CRISIS EN VENEZUELA

El presidente Maduro le saca jugo a la amenaza de Estados Unidos

La “opción militar” de Trump le dio al régimen chavista argumentos para su teoría de la conspiración, dice analista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pintada contra EEUU en la capital venezolana. Foto: Reuters

El anuncio de Donald Trump sobre la posibilidad de una intervención militar en Venezuela le vino como anillo al dedo a Nicolás Maduro, quien se viene escudando en una supuesta amenaza de Estados Unidos para justificarse.

La clave de la retórica populista usada por el régimen chavista es una batería de constantes advertencias de que el "imperio" está planeando una invasión para apoderarse del crudo venezolano.

La supuesta amenaza de una incursión militar estadounidense había sido rechazada y calificada como una mentira por la oposición hasta el viernes, cuando Trump dijo que no estaba descartada una opción militar en Venezuela como respuesta a la crisis política en el país.

Seguidores y aliados de Maduro, que con regularidad acusan a los líderes de la oposición de servir como "lacayos" de Washington, no perdieron tiempo en atacar.

"¡Métase en sus asuntos, solucione sus problemas, señor Trump!", dijo Nicolás Maduro (h), en la última sesión de la Asamblea Nacional Constituyente, que integra como constituyente electo en las elecciones del 30 de julio denunciadas por fraudulentas.

También la oposición salió a criticar a Trump por su advertencia de una intervención militar. La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado ayer domingo, en el que no nombró directamente a Trump, pero que rechazó la "intervención cubana y la amenaza militar de cualquier potencia extranjera". La MUD acusó a Maduro de "convertir al país en una amenaza regional" y promover una "intervención cubana", refiriéndose a las estrechas relaciones entre Caracas y La Habana desde el ascenso del chavismo al poder en 1999.

"Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba, no solo afectando nuestra soberanía e independencia, sino también constituyendo una de las principales causas de la violencia" en el país, aseguró la coalición opositora, que ha llamado a protestas que han dejado unos 125 muertos en poco más de cuatro meses.

El comunicado de la MUD responsabiliza a Maduro por "aislar" a Venezuela "del resto del mundo, especialmente de países hermanos y vecinos que han sido nuestros aliados históricos".

"La dictadura de Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria sin precedentes. Ahora se suma a la crisis la amenaza del uso de la fuerza por parte de una potencia extranjera", dijo la MUD.

Un regalo.

"Maduro no podría haber pedido un regalo mayor a Trump; más bien le proporcionó argumentos para su teoría de la conspiración hasta ahora inverosímil", dijo el sociólogo David Smilde.

Smilde agregó que la amenaza de Trump de una incursión militar en Venezuela puso a la oposición de "espaldas", después de que un grupo de gobiernos latinoamericanos se unieran la semana pasada para cuestionar a Maduro por impulsar las elecciones de la Asamblea Constituyente.

"Ha amenazado con desvanecerse el consenso regional emergente respecto a Venezuela, y hoy, los países que el martes firmaron una fuerte declaración criticando la dirección autoritaria de Maduro, están gastando su tiempo criticando las declaraciones de Trump", dijo Smilde.

En tanto, el régimen chavista busca aprovechar al máximo este "regalo" de Trump, y ayer domingo llamó a sus simpatizantes a participar en una movilización "antimperialista" hoy lunes en Caracas. El ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, informó en Twitter que la "Marcha Antiimperialista en rechazo a la amenaza militar contra Venezuela" partirá desde el oeste de la capital y se dirigirá hacia el Palacio presidencial de Miraflores.

La crisis venezolana será uno de los tema que tratará el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en su gira por América Latina que inició ayer.

Ya cayeron 18 de los alzados en el cuartel

Un total de 18 personas, entre militares y civiles, han sido arrestadas por su presunta vinculación con el asalto a un cuartel el pasado 6 de agosto. Otras 23 personas son buscadas por las autoridades, que solicitaron a la Interpol nueve órdenes de captura internacional. El ataque contra Fuerte Paramacay, en el estado Carabobo, fue calificado por el régimen de Nicolás Maduro de "acto terrorista". El líder del ataque fue el capitán Juan Caguaripano, arrestado el viernes en Caracas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)