LA BATALLA ELECTORAL EN EE.UU.

El presidente pidió apoyo para Hillary

Reconoció debilidades que ella tiene, pero dijo que la campaña de Sanders se acerca al final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clinton se toma fotografías junto a seguidores de West Palm Beach. Foto: EFE.

En comentarios inusualmente francos, el presidente Barack Obama dijo en privado a un grupo de aportantes al Partido Demócrata que el senador Bernie Sanders se aproxima al punto en el cual su campaña contra Hillary Rodham Clinton llegará a su fin y el partido pronto deberá unirse para respaldarla.

Obama reconoció que Clinton es vista con debilidades como candidata y que algunos demócratas no la consideran auténtica.

Sin embargo, relativizó la importancia de la autenticidad, al señalar que el presidente George W. Bush en un tiempo fue elogiado por actuar de manera auténtica.

Obama efectuó los comentarios después que los periodistas se retiraron de un evento de recolección de fondos para el Comité Nacional Demócrata, en Austin, Texas. Los comentarios fueron descriptos por tres personas que estaban presentes, cuyas identidades se mantienen en reserva para describir el momento franco del presidente. Los comentarios fueron confirmados después por un funcionario de la Casa Blanca.

Obama eligió las palabras con cuidado y no hizo una exhortación explícita a Sanders para que se aparte de la carrera. De cualquier manera, las personas presentes dijeron que interpretaron los comentarios como una señal a Sanders de que perpetuar su campaña, que se encuentra ahora cuesta arriba, solo podía ayudar al Partido Republicano a reconquistar la Casa Blanca.

El mensaje de Obama se produjo en un punto crucial para Sanders, quien había sorprendido al derrotar a Clinton en las primarias de Michigan e intenta convencer a los demócratas de que su campaña no finalizó, pese a la formidable ventaja en la cuenta de delegados que tiene Clinton.

Obama reconoció las que han surgido como las quejas principales sobre Clinton entre los militantes demócratas, en el sentido de que ella no genera suficiente entusiasmo en su campaña y carece de la "autenticidad" de Sanders.

Los participantes describieron la urgencia que trasmitió el tono de Obama al sugerir que los demócratas deben unirse para impedir dejar una apertura a los republicanos, que puede ser explotada por Donald Trump que lidera la contienda hacia la candidatura presidencial de ese partido.

Obama hizo los comentarios cuatro noches antes de que Clinton triunfara, el martes, en cuatro de las cinco primarias realizadas ese día, y ampliara su ventaja en delegados.

Si bien puntualizó que no apoyaba a ninguno de los dos aspirantes a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata, y que los dos serían buenos presidentes, Obama elogió a Clinton, a quien describió como inteligente, dura y con experiencia, así como señaló que continuaría la labor de su gobierno. Sanders ha criticado en público a Obama por algunas políticas que aplica y llama a "una revolución política".

Sanders intenta dar seguridad a sus adherentes y al público de que sigue buscando la candidatura, pese a que la perspectiva no le resulta favorable. Algunos de los que lo apoyan se quejan porque el Comité Nacional Demócrata ha favorecido a Clinton en la batalla de las elecciones primarias.

Jeff Weaver, jefe de la campaña de Sanders, y el asesor principal Tad Devine, dijeron a los periodistas que creen que el senador por Vermont todavía puede descontar la ventaja de Clinton en el número de delegados. Agregaron que Sanders espera lograr muy buenos resultados en las próximas primarias de Arizona, Wisconsin, Idaho, Utah, Washington y Nueva York.

Dos líderes con amplia ventaja.

Después de varias elecciones primarias y asambleas del Partido Republicano Donald Trump suma 678 de los 2.472 delegados que necesita en la Convención para ser candidato, de acuerdo con las cifras que difundió el sitio Politico. El senador Ted Cruz tiene 413. En el Partido Demócrata, Hillary Clinton logró hasta ahora 1.614 de los 4.765 delegados necesarios y el senador Bernie Sanders 856.

INQUIETUD POR LA CONVENCIÓN.

Trump hace advertencia: disturbios.

Donald Trump advirtió que puede haber disturbios en la Convención Nacional Republicana si él llegara faltándole muy pocos delegados para la nominación, y el partido se moviera para elegir a otro candidato.

Realizó esos comentarios en una entrevista en el programa New Day, de la televisora CNN, poco después de que logró claros triunfos en las primarias de Florida, Illinois y Carolina del Norte, lo que le permitió sacar unos 200 delegados de diferencia a su rival más cercano, el senador Ted Cruz.

"Creo que ganaremos antes de llegar a la Convención, pero si no lo logramos y nos faltan solo 20 delegados o 100 delegados, estamos en 1.100 y otro suma entre 400 y 500, no creo que pueda decirse que no tendremos la candidatura de manera automática", indicó Trump. "Si eso no ocurriera, creo que tendríamos disturbios. Yo represento a muchos millones de personas".

Agregó que "si nos faltaran 100 votos en la Convención y a otro le faltaran 500, habría problemas como nunca de vieron. Creo que pasarían cosas malas. Yo no las voy a provocar, pero pueden ocurrir cosas malas". (Fuente: THE NEW YORK TIMES).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados