ESTADOS UNIDOS

El presidente Joe Biden y la vice Kamala Harris crean sólida sociedad de gobierno

Los asesores dicen que Biden y Harris están, por ahora, enfocados en la pandemia mientras trabajan en nuevas medidas para ayudar a estimular la economía.

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris. Foto: AFP.
El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris. Foto: AFP.

En sus primeros días en la Casa Blanca, el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris están creando una sociedad que recuerda el período del propio Biden como el número 2 del expresidente Barack Obama.

La mayoría de los días comienza con una sesión informativa en la Casa Blanca a cargo del asesor de seguridad nacional. En casi todos los eventos públicos de Biden, Harris ocupa un lugar destacado cerca. A puerta cerrada, se les informa juntos sobre la pandemia del coronavirus y otros problemas.

“Nadie sabe mejor que el presidente Biden lo importante y valioso que es tener un vicepresidente que pueda servir como un asesor completo”, afirmó Jay Carney, exdirector de comunicaciones de Biden y luego secretario de prensa de Obama.

Harris, de 56 años, es vista como una contendiente obvia para la nominación presidencial del Partido Demócrata en 2024 en caso de que Biden, de 78 años, decida no postularse a la reelección. Harris no se ha referido públicamente a tal especulación.

¿Influencia?

Como ocurre con todos los vicepresidentes, la pregunta es si la proximidad de Harris se traduce en influencia y si la luna de miel puede durar.

Los presidentes George W. Bush y Donald Trump disfrutaron de estrechas alianzas con sus vicepresidentes, Dick Cheney y Mike Pence, antes de que las relaciones se deterioraran cuando terminaron sus mandatos.

Obama y Biden, que inicialmente no eran muy cercanos, se enorgullecieron de lo que se convirtió en una relación de confianza y lazos estrechos.

Los asesores dicen que Biden y Harris están, por ahora, enfocados en la pandemia, luchando por controlarla al hacer que más personas se vacunen mientras trabajan en nuevas medidas para ayudar a estimular la economía.

Harris recibió el martes su segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, y llevó cámaras para grabar el pinchazo en el brazo como una forma de comunicar a los estadounidenses que la vacuna es segura.

Harris, exfiscal general de California, también está utilizando sus contactos con gobernadores estatales y alcaldes de la ciudad para ayudar a acelerar la distribución de vacunas.

La exsenadora de Estados Unidos por California, quien como vicepresidenta tiene el voto de desempate en el Senado, usaría su influencia en el Capitolio para apoyar el avance de la agenda de Biden.

Los asesores esperan que Harris también ayude a Biden a impulsar otras prioridades, incluida una respuesta gubernamental más firme a la debilidad económica, las disparidades raciales y el cambio climático.

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos. Foto: AFP
Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos. Foto: AFP

Escucha.

Joel K. Goldstein, académico en la Facultad de Derecho de la Universidad de Saint Louis, afirmó que ahora que Harris está en el cargo, parece estar siguiendo un modelo desarrollado por Walter Mondale, vicepresidente de Jimmy Carter, como solucionador de problemas.

“Al principio tiene sentido estar en las reuniones. Ella está escuchando lo que está escuchando el presidente, está desarrollando la relación con el presidente, que es la relación más importante en su vida política”, dijo Goldstein.

Obama encargó a Biden que supervisara el paquete de estímulo aprobado en respuesta a la crisis financiera de 2007-2009 y lo convirtió en el hombre clave en Europa del Este y América Central, dos áreas que siguen siendo importantes hoy debido a la amenaza que representa Rusia y la crisis migratoria.

Muchos de los asesores de Biden inicialmente desconfiaban de Harris y eligieron un equipo para administrar los asuntos de la compañera de fórmula aun antes de que fuera elegida formalmente, incluida a la jefa de personal, Karine Jean-Pierre.

Harris optó por apoyarse en otros asesores y después de la investidura no retuvo a Jean-Pierre, quien ahora es subsecretaria de prensa principal de la Casa Blanca.

Harris ha llamado más la atención que la mayoría de sus predecesores. Es la primera vicepresidenta, la mujer de más alto rango elegida en la historia de Estados Unidos y la primera vicepresidenta negra y asiático-estadounidense.

Yellen y el presidente exhortan a legisladores a aprobar el estímulo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, reiteraron que las autoridades y legisladores deben actuar ahora y adoptar rápidamente un plan de estímulo por 1,9 billones de dólares propuesto por el gobierno para rescatar la economía.

“Aprendimos de crisis anteriores que el riesgo no es hacer demasiado, sino no hacer lo suficiente. Y ahora es el momento de actuar”, dijo Biden al término de un encuentro con Yellen.

“Debemos actuar ahora y los beneficios de una acción fuerte inmediata serán ampliamente superiores a los costos en el largo plazo”, dijo a su vez, Yellen. “El costo de la inacción será mucho más alto que el costo de actuar, de una acción fuerte”, añadió.

Algunos republicanos del Congreso, que debe aprobar el proyecto para que los fondos comiencen a ser entregados, se oponen al monto propuesto por el mandatario.

Janet Yellen. Foto: Reuters
Janet Yellen. Foto: Reuters

Jill Biden ayudará a reunificar familias

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, participará en los esfuerzos del gobierno de su esposo para reunir a las familias de migrantes separadas por la administración de Donald Trump, anunció la Casa Blanca.

De acuerdo a una de sus promesas de campaña, el presidente Joe Biden, planea anunciar el martes “el lanzamiento de un grupo de trabajo para reunificar familias y niños” migrantes, anunció su vocera, Jen Psaki.

“Su esposa, la doctora Biden, estará personalmente comprometida y dedicada” en este equipo reunido bajo el liderazgo de Alejandro Mayorkas, quien debe ser confirmado como secretario de Seguridad Interior mañana por el Senado, añadió.

Jill Biden, de 69 años, posee un doctorado en Ciencias de la Educación y tiene previsto continuar dando clases en una universidad cerca de Washington, a pesar de la llegada de su marido a la Casa Blanca.

En diciembre, la futura primera dama visitó un campo de migrantes en México, cerca de la frontera con Texas. “Somos una nación acogedora, pero ese no es el mensaje que enviamos”, lamentó entonces.

Su tono contrasta con el de Melania Trump, esposa del anterior presidente, quien visitó a los niños migrantes en 2018 con una chaqueta adornada con un estampado en el que podía leerse: “I really don’t care, do u?” (No me importa nada, ¿y a ti?).

Aquel año, el gobierno de Trump decretó una política de “tolerancia cero” en la frontera con México, que implicó la separación de cientos de familias.

Los dramas vividos por los niños levantaron un clamor hasta en las filas del Partido Republicano y el presidente ordenó ponerle fin en junio, al tiempo que un juez ordenaba la reunificación de las familias divididas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados