AVANCE CIENTÍFICO

La polémica que rodea al medicamento contra el Alzheimer que aprobó EE.UU.

El medicamento, que se llamará Aduhelm, es una infusión intravenosa mensual destinada a relentizar el deterioro cognitivo en personas en las primeras etapas de la enfermedad.

Se estima que más de 30 millones de personas padecen Alzhaimer en el mundo. Foto: AFP
Se estima que más de 30 millones de personas padecen Alzhaimer en el mundo. Foto: AFP

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó ayer lunes el primer medicamento nuevo para la enfermedad de Alzheimer en casi dos décadas, una decisión polémica, tomada a pesar de la oposición del comité asesor independiente de la agencia y algunos expertos que dijeron que no había suficiente evidencia de que pueda ayudar a los pacientes.

El medicamento, que se llamará Aduhelm, es una infusión intravenosa mensual destinada a relentizar el deterioro cognitivo en personas en las primeras etapas de la enfermedad, con problemas leves de memoria y pensamiento. Es el primer tratamiento aprobado para atacar el proceso de la enfermedad de Alzheimer en lugar de solo abordar los síntomas de la demencia.

Reconociendo que los ensayos clínicos del medicamento habían proporcionado evidencia incompleta para demostrar su efectividad, la FDA otorgó la aprobación con la condición de que el fabricante, Biogen, realizara un nuevo ensayo clínico.

Durante los varios años que podrían tomar para concluir ese ensayo, el medicamento estará disponible para los pacientes, dijo la agencia. Si el estudio posterior a la comercialización, llamado ensayo de fase 4, no demuestra que el medicamento sea eficaz, la FDA puede, pero no está obligada a hacerlo, rescindir su aprobación.

“Los datos incluidos en la presentación del solicitante eran muy complejos y dejaron incertidumbres residuales con respecto al beneficio clínico”, escribió la directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, la doctora Patrizia Cavazzoni, en el sitio web de la agencia.

Pero, dijo, la agencia había decidido aprobar el medicamento a través de un programa llamado aprobación acelerada, que está diseñado “para brindar acceso más temprano a terapias potencialmente valiosas para pacientes con enfermedades graves donde hay una necesidad insatisfecha y donde hay una expectativa de beneficio clínico a pesar de cierta incertidumbre residual con respecto a ese beneficio”.

Michel Vounatsos, director ejecutivo de Biogen, calificó la aprobación como un “momento histórico”. Dijo en un comunicado que la compañía cree que el medicamento “transformará el tratamiento de las personas que viven con la enfermedad de Alzheimer y provocará una innovación continua en los próximos años”.

Los grupos de defensa de los pacientes habían presionado vigorosamente para que se aprobara el fármaco porque hay muy pocos tratamientos disponibles y otros fármacos en ensayos clínicos, aunque son más prometedores, probablemente estén a tres o cuatro años de su posible aprobación.

Pero el comité asesor de la FDA, junto con un grupo de expertos independiente y varios expertos destacados, incluidos algunos médicos de Alzheimer que trabajaron en los ensayos clínicos, dijeron que la evidencia planteaba dudas importantes sobre la eficacia del medicamento. También dijeron que incluso si pudiera retrasar el deterioro cognitivo en algunos pacientes, el beneficio sugerido por la evidencia sería tan leve que no superaría el riesgo de hinchazón o sangrado en el cerebro que el fármaco provocó en los ensayos.

Se espera que Biogen obtenga miles de millones de dólares con la droga. La compañía aún tiene que anunciar un precio, pero podría estar en el rango de 10.000 a 50.000 dólares por paciente por año, según analistas de Wall Street. Más allá de eso, se prevén decenas de miles de dólares en costos para las pruebas de diagnóstico y las imágenes cerebrales.

Los problemas para reclutar pacientes

En 2012, la FDA revocó su aprobación del medicamento Avastin contra el cáncer de mama después de que estudios adicionales no mostraran suficientes beneficios. Pero algunos otros medicamentos contra el cáncer han mantenido la aprobación a pesar de que los ensayos adicionales no confirmaron que fueran beneficiosos. La FDA también ha sido criticada en el pasado por no asegurarse de que se realicen los estudios de seguimiento.

Los ensayos de Alzheimer ya son complicados de realizar porque a menudo es difícil reclutar suficientes participantes. Debido a que la afección puede progresar de manera muy gradual, los ensayos deben ser grandes y continuar durante muchos meses para poder ver si un medicamento está desacelerando el deterioro cognitivo.

Varios expertos expresaron su escepticismo de que Biogen -la empresa que produce el Aduhelm- pudiera reclutar a muchos participantes estadounidenses para un ensayo posterior a la comercialización, porque los que pueden obtener un medicamento de sus médicos a menudo se muestran reacios a arriesgarse a recibir un placebo en un ensayo clínico.

Las empresas pueden realizar ensayos posteriores a la comercialización en otros países, pero pueden enfrentar desafíos similares.

Cómo opera el fármaco Aduhelm en el cerebro
Semana del conocimiento del cerebro.

El Aduhelm, un anticuerpo monoclonal también conocido por su nombre genérico aducanumab, se dirige a una proteína, amiloide, que se acumula en placas en el cerebro de los pacientes con Alzheimer y se considera un biomarcador de la enfermedad. Una cosa en la que están de acuerdo tanto los críticos como los partidarios de la aprobación del Aduhelm es que reduce sustancialmente los niveles de amiloide, y la FDA dijo que el efecto del medicamento sobre un biomarcador lo calificó para el programa de aprobación acelerada.

Aún así, reducir el amiloide no es lo mismo que ralentizar los síntomas de la enfermedad. Durante más de dos décadas de ensayos clínicos, muchos fármacos reductores de amiloide no lograron abordar los síntomas, una historia que, según algunos expertos, hizo que fuera especialmente importante que los datos de aducanumab fueran convincentes.

“Aunque los datos de Aduhelm son complicados con respecto a sus beneficios clínicos, la FDA ha determinado que existe evidencia sustancial de que Aduhelm reduce las placas de beta amiloide en el cerebro y que la reducción de estas placas es razonablemente probable que tenga importantes beneficios para los pacientes”, escribió la directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, la doctora Patrizia Cavazzoni, en el sitio web de la agencia.

Los funcionarios de Biogen dijeron que el fármaco comprobó la teoría de que atacar al amiloide puede ayudar si se hace con la suficiente antelación.

Aproximadamente 6 millones de personas en Estados Unidos y unas 30 millones en todo el mundo tienen Alzheimer, un número que se espera que se duplique para el 2050. Actualmente, cinco medicamentos aprobados en Estados Unidos pueden retrasar el deterioro cognitivo durante meses en varias etapas del Alzheimer. Los médicos anticipan que habrá una enorme demanda de aducanumab por parte de pacientes desesperados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados