NUEVO TIEMPO PARA LA UE

Populismo y tensión con EE.UU. hacen más inestable a Europa

Crisis políticas en España e Italia, Brexit en Gran Bretaña y alianzas frágiles en Alemania.

PEdro Sánchez saluda a Mariano Rajoy antes de asumir como presidente. Foto: AFP.
Pedro Sánchez saluda a Mariano Rajoy antes de asumir como presidente. Foto: AFP.

De Roma a Madrid, la inestabilidad avanza en la Unión Europea (UE), enfrentada a los populistas y atravesando tensiones con Estados Unidos, su aliado histórico, que paradójicamente podría hacer que el Viejo Continente recupere la unidad, según expertos.

La UE "me recuerda a alguien que está al borde del precipicio, e incluso un poquito más allá. Los dedos del pie ya están en el vacío", dijo esta semana en Berlín el exministro de Relaciones Exteriores alemán, Joschka Fischer.

La UE de los tratados, de la integración, está zarandeada, ya sea por las crisis políticas que derrumban o fragilizan gobiernos —como el caso de España— o por los electores que llevan al poder a dirigentes antisistema, como en Italia.

Sin olvidar los mercados financieros que miran febrilmente cada evolución y sus potenciales consecuencias financieras, en particular en Italia, país fundador del euro y muy endeudado.

En España, el gobierno conservador de Mariano Rajoy cayó el viernes. En Gran Bretaña, el gobierno de Theresa May que gestiona el Brexit, se mantiene sólo gracias a una alianza, al igual que el de la canciller alemana Angela Merkel, aunque en menor medida.

En varios países, los electores llevan al poder a gobiernos populistas, antisistema, o que denuncian el liberalismo político, económico, migratorio, que marcaron el rumbo de la construcción europea de las últimas décadas.

Familia disfuncional.

"Italia sufre una crisis de nervios, España está lastrada por sus problemas internos, Polonia protesta con fuerza, Gran Bretaña se va, y Alemania está recostada en el sofá. Es una familia disfuncional", ironizó esta semana en The Guardian el historiador británico Timothy Garton Ash.

"La UE está frente a una crisis histórica de su construcción", estimó por su parte Emmanuelle Reungoat, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Montpellier, en el sur de Francia.

La crisis griega llevó al borde del abismo a la zona euro, pero hoy el problema es más político, con élites desestabilizadas por el creciente descontento de la población, y que parecen sedadas, poco prontas para actuar.

"En este paisaje muy degradado, el motor franco-alemán no se encendió", estimó Sébastien Maillard del Instituto Jacques Delors.

"No hay dinámica, ningún aliento, no hay complicidad" entre un Emmanuel Macron que dice tener grandes ambiciones y Angela Merkel que comienza su cuarto mandato sentada sobre una mayoría de coalición y reticente a lanzarse en mayor integración europea si ello implica a las finanzas alemanas.

"Merkel está debilitada, Macron está sólo" moviéndose para sacar adelante su proyecto, observa Pascale Joannin, directora general de la Fundación Robert Schuman.

Y la llegada al poder en Roma de una coalición entre un partido de extrema derecha y otro antisistema amenaza con complicar aún más la agenda europea, privando a Macron de un aliado en los cónclaves comunitarios.

¿Trump y la UE?.

"Italia es quizás el último clavo en el féretro de las reformas de Macron", según John Springford, del londinense Centre for European Reform.

Para Maillard la coalición italiana, tironeada por sus propias divisiones, no amenaza tanto con bloquear la política europea, "no son las mesas dadas vuelta" sino más bien "las sillas vacías" en las reuniones europeas, lo que imposibilitaría la toma de decisiones.

Pero paradójicamente un avatar de esta misma puja populista podría permitir a la UE reanudar con sus convicciones.

El presidente estadounidense Donald Trump, al romper todos los códigos en vigor, al declarar la guerra comercial a la UE, podría darle un empujón.

"Trump logrará quizás hacer lo que nadie logró hasta ahora: unir a los europeos. Merkel se posicionó" para denunciar los aranceles impuestos por Estados Unidos, subraya Joannin.

"Obliga a tener una posición común, podría funcionar si el tándem franco-alemán anda bien", estima Maillard.

Pero incluso si los gobiernos logran movilizarse nuevamente frente a Trump, no habrán resuelto el problema de fondo, resume Reungoat: "la inadaptación creciente entre la demanda de los ciudadanos y la oferta política".

Al respecto, las próximas elecciones europeas de 2019 serán importantes. "Sentimos que se dibujan dos Europas, la de Macron y la de (Viktor) Orban", el dirigente húngaro que resume en él aquellas corrientes política opuestas a la construcción europea tal como se construyó hasta ahora, dice Reungoat.

Sánchez define y presenta al gobierno el jueves

Pedro Sánchez, presidente del gobierno español. Foto: AFP.
Pedro Sánchez, presidente del gobierno español. Foto: AFP.

La forma inesperada en la que Mariano Rajoy ha sido desalojado del poder, por medio de una moción de censura, ha tenido su reflejo hasta en el acto breve de toma de posesión del séptimo presidente de la democracia, Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Con sobriedad y formas de máximo respeto democrático, el jefe de gobierno hasta hace unas horas, Mariano Rajoy, ha asistido a la ceremonia junto a los representantes de los poderes del Estado. Ana Pastor, presidenta del Congreso; Pío García Escudero, presidente del Senado y Rafael Catalá, ministro de Justicia en funciones, que ha actuado como Notario Mayor del Reino, han seguido escrupulosamente el protocolo, aunque la contención de sus gestos no ha podido tapar la tensión y cierta consternación al ser garantes y testigos del fin de etapa de Rajoy, con quien están fuertemente vinculados.

Ciudadanos, el partido surgido en Cataluña que lidera Albert Rivera, mantiene que la legislatura está "liquidada"

Después del acto, Pedro Sánchez se ha dirigido al Palacio de La Moncloa para una primera visita a la que será su casa y lugar de trabajo para un tiempo por determinar, aunque el máximo será junio de 2020, cuando concluya la legislatura

Sánchez ha prometido cumplir y hacer cumplir la Constitución, ante el Rey Felipe VI y en presencia de Mariano Rajoy. Después del acto ha posado para una fotografía, primero con el Rey —él sí ha esbozado una tenue sonrisa—, y después con los representantes de los poderes del Estado. Ha sido Sánchez quien se ha dirigido a Mariano Rajoy para estrecharle la mano y, después ha saludado con dos besos a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Rajoy y su equipo han tenido que asumir en horas su salida del gobierno, al contrario de lo que ocurre cuando se produce un relevo tras unas elecciones.

Sánchez gobierna con los ministros en funciones del gabinete de Rajoy, que tuvo en 2011 un mes para el traspaso de poderes con el presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. Entre el miércoles y el jueves pretende presentar al nuevo Gobierno. FUENTE: EL PAÍS DE MADRID

Un Frente común ante Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters.
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters.

Los europeos lanzaron el viernes en la OMC su primera contraofensiva contra los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio y advirtieron a Donald Trump sobre el peligro de su proteccionismo para la economía mundial durante una reunión ministerial del G7 en Canadá.

De su lado Trump desafió aún más a sus socios comerciales al sugerir sustituir el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá por acuerdo bilaterales con esos dos países. "No me importaría ver el TLCAN, que tendría un nombre diferente, como un acuerdo por separado con Canadá y otro con México", declaró Trump a periodistas en la Casa Blanca.

"Estamos hablando de dos países muy diferentes", añadió sobre ese tratado trilateral vigente desde 1994 y que viene siendo renegociado desde hace nueve meses por presión suya.

Francia alzó enérgicamente su voz contra los aranceles que Estados Unidos aplica desde este viernes al acero y al aluminio proveniente de la Unión Europea y dijo que ese proteccionismo puede desatar "una desestabilización del planeta"

"Las reunión de finanzas del G7 es más la de un G6 + 1 con Estados Unidos solo contra todos", dijo el ministro francés de Economía Bruno Le Maire en Whistler, una estación balnearia de montaña que congregó hasta ayer sábado a ministros de las grandes economías mundiales.

Le Maire remarcó que ahora sólo Estados Unidos puede evitar una guerra comercial que pondría en riesgo el crecimiento económico mundial.

La reunión del G7 incluye a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido.

Las relaciones entre los aliados transatlánticos se tensaron en casi 500 días de mandato de Trump por sus decisiones de retirarse del acuerdo nuclear con Irán, de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén y salir del acuerdo de París sobre clima, así como por sus críticas a organizaciones como la OTAN o la OMC.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º