TRAGEDIA

La pregunta que todos se hacen: qué causó el derrumbe en Miami

A medida que avanza la búsqueda entre los escombros, los funcionarios y los periodistas intentan reconstruir qué salió mal.

Joven coloca flores en un mural por las víctimas del edificio derrumbado en Miami. Foto: AFP
Joven coloca flores en un mural por las víctimas del edificio derrumbado en Miami. Foto: AFP

La torre de condominios de 12 pisos que se derrumbó al norte de Miami Beach la semana pasada puede resultar el accidente de construcción más mortal en la historia de Estados Unidos. Hasta ayer martes, 12 residentes han muerto y 149 estaban desaparecidos.

A medida que avanza la búsqueda entre los escombros, los funcionarios y los periodistas intentan reconstruir qué salió mal. Es una cuestión de interés público, pero también es una preocupación urgente para los vecinos de los rascacielos a lo largo del sur de Florida, donde cada grieta en el muro ha adquirido un significado nuevo y ominoso.

¿Por qué se derrumbó Champlain Towers South? ¿Y quién podría compartir la culpa? Incluso una investigación completa puede no dar una respuesta, pero los eventos de los últimos años ofrecen algunas pistas. A continuación se muestran algunas posibilidades.

La losa de la piscina: en 2018, un informe de inspección preparado por el ingeniero Frank Morabito señaló un “error mayor” en el diseño del edificio: la losa entre la piscina y el estacionamiento era plana, no inclinada, lo que hacía que el agua se acumulara y corroyera el concreto debajo. “La impermeabilización fallida está causando daños estructurales importantes (...) si no se reemplaza la impermeabilización en un futuro próximo, la extensión del deterioro del hormigón se expandirá exponencialmente”.

Según el Miami Herald, un contratista de piscinas que inspeccionó el edificio días antes del colapso fotografió concreto gravemente degradado en la sala de equipos de la piscina y un charco profundo de agua estancada en un lugar de estacionamiento debajo de la piscina.

Daños por lluvia, agua del océano y aire salado: el informe de Morabito también documentó daños sustanciales al concreto sobre el suelo, como balcones. Algunos concretos interactúan bien con el agua, pero el hormigón armado se enhebra con barras de refuerzo. Esta red de acero interna le da al hormigón nuevos poderes estructurales, pero esos poderes desaparecen cuando la barra de refuerzo se moja, se oxida y se debilita. (El acero corroído oculto dentro del concreto también fue un problema con el Puente Morandi, que colapsó en Génova, Italia, en 2018).

Pero el aire salado y el agua salada son características comunes de todas las costas estadounidenses, y no hay una razón aparente por la que Champlain Towers South las hubiera resistido peor que cualquier otro edificio.

Problemas subterráneos: Otra sugerencia es que el agua fue la causa del colapso de una manera un poco menos directa, al afectar la integridad de la tierra debajo del edificio.

USA Today rastreó una investigación, publicada originalmente por el investigador italiano Simone Fiaschi, que demostró que el edificio se estaba hundiendo en el suelo ya en la década de 1990, aunque a un ritmo lento de 2 milímetros por año. Los sumideros también son comunes en el sur de Florida, aunque son raros en la isla barrera.

Donna DiMaggio Berger, una abogada que representa a la asociación de condominios Champlain, le dijo al Washington Post que un “problema estructural subterráneo” probablemente causó el colapso.

Rescatistas trabajando en Miami. Foto: AFP
Rescatistas trabajando en Miami. Foto: AFP

¿Frank Morabito comprendió y transmitió con precisión la magnitud del daño en Champlain Towers South? Aunque su informe de octubre de 2018 advirtió a la junta que se ocupara de los “daños estructurales importantes” en el “futuro cercano”, no sugirió que el edificio pudiera estar en riesgo de colapso. Berger, el abogado del condominio, sugirió al New York Times que el hecho de que la junta del condominio no abordara la plataforma de la piscina antes de mediados de 2021 se puede leer como una respuesta a esa evaluación. “Todo lo que pueden hacer las juntas es confiar en el consejo de los asesores profesionales que contrataron”, dijo.

El sábado, Morabito emitió un comunicado en el que decía: “Entre otras cosas, nuestro informe detallaba grietas y roturas importantes en el hormigón, que requerían reparaciones para garantizar la seguridad de los residentes y del público”.

En la medida en que las inundaciones en el garaje o el movimiento del suelo subterráneo esté relacionado con las mareas, las fuertes lluvias o el aumento del nivel freático, posiblemente se relacionaría el daño estructural con el cambio climático. Esa fue la opinión de Eliana Salzhauer, la comisionada de Surfside, quien tuvo un mensaje sombrío para la ciudad el jueves: “Creo que todo esto está relacionado con el aumento del nivel del mar y nuestro desarrollo excesivo. Y la Madre Tierra regresa, y el océano regresa y se lo lleva”.

El presidente irá el jueves

El presidente Joe Biden visitará el sitio del derrumbe del edificio. El presidente recorrerá el lugar el jueves con la primera dama, Jill Biden. “Quieren agradecer a los heroicos socorristas, a los equipos de búsqueda y rescate y a todos los que han estado trabajando incansablemente las 24 horas del día”, dijo su secretaria de prensa, Jen Psaki.

El presidente y su esposa también desean “reunirse con las familias que se han visto obligadas a soportar esta terrible tragedia”, agregó.

Fiscalía llevará el caso a un gran jurado
Rescatistas trabajan sin cesar entre los escombros del edificio de Miami buscando señales de sobrevivientes. Foto: AFP

La Fiscalía del condado Miami-Dade confirmó ayer martes que planea solicitar a un gran jurado su intervención en el caso del derrumbe del edificio que hasta el momento ha dejado 12 muertos y 149 desaparecidos, por tratarse de “un asunto de extrema importancia pública”.

“Planeo solicitar que nuestro Gran Jurado analice las medidas que podemos tomar para proteger a nuestros residentes sin poner en peligro ninguna seguridad científica, pública o potencial investigaciones criminales”, dijo en un comunicado enviado a EFE la fiscal estatal Katherine Fernández-Rundle.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, apoyó el anuncio de la fiscal general del condado Miami-Dade.

Según la fiscal Fernández-Rundle, su oficina tiene una “larga tradición en presentar no solo casos penales a un gran jurado” y ha servido a la comunidad durante años para evaluar asuntos relativos a la salud y la seguridad pública.

La fiscal estatal cita como ejemplo el informe que emitió a raíz del paso del devastador huracán Andrew en 1992 por Miami, un informe que según sus palabras “ayudó a realizar mejores códigos de construcción”.

Frustración y rabia entre los familiares

El número de víctimas por el derrumbe el edificio en Surfside (Miami-Dade) se elevó ayer martes a 12, mientras la cifra de desaparecidos bajó a 149.

Según dijo el alcalde de Surfside, Charles Burkett, ha sentido “frustración” y “rabia” entre los familiares que esperan que se produzca el milagro de hallar con vida a los suyos por los escasos resultados de la búsqueda.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en una comparecencia ante la prensa junto a los responsables de la operación de búsqueda y rescate, se esforzaron en destacar que los rescatistas están haciendo todo lo que está en sus manos. “Rompiéndose la espalda” en palabras del gobernador, para encontrar víctimas entre los escombros.

Levine dijo hay 210 personas trabajando en el lugar del desastre que serán relevadas al cabo de su turno de 12 horas por otros tantos rescatistas. En total, hay más de 800 personas asignadas a la operación, con distintos cometidos.

“Son suficientes y tenemos a los mejores del mundo”, había dicho por la mañana Levine Cava, quien agradeció el anuncio del presidente Joe Biden de que piensa visitar el lugar del derrumbe el jueves.

Ese mismo día pero de la semana pasada, a la 1.30 de la madrugada 55 apartamentos de los 136 que tenía el edificio Champlain Towers South, que tiene 40 años de antigüedad, se vinieron abajo por causas aún no determinadas pero sujetas ya a investigación.

Por diversas fuentes y documentos se sabe que por lo menos desde 2018 había información de que el edificio tenía problemas estructurales. En abril de 2021 la presidenta de la comunidad del edificio informó que el deterioro del hormigón armado ya detectado por una firma de ingenieros hace tres años estaba avanzando de manera significativa.

La alcaldesa de Miami-Dade indicó que la Fiscalía del sur de Florida busca que un gran jurado investigue la tragedia y dio su apoyo a la iniciativa. Esas informaciones, más los escasos resultados de la búsqueda de víctimas, alimentan la frustración de los familiares de los desaparecidos, que hasta este lunes eran 150.

Entre los desaparecidos hay de Israel, Cuba, Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados