Familiares rompen el cerco y marchan al sitio del naufragio

Pocas esperanzas de rescate en barco hundido de China

Docenas de personas desesperadas rompieron ayer un cerco policial para marchar al sitio donde se hundió un barco de turismo en el río Yangtsé en China y recabar información sobre sus parientes desaparecidos.

Rescatistas trataban de encontrar a más de 400 desaparecidos, muchos de ellos turistas ancianos, pero las esperanzas de hallar más sobrevivientes eran pocas en el que podría ser el peor desastre marítimo de la historia moderna de China.

Solo 14 personas, incluyendo al capitán del barco, han sido halladas con vida desde el accidente ocurrido en medio de un tornado el lunes por la noche, con 456 personas a bordo. Solo se han recuperado 29 cuerpos.

Unas 80 familias, frustradas por la escasez de información entregada por las autoridades locales, contrataron un ómnibus para que los llevara desde Nankín al condado de Janli en la provincia de Hubei, un trayecto de ocho horas.

"Esto no será de mucha utilidad, simplemente lo hacemos para que el Gobierno vea", dijo Wang Feng, uno de los organizadores.

Luego los manifestantes rompieron un cerco de 20 a 25 policías paramilitares que habían tratado de impedir que cruzaran una barrera que bloqueaba el camino.

buzos.

La televisión estatal mostró fotos de los equipos de rescate, algunos encima del casco volcado del crucero Eastern Star, trabajando durante la noche.

Los buzos enfrentaban dificultades en su tarea, como puertas de camarotes bloqueadas por mesas y camas. Además, existe el temor de que abrir agujeros en el casco podría romper bolsas de aire que mantengan a personas todavía con vida. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)