Cleveland, EE.UU.

Policía que mató a niño negro no irá a juicio

Las autoridades estadounidenses anunciaron ayer que no enjuiciarán a un policía blanco que mató en noviembre de 2014 en Cleveland, Ohio (norte), a un niño negro de 12 años, Tamir Rice, que tenía en su mano un juguete que simulaba un revólver.

"Basándose en los elementos de prueba que consultó y en el recurso de la Policía a la fuerza letal en el marco de la ley, el gran jurado decidió no presentar cargos penales", declaró el fiscal Tim McGinty.

La escena, ocurrida el 22 de noviembre de 2014, fue filmada por una cámara de videovigilancia que muestra a dos agentes policiales interviniendo en una plaza en la ciudad de Cleveland tras haber sido alertados de la presencia de un joven armado. Uno de los agentes abrió fuego segundos después, matando a Rice de dos balazos en el abdomen.

El caso provocó la indignación de numerosos estadounidenses, que desde hace varias semanas se manifestaban contra estos hechos. Un año después la oficina del fiscal concluyó que la decisión del policía de disparar estaba justificada porque el joven podía ser considerado una amenaza. El gran jurado aceptó a este punto de vista. "En resumen, teniendo en cuenta esta combinación de errores humanos, descuidos y comunicaciones intercambiadas, las pruebas no evidencian conducta criminal de la policía", aseguró McGinty. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados