El caso Jamal Khashoggi

Más presión a Arabia por el periodista desaparecido

Trump sospecha que lo mataron sicarios incontrolados del “hampa”.

Khashoggi ingresando al consulado de Arabia Saudita el 2 de octubre. Foto: EFE
VEA EL VIDEO. Foto: EFE

Estados Unidos aumentó la presión sobre el régimen de Arabia Saudita por la desaparición del periodista Jamal Khashoggi del consulado saudí en Estambul, en tanto las autoridades turcas iniciaron ayer lunes el registro de esa sede diplomática. Según el presidente Donald Trump, el periodista pudo haber sido asesinado por el "hampa".

Ayer la cadena CNN informó que Arabia Saudita está preparando un reporte que admitiría que Khashoggi murió como resultado de un interrogatorio que salió mal. Una fuente de CNN dijo que el reporte concluirá probablemente que la operación fue realizada sin permiso y que los implicados deberán responder por su responsabilidad en los hechos.

En tanto, policías turcos, algunos de uniforme y otros de civil, llegaron en seis vehículos y entraron inmediatamente al edificio del consulado para hacer la revisión. Este operativo se produjo un día después de una entrevista telefónica entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el rey Salmán de Arabia Saudita.

El periodista, conocido por sus críticas hacia el régimen saudita, acudió al consultado el 2 de octubre para realizar los trámites para casarse con su novia turca, Hatice Cengiz. Desde entonces está desaparecido.

Erdogan pidió varias veces sin éxito a las autoridades sauditas que proporcionen imágenes de las cámaras para demostrar que Khashoggi salió efectivamente del consulado.

Erdogan: inversores no confían en su intervención. Foto: AFP
Recep Tayyip Erdogan. Foto: AFP

Khashoggi, muy crítico con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, vive en Estados Unidos desde 2017 donde colabora con The Washington Post.

Trump anunció ayer lunes en Twitter que habló con el rey Salmán, quien le dijo que "ignoraba" el paradero del periodista. "Acabo de hablar con el rey de Arabia Saudita quien niega tener ninguna información de lo que pueda haberle ocurrido al ciudadano saudita", indicó Trump. Ante la "negativa muy, muy fuerte" del rey Salmán, "me sonó como que tal vez esto debió ser obra de asesinos del hampa. ¿Quién sabe?", añadió Trump, quien mencionó la posibilidad de que los asesinos fueran "elementos incontrolables".

Luego abundó en esta tesis. "Me parece que quizás estos podrían haber sido asesinos por cuenta propia, quién sabe. Vamos a tratar de llegar al fondo (del asunto) muy pronto", señaló Trump ante los periodistas antes de partir rumbo a Florida.

Trump conversó la semana pasada con los "más altos niveles" en Arabia Saudí, mientras el vicepresidente, Mike Pence, y otros altos funcionarios de la Casa Blanca telefonearon al príncipe Mohamed bin Salmán.

Trump envió ayer al secretario de Estado, Mike Pompeo, a Arabia Saudita para hablar directamente con el rey. El sábado Trump había amenazado a su gran aliado saudí con un "castigo severo" si se confirmaba el asesinado del periodista.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. Foto: AFP.
Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU. Foto: AFP.

El consejero económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, aseguró que "si los sauditas están involucrados, si Khashoggi fue asesinado o herido o lo que sea, tendremos consecuencias negativas, él (Trump) actuará".

De acuerdo con The Washington Post, el Gobierno turco habría informado a Estados Unidos que disponía de grabaciones de video y audio que demostrarían que el periodista fue asesinado en el consulado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados