OBAMA EN CUBA

"Pregunta molesta para un dictador"

El tono desafiante de Raúl Castro indignó a disidentes y se publicó lista con 47 prisioneros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los mandatarios dialogan junto a las traductoras. Foto: Reuters.

Luego de las disertaciones de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro hubo preguntas de los periodistas. "¿Por qué tiene prisioneros políticos?", interrogó el reportero de la CNN Jim Acosta. La respuesta del mandatario cubano sorprendió: "Dime el nombre, dame la lista y si existen... antes de que llegue la noche estarán sueltos". Esto desató una fuerte reacción de grupos disidentes.

Por ejemplo, de la Fundación Nacional Cubano Americana, que divulgó una lista de 47 casos "verificados" de prisioneros políticos. La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que nuclea a varios grupos opositores , publicó una lista de 22. El secretario ejecutivo de esta organización, José Daniel Ferrer, —uno de los disidentes que hoy se reunirá con Obama— desafió a Castro: "Lo retamos a que demuestre que no lo son, como también le reto a que justifique los cientos de detenciones arbitrarias y muchas violentas contra Damas de Blanco y otros pacificos defensores de los derechos humanos".

Para Ferrer, "era de esperar" una salida de ese tipo del mandatario cubano. "Es una pregunta molesta para cualquier dictador acostumbrado a preguntas fáciles de una prensa obediente", dijo a El País.

Si bien Obama no se pronunció de manera explícita sobre el tema en ese momento, minutos después de la conferencia de prensa el Gobierno estadounidense recordó: "Claramente aún hay personas detenidas por razones políticas".

A través de declaraciones del el portavoz del Departamento de Estado John Kirby agregó que eso "sigue preocupando" a EE.UU., aunque manifestó que "no sabe" si tiene una "lista exhaustiva" con los prisioneros.

El líder de Unpacu —declarado además prisionero de conciencia por la organización Amnistía Internacional— ha denunciado que previo a la visita de Obama a Cuba ha recrudecido las detenciones de disidentes al gobierno.

A su vez, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, el único grupo que recuenta los incidentes represivos en la isla, en los dos primeros meses de 2016 se han realizado 2.555 arrestos políticos. La gran parte de estas detenciones solo duran algunas horas, según la agencia EFE.

Visita ¿positiva?

La llegada del presidente estadounidense durante tres días, cree Ferrer, puede tener alguna repercusión política a largo plazo. "Esperamos que ayude. El régimen, por su naturaleza misma, va a continuar reprimiendo. En la medida en que crezca y se consolide el activismo prodemocrático será mayor la represión. Y cuanto mayor sea la represión mayor será la resistencia. Ya no hay quién pare la lucha por la libertad en Cuba".

Ferrer comentó que la mayoría de los cubanos sienten "simpatía" con Obama. "Hay una alta expectativa con esta visita", dijo.

Frank Calzon, director ejecutivo del Centro por una Cuba Libre con sede en Washington, cree que los derechos humanos en Cuba "no son una prioridad para el presidente Obama".

"Lo acompañan hombres de negocios interesados en hacerse socios de la familia Castro", puntualizó Calzon.

Para ampliar las libertades, cree el líder de esta organización, "se necesita que las democracias alrededor del mundo condicionen todo lo que quiera Raúl Castro".

En este sentido, Calzon piensa que Estados Unidos debería exigir —a cambio de brindar comercio, préstamos, visitas de Estado— que Cuba cese las hostilidades contra ciudadanos que piden libertad en las calles, que los trabajadores puedan organizar sindicatos libres y que todos, sin excepción, puedan salir de Cuba cuando quieran.

Por último, Calzon instó a la ayuda internacional. "¿Dónde está la solidaridad masiva que las víctimas de la dictadura castrista deberían tener de los hermanos latinoamericanos?", reclamó el dirigente.

Obama y una cena particular

Una crónica del diario 14 y medio, fundado por la bloguera Yoani Sánchez, cuenta que la visita del presidente estadounidense a La Habana, "ha paralizado" a la ciudad.

El tráfico está cortado en las principales avenidas de la capital, visitada por decenas de periodistas y camarógrafos que viajaron a registrar el histórico encuentro. Cuando se produce alguna aglomeración en algún punto, los cubanos especulan que podría ser Obama.

En las calles, los cubanos no hablan de otra cosa que de la visita. Incluso, ha generado muchas críticas populares que Obama sostuviera su paraguas para protegerse de la lluvia, mientras que hubo funcionarios cubanos que pedían ayuda a asesores para que aguantaran los suyos.

El domingo a la noche visitó una antigua casona habanera que fue transformada en un lujoso "paladar", un nombre que los cubanos le asginan a los restaurantes de gestión particular. El mandatario asistió al lugar para disfrutar de una comida típica local. El lugar data de 1940 y está repleto de artículos de decoración que sin dudas marcan su estilo: amistoso, abundante, autóctono, duradero y bien cubano.

Quien está a cargo de los exquisitos platos que se sirven, de acuerdo a la fama que tiene en la isla y a los comensales que esperan días para conseguir mesa, es Carlos Cristóbal Márquez Valdés, según el sitio Caribbean News Digital.

En diálogo con Radio Ciudad, el chef contó los detalles de la visita: "Fue una sorpresa para nosotros, nos quedamos mudos. No lo esperábamos. Nos enteramos minutos antes de su arribo, cuando llegó la seguridad, que se encargó de supervisar los alimentos. Obama comió solomillo y su familia pescado y cerdo. Su esposa Michelle tomó vino. Estaban junto a la suegra y toda la comitiva. Estuvo como dos horas y pagó la cuenta".

Anuncian un acuerdo de Google para ampliar acceso a Internet

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará en esta histórica visita a Cuba un acuerdo de la empresa californiana Google para ampliar el acceso a Internet en la isla con más conexiones de wifi y banda ancha para todos los ciudadanos.

"Una de las cosas que voy a anunciar es que Google ha alcanzado un acuerdo para empezar a establecer más acceso wifi y de banda ancha, un acceso necesario para que Cuba entre en el siglo XXI económicamente", adelantó Obama en una entrevista grabada el domingo pasado en La Habana y que fue emitida ayer por la cadena ABC News.

El presidente de EE.UU. considera que un mayor acceso a Internet proporciona al pueblo cubano "más información y le permite tener más voz".

"Ya hemos suavizado administrativamente algunos aspectos del embargo para que puedan empezar a venir (a la isla) no solo los servicios financieros y de turismo, sino también las compañías informáticas", recordó el mandatario. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados