ESTABA EN LA COLECCIÓN DE UN PRÍNCIPE

Polonia compra obra de Da Vinci a precio conveniente

Es parte de colección Czartoryski, que logró por US$ 105 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Dama del Armiño, obra de Leonardo Da Vinci. Foto: AFP

"La dama del armiño", uno de los cuatro retratos femeninos conocidos de Leonardo da Vinci, pasó ayer a manos del Estado polaco en una operación que incluyó toda la colección Czartoryski por apenas cien millones de euros (equivalentes a US$ 105 millojes), varias veces inferior a su valor real de mercado.

"Con gran emoción puedo declarar que nosotros todos, ciudadanos de la República polaca, somos ahora propietarios de la colección Czartoryski", se congratuló Piotr Glinski, ministro polaco de Cultura.

El valor real de la colección, que contiene decenas de miles de objetos, entre ellos también el "Paisaje con el buen samaritano" de Rembrandt, es difícil de estimar y podría superar los 2.000 millones de euros. Solo "La dama del armiño" está asegurada por 350 millones, según los medios. Tras unas negociaciones confidenciales entre el ministerio de Cultura y la Fundación Czartoryski, la colección —que incluye el cuadro pintado en Milán a finales del siglo XV— cambió de propietario en una ceremonia oficial en el Castillo Real de Varsovia.

La transacción sobre la colección, los inmuebles en Cracovia que pertenecieron a la fundación y las reivindicaciones sobre las piezas desaparecidas y eventualmente halladas en el futuro, se hizo como "venta y donación", dijo el ministro.

"En la vida uno hace lo que desea. Tenía deseos de hacer una donación y es mi elección", dijo el príncipe Czartoryski sobre el reducido precio.

La colección, una de las más antiguas y preciadas de Europa, fue fundada en 1801 por la princesa Izabela Czartoryska para reunir y conservar obras de arte polacas y europeas cuando su país estaba partido y ocupado por tres potencias vecinas. Desde la caída del comunismo, pertenecía a la Fundación Czartoryski. El gobierno busca que la colección no abandone nunca Polonia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados