israel

Polémico mensaje de Netanyahu en Facebook en medio de las elecciones

Los israelíes votan hoy un nuevo gobierno y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha generado fuertes críticas por pedir en las últimas horas a sus seguidores que concurran a las urnas para contrarrestar el presuntamente creciente voto de la minoría árabe.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Foto: EFE

Un polémico post en Facebook del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en el que exhorta a sus seguidores a acudir a las urnas para contrarrestar el presuntamente creciente voto de la minoría árabe ha generado las condenas de la izquierda israelí.

"Ningún líder occidental osaría hacer semejante comentario racista", se quejó la diputada laborista Shelly Yachimovich a través de su página de Facebook, tras conocer que el primer ministro había instado a sus seguidores a votar con ese argumento.

"Imaginaos un primer ministro o presidente en cualquier democracia que advierta de que su gobierno está en peligro porque, por ejemplo, los votantes negros acuden en masa a las urnas. ¿Es horrendo, verdad?", ejemplificó esta exdirigente del Partido Laborista.

Poco antes, el jefe del partido Likud y principal aspirante a primer ministro en estas elecciones había colgado un mensaje en el que advertía que el gobierno de la derecha en Israel estaba en "peligro" debido al alto índice de participación entre la minoría árabe que, por primera vez en la historia, acude a los comicios con una coalición única que reúne a cuatro formaciones.

"Los votantes árabes están acudiendo en manada a las urnas. Organizaciones de izquierdas los están transportando", alertó Netanyahu en su polémico mensaje.

Su correligionaria, Miri Regev, una de las diputadas más nacionalistas del Likud, incluso precisó que el transporte lo organizaba una plataforma llamada V15, que desde hace unos meses lleva a cabo una campaña apartidista pero destinada a relevar a Netanyahu como jefe de Gobierno.

La V15 fue acusada en enero por partidos de la derecha de recibir financiación ilegal de gobiernos extranjeros y fue investigada sin que se llegara a ninguna conclusión.

También el Senado de Estados Unidos realiza sus pesquisas sobre el tema por presunta donación ilegal por parte de un ex funcionario estadounidense próximo a la Administración de Jimmy Carter y de Barack Obama.

La legisladora Hanín Zohavi, candidata por la llamada Lista Árabe Común, instó al juez supremo retirado y presidente de la Comisión Electoral, Salim Yubrán, a que ordene retirar el posteo y detener "la campaña del Likud contra el voto árabe", informaron los medios locales.

Ahmed Tibi, de la misma coalición, aseguró que Netanyahu estaba en "pánico" por la posibilidad de perder el gobierno e instó a la minoría árabe a "ejercer su derecho al voto como ciudadanos de pleno derecho".

Además, según este partido, hasta las 13 horas locales había votado un 20 % de los árabe-israelíes con derecho a voto, por debajo del índice de participación nacional, que a las 12 horas se situaba en torno al 27 %.

A la polémica desatada por Netanyahu, que teme que una asistencia masiva de esta minoría le arrebate el poder, se sumó poco después el ministro de Exteriores y líder del ultranacionalista Israel Beitenu, Avigdor Lieberman, al que las encuestas auguran un sonado descenso en el número de diputados.

"Netanyahu también sabe que si los árabes votan en manada, sólo un Lieberman fuerte podrá detenerlos", escribió en otro polémico mensaje de Twitter.

Casi 5,9 millones de israelíes acuden hoy a las urnas para elegir a los diputados de la vigésima legislatura y al trigésimo cuarto gobierno del país, después de seis años bajo el mandato de Netanyahu, que aspira a su tercera reelección consecutiva.

El voto árabe puede ser crucial para que el Campo Sionista, de centro izquierda, le arrebate el gobierno al primer ministro derechista, ya que un voto masivo por parte de esta minoría equipararía el número de diputados árabes a su porcentaje en la población de Israel, alrededor del 20 %.

En la última legislatura, los tres partidos que representan a esta minoría han tenido en su conjunto sólo 10 escaños, del total de 120, muy por debajo de su peso demográfico.

Más de 50 expedientes por violar ley electoral.

La Policía israelí ha abierto hasta las 17 horas local medio centenar de expedientes a israelíes que han violado la ley electoral, en particular por robo de identidad en las urnas o apropiación de papeletas.

"Desde esta mañana se han recibido en los centros telefónicos de la policía 785 llamadas relacionadas con las elecciones, y se abrieron 235 verificaciones", informó en un comunicado el portavoz de la Policía, Micky Rosenfeld.

El portavoz precisó que se han abierto 51 expedientes a impostores que trataban de votar usando la identidad de terceros, así como por robo de papeletas en las urnas, amenazas a personal de las mesas y fraude electoral.

El uso de tarjetas de identidad de israelíes fallecidos o que residen en el extranjero para ejercer el derecho a voto fue un fenómeno muy conocido en el país en la pasada década de los noventa, a pesar de que puede ser castigado con varios meses de cárcel o una severa multa.

Asimismo, en otros procesos electorales también se registraron numerosos casos de votantes que robaban las papeletas de partidos que no eran de su gusto para que los siguientes electores no las encontrasen.

La Policía ha arrestado hoy para interrogatorio a 24 personas en relación con este tipo de sospechas, de las que sólo una permanece aún bajo arresto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados