TRAGEDIA

Policía asesina a vecino por creer que robaba en su apartamento

Estados Unidos se estremece por el terrible caso; diez años de cárcel por homicidio.

Amber Guyger se retira de la sala judicial después de ser condenada a diez años de prisión. Foto: Reuters
Amber Guyger se retira de la sala judicial después de ser condenada a diez años de prisión. Foto: Reuters

En un caso que estremece a Estados Unidos, una expolicía fue condena a diez años de prisión por un jurado de la ciudad de Dallas (Texas) por haber asesinado a balazos a un vecino, después que entró por equivocación en el apartamento de la víctima, pensando que era el suyo, y creyó que el joven negro era un intruso.

Amber Guyger, de 31 años, que fue dada de baja a raíz de este caso, retornó a su apartamento, al término de una jornada de labor y baleó a su vecino Bothan Shem Jean, un contador de 28 años, en una situación inusual que se inscribe en una serie de confrontaciones entre funcionarios policiales y hombres negros desarmados.

Un jurado del Condado de Dallas deliberó durante una hora y media, el miércoles pasado, antes de decidir una sentencia que es mucho menor que el máximo de 99 años de cárcel que Guyger podría haber recibido, pero mucho más extensa que los dos años que los miembros del jurado podrían haberle impuesto.

Los fiscales habían solicitado un tiempo de cárcel de al menos 28 años, que es la edad de Jean, cuya fecha de cumpleaños cayó en los días del juicio penal y señalaron que de no haber sido por esta tragedia, estaría vivo.

En los momentos siguientes al anuncio del fallo, surgieron voces de protesta en los corredores de la sede judicial, que coreaban “¡No hay Justicia; no hay paz!”.

En la sala del Juzgado hubo momentos emocionantes. “Nunca pensé que pudiera decir esto delante de mi familia o de cualquier otra persona, pero no quiero que vayas a la cárcel”, dijo el hermano de la víctima, Brandt Jean, a la funcionaria policial. “Quiero lo mejor para tí”.

Cuando terminó, se dirigió a la jueza Tammy Kemp: “No sé si esto es posible, pero ¿por favor, puedo darle un abrazo?”.

La jueza dijo que estaba de acuerdo, Guyger se puso de pie, caminó hacia el hermano de Jean y lo abrazó. Mientras los dos se abrazaban, el llanto de los presentes se sintió en la sala.

Guyger había finalizado su turno policial en una noche de septiembre de 2018 cuando llegó a su hogar y entró al apartamento equivocado que está situado justo un piso arriba del de ella. Al creer que había encontrado a un intruso en su apartamento -Guyger declaró- sacó su arma de reglamento y abrió fuego. Pero, la realidad era que ella había entrado al apartamento de Jean y lo mató. El joven estaba comiendo helado y mirando televisión.

Los testimonios de la familia de la víctima hicieron surgir el llanto de varios miembros del jurado y también de la jueza Kemp, que en un momento hizo una pausa en la actuación judicial para secarse las lágrimas.

En el año transcurrido desde el asesinato, Guyger había perdido las características de su personalidad habitualmente alegre y entusiasta y expresó que si pudiera cambiaba de lugar con Jean.

El jurado escuchó los testimonios de la madre y la hermana de Guyger, quienes declararon que ésta había sido acosada cuando era niña por el novio de su madre.

Alana Guyger, la hermana de la acusada, dijo que “ella se siente mal cada vez que puede pasar con su familia porque Jean no puede estar con la suya”.

Los abogados de Guyger argumentaron que ella estaba cansada después de una jornada de labor exigente como es la de un funcionario policial y se asustó cuando escuchó que había una persona en el que creía que era su apartamento.

Diversidad del jurado en caso que se diferencia

El veredicto del jurado en el caso de homicidio cometido por Amber Guyger se diferencia de otras situaciones que han ocurrido a lo largo de Estados Unidos, en las que funcionarios policiales fueron absueltos en las muertes de hombres negros desarmados. Militantes de derechos civiles observaron las características únicas de este caso y la composición diversa del jurado. De los doce miembros, cinco son negros, cinco hispanos o asiáticos y dos blancos.

“Cuando se tiene tantos miembros de la comunidad negra en un jurado en contra a lo que ocurre con un jurado de mayoría blanca, la narrativa cambia”, dijo Changa Higgins que lidera la Coalición de Supervisión Comunitaria de la Policía de Dallas.

Toby Shook, uno de los abogados de Guyger, pidió que no conectaran este caso con otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)