CORONAVIRUS

Portugal: uso obligatorio de tapabocas en los espacios públicos abiertos por tres meses

En tres municipios de la región Norte se estableció el "deber de permanencia" en sus domicilios, salvo para ir a trabajar o al colegio, y siempre que sea posible tendrán que teletrabajar.

Dos mujeres con mascarillas sentadas en Ribeira, en el centro de Oporto. Foto: AFP
Dos mujeres con mascarillas sentadas en Ribeira, en el centro de Oporto. Foto: AFP

Portugal tiene por delante días "complicados y con elevada presión" sobre la sanidad pública, ha advertido hoy la ministra portuguesa de Sanidad, Marta Temido, en el día en que las autoridades lusas registran el peor dato de fallecidos por coronavirus en seis meses.

En una rueda de prensa al final de la jornada para comentar los últimos datos disponibles, que dan cuenta de 2.899 infecciones confirmadas en un solo día y 31 muertes - el peor dato desde abril-, Temido garantizó que la sanidad pública tiene capacidad de respuesta.

"Los hospitales del SNS (Sistema Nacional de Salud) tienen una capacidad total de 21.000 camas. Quiero subrayar que el número de camas disponibles para ingreso es dinámico y relativamente flexible", apuntó.

En este sentido, indicó que en el norte de Portugal hay una "presión especial", y que por ello se está levantando un hospital de campaña en el distrito de Oporto para responder a la situación.

Precisamente, tres municipios de la región Norte - Felgueiras, Lousada y Paços de Ferreira-, donde residen un total de 113.000 personas, cuentan desde hoy con nuevas limitaciones que se asemejan al confinamiento por el elevado número de contagios detectados en estas zonas.

Entre las medidas figura el "deber de permanencia" en sus domicilios, salvo para ir a trabajar o al colegio, y siempre que sea posible tendrán que teletrabajar.

Además, todos los establecimientos cierran a las 22.00 y están suspendidas visitas a residencias de ancianos y el funcionamiento de centros de día de mayores, además de ferias y mercados.

El agravamiento de la situación en Portugal ha llevado además al Parlamento a aprobar hoy el uso obligatorio de la mascarilla en los espacios públicos abiertos, al menos durante los próximos tres meses.

En el país sigue vigente el estado de calamidad, que prohíbe reuniones de más de 5 personas en calles o restaurantes y restringe los horarios comerciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error