NICARAGUA

La Policía de Daniel Ortega humilla a familia y genera indignación

Las imágenes, grabadas el lunes, muestran a tres integrantes de una familia esposados, exhaustos y con sus rostros desencajados, repitiendo frases aparentemente dictadas por los uniformados.

El presidente Daniel Ortega en una situación difícil. Foto: AFP
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Foto: AFP

Un acto de humillación de la Policía de Nicaragua hacia una familia opositora causó indignación en el país centroamericano este martes, luego de que se conocieron vídeos en los que se observa cómo los agentes obligan a los civiles a comprometerse a “no joder a los militantes” sandinistas ni al gobierno del presidente Daniel Ortega.

Las imágenes, grabadas el lunes, muestran a tres integrantes de una familia esposados, exhaustos y con sus rostros desencajados, repitiendo frases aparentemente dictadas por el jefe de la Policía del departamento (provincia) de León, Fidel Domínguez.

“No joder ni a los militantes, ni al pueblo, no repetición, y con la paz no se juega”, repite el mayor de los miembros de la familia Reyes Alonso, siguiendo las indicaciones de los policías, que lo graban en video.

En otro video un miembro de la familia se ve sudoroso, desesperado, repitiendo: “Me comprometo a respetar la paz, a respetar las leyes, a la Policía y a las autoridades de nuestro país, por beneficio de la paz y de nuestro país, con la paz no se juega”.

En un tercer vídeo, muestra María Eugenia Alonso, esposada, aceptando repetir lo que los policías le exigen: “No volver a andar filmando, ni hostigando a los militantes sandinistas, ni al pueblo, ni alterando el orden, ni a la Policía en su labor constitucional, ni ofendiendo”, aunque al final ella agrega: “Yo no los he ofendido en nada”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) condenó “el trato cruel y degradante que sufrió la familia Reyes Alonso, de León, por parte de la Policía orteguista”.

Antes de obligar a la familia a repetir las palabras de la vicepresidenta Rosario Murillo, un grupo de policías antidisturbios había intentado destruir la fachada de la vivienda, para ingresar por la fuerza, al no lograrlo, Domínguez se comprometió a ingresar sin compañía, por respeto a la matriarca de 94 que presenciaba la violencia, pero al tener la puerta abierta, ingresó con sus refuerzos.

El asalto a la casa de los Reyes Alonso fue transmitido en vivo por la familia a través de redes sociales. En el vídeo se observa el ingreso violento de los policías, luego todo se oscurece, se escuchan golpes y gritos, aparece el rostro de un agente, y se corta la transmisión.

Desde hace 19 meses Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (Con información de EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)