos entre Táchira y Norte de Santander, en concreto con Cúcuta, su capital, pero no al resto de regiones limítrofes, y tampoco supone la reapertura total de la frontera, clausurada para el paso de vehículos por orden de Maduro desde agosto de 2015.

Los dos países comparten una frontera de 2.219 km que fue cerrada también para peatones el 22 de febrero cuando el régimen venezolano puso contenedores en los puentes que llevan a Cúcuta para impedir la entrada de una caravana de ayuda humanitaria liderada por el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países.

Pero este sábado, con los primeros rayos de sol cruzó el puente una multitud cargando maletas y grandes mochilas con la esperanza de conseguir en Cúcuta los productos básicos y medicinas que no se obtienen en Venezuela.

Según Migración Colombia, en las primeras seis horas de apertura entraron al país desde Venezuela cerca de 18.000 personas por los pasos habilitados en Norte de Santander. Antes del cierre fronterizo, un promedio de 30.000 personas pasaban a diario por el Simón Bolívar, según cálculos de migración.

En los casi cuatro meses en que estuvo impedido el paso de peatones hacia Cúcuta, la GNB solo permitía la circulación de personas enfermas, embarazadas, ancianos y estudiantes.

Quienes no hacían parte de estas categorías especiales tenían que recurrir a las numerosas trochas que atraviesan el río Táchira, frontera natural entre los dos países, y que son controladas por bandas criminales que en las últimas semanas protagonizaron tiroteos en sus disputas por el contrabando y por el cobro de 5.000 pesos (1,5 dólares) a los viandantes.

Según un informe divulgado esta semana por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR), el número de venezolanos que han abandonado su país a raíz de la crisis superó ya la barrera de los 4 millones, de los cuales más de 1,3 millones se han establecido en Colombia.

Desplazamiento de la población venezolana
  

Guaidó dijo que Maduro ordenó la reapertura de este paso fronterizo con Colombia debido a la presión de los ciudadanos porque “hay una necesidad latente en todo el país”. A la frontera “pueden trasladarse a buscar alimentos, buscar medicinas (...) a diferencia de aquí en Caracas y de toda Venezuela donde no hay nada por la corrupción”, subrayó.

El líder opositor, en el marco de una recorrida por barrios de Caracas junto al excandidato presidencial Henrique Capriles, acusó a Maduro de los “siete millones de venezolanos que están al borde de la muerte”, en alusión a esa cantidad de personas que según la ONU necesita asistencia humanitaria.

Enojo chavista

Ayer domingo el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, acusó a ACNUR de mentir sobre las cifras de emigración del país, que esa organización estima sobrepasó los 4 millones en los últimos 41 meses.

“Mienten e inflan cifras para pedir y recibir más recursos con destino incierto, en medio de una rebatiña parasitaria, a costa de la dignidad y los Derechos Humanos de los venezolanos”, sostuvo Arreaza en su cuenta de Twitter.

El canciller criticó que ACNUR exprese preocupación por los venezolanos desde el departamento colombiano de La Guajira, “territorio abatido por la pobreza extrema y abandonado por el Estado colombiano, donde han muerto miles de niños por desnutrición”.

Esta declaración se produce un día después de que la actriz estadounidense Angelina Jolie, enviada especial de ACNUR, destacara desde esa zona la respuesta humanitaria de Colombia para ayudar a los venezolanos que huyen de su país.

Canadá se retira

Ayer domingo, Venezuela consideró que la decisión de Canadá de suspender las operaciones diplomáticas en Caracas era una muestra de hostilidad y anunció que suspenderá sus servicios consulares en Vancouver, Toronto y Montreal.

A inicios de junio, Canadá dijo que la decisión de cesar temporalmente sus funciones en Venezuela obedeció a la imposibilidad de mantener de manera legal a su personal diplomático en el país debido a que no habían podido renovar el visado.

Canadá, que forma parte del Grupo de Lima, reconoce a Guaidó como presidente interino.

La salida de personal diplomático de Canadá siguió a una medida similar de Estados Unidos, que retiró a su gente en marzo alegando el deterioro de la situación política y de seguridad en Venezuela.

El gobierno de Venezuela exigirá visa a peruanos

Venezuela exigirá visa a los peruanos desde mediados de junio, en represalia a que Perú endureció los requisitos migratorios y expulsó a venezolanos con antecedentes criminales.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció las medidas el jueves durante la deportación de unos 52 venezolanos que entraron con información falsa y eran requeridos en su país por delitos de homicidios, robos, tenencia ilegal de armas y violación.

MÁS

Lo mataron en la cola para la nafta

Una persona murió al recibir un disparo en un incidente en una estación de servicio, mientras cientos de autos estaban en fila esperando para cargar combustible. Venezuela enfrenta una nueva oleada de escasez de gasolina, que afecta más a los estados fronterizos, donde el contrabando es común, en medio del derrumbe de la producción en las refinerías por el bajo bombeo de crudo.

El alcalde de Tabay, en el estado de Mérida, José Otalora, confirmó a Reuters el fallecimiento de Wilderman Paredes, así como que una persona resultó herida en un incidente ocurrido el sábado por la noche. Otalora atribuyó el hecho a una trifulca en la gasolinera.

El opositor y gobernador de Mérida, Ramón Guevara, dijo que no es el primer caso de violencia en las estaciones de servicio y pidió a las autoridades militares incrementar la seguridad.

Sobre el despacho de gasolina, el alcalde dijo que están buscando mejorar los tiempos de suministro y vender hasta un máximo de 40 litros por auto, si hay un alto inventario. “Cuando llega suficiente gasolina 40 litros por vehículos, a los camiones se les está colocando un poco más. Ayer se llegó a consenso de colocar 30 litros por vehículos, y al final para atender a los que quedaban en la cola se decidió en consenso 20 litros de gasolina por cada vehículo”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)