ARGENTINA

12 policías fueron suspendidos por muerte de cuatro jóvenes tras persecución en Argentina

"Hubo tiros y fue un procedimiento mal hecho", dijo el secretario de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo.

Conmoción en San Miguel del Monte: murieron cuatro jóvenes durante una persecución policial. Foto: AFP.
Conmoción en San Miguel del Monte: murieron cuatro jóvenes durante una persecución policial. Foto: AFP.

Doce policías fueron suspendidos por la muerte de cuatro jóvenes ocurrida el lunes durante una persecución policial que incluyó disparos, informó este jueves el secretario de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo.

"Hubo tiros y fue un procedimiento mal hecho", dijo Ritondo en una rueda de prensa. De acuerdo con la investigación preliminar, los jóvenes no advirtieron o hicieron caso omiso de la indicación policial de detener la marcha del vehículo en el que viajaban, tras lo cual un patrullero los persiguió y efectuó varios disparos. El automóvil terminó impactando con un camión estacionado a la vera del camino.

Solo una de las cinco personas que iban en el automóvil, una adolescente de 13 años, sobrevivió al choque pero se encuentra hospitalizada en estado grave.

"En principio, los policías habrían disparado. En el cuerpo de una de las nenas encontraron un proyectil", refirió el fiscal Héctor Vogliolo al subrayar que "no respetar la voz de alto de ninguna manera justifica el uso de armas".

Los policías fueron suspendidos preventivamente de sus cargos mientras la justicia determina las responsabilidades. El hecho ocurrió el lunes de madrugada en San Miguel del Monte, una pequeña localidad rural de 20.000 habitantes situada en la provincia de Buenos Aires, a 110 kilómetros al sur de la capital argentina.

"Fue una masacre. A esos nenes, ¿cómo los iban a perseguir con disparos?", se preguntó ante la prensa Susana, madre de Gonzalo Domínguez, de 14 años, una de las víctimas fatales. El resto de los fallecidos son el conductor de 22 años y dos adolescentes de 13 y 14 años.

"Iban felices en ese auto, todos amigos", relató Susana al hacer alusión a un video que los jóvenes filmaron y subieron a las redes sociales poco antes de la tragedia.Otro video captado por las cámaras de seguridad vecinal mostraron el momento de la persecución cuando desde la patrulla un policía saca medio cuerpo por la ventanilla y apunta con un objeto hacia el automóvil de los jóvenes a pocos metros de distancia. Segundos después sobreviene el impacto.

Quiénes eran los cuatro jóvenes muertos en San Miguel del Monte

Aníbal Suárez: tenía 22 años, era el único mayor de edad y quien manejaba el auto al momento del accidente. Era misionero y estaba en San Miguel del Monte trabajando para juntar dinero para terminar de pagar el auto que manejaba, que era de uno de sus tíos.

Aníbal Suárez
Aníbal Suárez

Danilo Sansone: tenía 13 años y, según explicó su padre a la prensa "era un chico bueno, jugaba a la pelota, a los autitos, iba a la escuela. No robaba, no tomaba alcohol, no se drogaba. Se asustaron porque los perseguían y los balearon por la espalda. Los hicieron pedazos".

Danilo Sansone
Danilo Sansone

Camila López: también de 13 años, había estado en la puerta de su casa junto a una amiga minutos antes del accidente. Según contó la madre, ella no sabía que la adolescente había salido de su casa junto a los amigos del colegio.

"El médico me trató de mala madre y me dijo que los perseguían porque habían estado robando", aseguró Yanina Zarzoso, madre de Camila, y agregó: "Siento que Camila me dice 'mamá, no estaba haciendo nada malo, solo estaba paseando".

Camila López
Camila López

Gonzalo Domínguez: de 14 años, le había pedido permiso a su madre para salir junto a su amigo Danilo Sansone. Según contó Susana, cerca de las 22 le dijo que irían a rapear a la plaza. Ella lo autorizó y se fue a dormir porque debía levantarse muy temprano al día siguiente y viajar hasta La Plata para visitar a su marido, que estaba hospitalizado.

Durante la madrugada, fue a ver si su hijo ya estaba durmiendo y la sorprendió no encontrarlo. La noticia del accidente ya se estaba viralizando por toda la ciudad través de las redes sociales. "El corazón me decía que mi hijo podía estar ahí. Yo pensaba 'Gonzalo, Dios mío, este guacho que no viene. Lo voy a matar cuando llegue'", a las cuatro decidió ir a la zona del accidente y luego al hospital, donde conoció la trágica noticia.

Gonzalo Domínguez
Gonzalo Domínguez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)