LA RED ODEBRECHT EN AMÉRICA LATINA

Presidente de Perú en la cuerda floja por asesorías a Odebrecht

La oposición, liderada por Keiko Fujimori, le exige la renuncia inmediata

Pedro Kuczynski, todavía no llega a la mitad de su gobierno que termina en julio de 2021. Foto: Reuters
Kuczynski, todavía no llega a la mitad de su gobierno que termina en julio de 2021. Foto: Reuters

El partido opositor que domina el Congreso unicameral de Perú pidió ayer jueves la renuncia inmediata del presidente Pedro Pablo Kuczynski, luego de que la empresa brasileña Odebrecht —investigada por pagos de sobornos en varios países de América Latina— confirmara que contrató asesorías de dos firmas ligadas al mandatario.

Odebrecht reconoció el miércoles que pagó casi 4,8 millones de dólares por asesoramiento a empresas vinculadas al presidente entre 2004 y 2013. Durante parte de ese período, Kuczynski fue ministro de Economía y también presidente del Consejo de Ministros del mandatario Alejandro Toledo (2001-2006), a quien Odebrecht asegura que pagó 20 millones de dólares a cambio de la concesión de una carretera.

La constructora brasileña admite que desembolsó 29 millones de dólares bajo esta modalidad en Perú entre 2005 y 2014.

Los pedidos formales de renuncia, e incluso de vacancia presidencial o de explicaciones dentro de las filas del gobierno, llegan cuando Kuczynski todavía no ha cumplido ni la mitad de su mandato de cinco años, que concluye en julio de 2021.

Kuczynski había negado previamente haber hecho cualquier tipo de consultoría para Odebrecht hasta que el sábado reconoció haber asesorado a través de First Capital a H2Olmos, empresa del grupo Odebrecht.

"Aquí no caben más explicaciones, aquí lo que el pueblo peruano exige es que el presidente renuncie y que se dé una transición constitucional para que el vicepresidente asuma la Presidencia del Perú", dijo el vocero del partido opositor Fuerza Popular, Daniel Salaverry.

La líder de Fuerza Popular es Keiko Fujimori, investigada a su vez por presunto lavado de activos y financiamiento irregular de sus campañas de 2006 y 2011.

Kuczynski, de 79 años, ha negado que haya recibido pagos indebidos en su vida profesional y anunció que se reunirá con la comisión del Congreso que investiga a Odebrecht el 22 de diciembre para explicar su relación con las consultoras.

"Hay muchos chismes, rumores, muchas luchas fratricidas; tenemos que unirnos contra los verdaderos obstáculos y esos obstáculos son bien conocidos", dijo Kuczynski ayer jueves sin mencionar el asunto de Odebrecht.

Odebrecht reportó al Congreso que pagó a la firma Westfield Capital 782.000 dólares entre 2004 y 2007, incluyendo 60.000 dólares en los años en que Kuczynski fue ministro de Economía del expresidente Toledo.

En su declaración de bienes presentada en enero de este año y publicada en la página web de la Presidencia, Kuczynski reportó que Westfield Capital es una empresa unipersonal de asesoría de banca de inversión. La última transacción de la firma de asesoría fue en 2007.

Odebrecht dijo que pagó otros 4,05 millones de dólares entre 2008 y 2013 a First Capital, en la que el mandatario trabajó como consultor para proyectos de infraestructura.

"Es el peor momento (para Kuczynski) dado que se está confirmando algo que venía como un rumor", dijo a Reuters la legisladora de Fuerza Popular y expresidenta del Congreso, Luz Salgado.

El partido de izquierda Frente Amplio, que apoyó a Kuczynski en las elecciones, anunció que presentará ante el parlamento un pedido de vacancia presidencial, una figura que el Congreso puede invocar por incapacidad moral o física del mandatario, entre otras causas. Si el Congreso discute y vota a favor de esta moción, debe asumir el vicepresidente.

Si bien la Fiscalía dijo que no puede investigar a un presidente en ejercicio porque lo impide la Constitución, señaló que tiene la lupa sobre las firmas citadas por Odebrecht y vinculadas al mandatario. "El presidente le debe una explicación al país. Vivimos un momento delicado", dijo el legislador oficialista, Guido Lombardi.

Correa: "en Ecuador no hay estado de derecho"

En Ecuador se está rompiendo la democracia y no hay Estado de derecho, dijo ayer jueves en Panamá el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, un día después de la condena de seis años de prisión impuesta al vicepresidente Jorge Glas por haber recibido 13,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht. Correa vincula la sentencia a presuntos planes del actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, para neutralizar a Glas. Tanto Moreno como Glas fueron vicepresidentes de Correa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)