VENEZUELA

Poca presencia ante cuarteles

Centenares entregan mensaje de Guaidó a militares; Maduro llama a enfrentar a EE.UU.

Manifestante opositor ve impedido el paso por fuerte despliegue policial. Foto: EFE
Manifestante opositor ve impedido el paso por fuerte despliegue policial. Foto: EFE

La Fuerza Armada siempre ha sido la llave del poder en Venezuela y su papel continúa siendo crucial. Juan Guaidó ha construido su estrategia para tratar de desalojar a Nicolás Maduro del poder en los equilibrios del estamento militar y, aunque los resultados hasta ahora han sido por lo menos inciertos, el jefe de la Asamblea Nacional -el único poder surgido de elecciones libres, donde predomina la oposición- no ha renunciado a explotar ese camino. El político venezolano, reconocido como presidente interino por más de 50 países, llamó a sus simpatizantes a desplegarse ayer sábado en los cuarteles y en las bases militares para convencer a los uniformados de que den la espalda al gobierno chavista.

“En todos los Estados entregaremos un mensaje, a sumar más de los que nos hacen falta el día de hoy”, afirmó Guaidó, el viernes, en una comparecencia ante los medios acompañado de la plana mayor de la Asamblea Nacional. “No se trata de pasarlo, sino de hablar con los que están ahí. Es entregarles el documento, es invitarlos a que se incorporen a la lucha, porque ya sabemos que hay muchos que se quieren incorporar, porque ya sabemos que hay muchos descontentos”, afirmó. “De manera pacífica vamos a entregar un documento sencillo, una proclama a las fuerzas armadas para que escuchen el llamado de Venezuela, que es posible una transición rápida para producir elecciones libres”, continuó.

Ese texto pretende, de alguna manera, hacer mella en el descontento de las fuerzas armadas y quebrar su lealtad al régimen. “Es natural”, añadió el dirigente de Voluntad Popular, “cuando hoy un soldado gana menos de ocho dólares”.

Ayer sábado, opositores realizaron la movilización y difundieron frente a cuarteles la proclama en la que su líder Guaidó, pide a los militares cesar su apoyo al presidente Maduro, quien llamó a la Fuerza Armada a estar listas para defender al país de un eventual ataque de Estados Unidos. Casi no hubo posibilidad de diálogo entre los militantes opositores y los oficiales y otros soldados de la Fuera Armada Bolivariana. Se vivieron momentos de tensión y hasta de enfrentamiento en las cercanías de varias unidades militares. pese a la presencia de reducidos números de ciudadanos opositores.

Crisis en Venezuela by on Scribd

Después de la fallida insurrección militar el pasado martes, pequeños grupos de manifestantes se acercaron a cuatro instalaciones en Caracas -custodiadas por soldados- para entregar o leer el mensaje, constató la AFP.

Movilizaciones similares se registraron en otras regiones, según el equipo de Guaidó.

En Barquisimeto (noroeste) la Guardia Nacional dispersó con gases el avance de una marcha.

“Les pedimos a los militares que nos ayuden en el cese de la usurpación, que se unan al pueblo”, dijo a AFP Dina Alonso, desempleada 53 años, luego de que mujeres intentaran sin éxito que les recibieran el documento en el comando de la Guardia en Caracas.

Con megáfono, un grupo de personas lo leyó frente a la comandancia de la Armada; pero en la sede de la guardia presidencial ni siquiera fue posible, pues varias cuadras antes un militar recibió el escrito para quemarlo.

“Bajo ningún concepto ni pretexto la Fuerza Armada ni organismo de seguridad serán chantajeados, comprados ni traicionarán la patria”, dijo el oficial ante un manifestante impotente.

En su proclama, Guaidó pide a los militares respaldar un gobierno de transición encabezado por él que convoque a elecciones.

Disturbios registrados el martes durante la rebelión y el miércoles en protestas contra Maduro dejaron cuatro civiles muertos y cientos de heridos y detenidos, según Amnistía Internacional.

Maduro aparece con cadetes en el centro de entrenamiento de la Universidad Militar Bolivariana. Foto: AFP
Maduro aparece con cadetes en el centro de entrenamiento de la Universidad Militar Bolivariana. Foto: AFP

Cohesión.

En respuesta, Maduro se reunió con el alto mando y unos 5.300 soldados en un destacamento del estado Cojedes (noroeste), donde pidió prepararse para una intervención de Estados Unidos.

“¡Unión, cohesión. disciplina, obediencia, subordinación y lealtad suprema a la Constitución, a la patria, a la revolución y al Comandante en Jefe legítimo”, reclamó Maduro.

Previo al discurso, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, Maduro condujo un vehículo militar en una gran explanada donde opera la base de entrenamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en El Pao.

“Se los dije a los generales y los almirantes ayer: lealtad, quiero una lealtad activa (...) Confío en ustedes, pero ojo pelado, un puñado de traidores no puede manchar el honor, la unión, la cohesión y la imagen de la Fuerza Armada”, remarcó.

Asimismo, se refirió al alzamiento, el lunes pasado, de un pequeño grupo de militares en la base aérea de La Carlota, en Caracas, liderado por Guaidó y Leopoldo López, y lo denunció como “una escaramuza golpista” apoyada por el gobierno del presidente Donald Trump, a quien acusa de promover la intervención en Venezuela para apoderarse de sus reservas de petróleo y minerales.

“Tienen una guerra de carácter no convencional para debilitar la patria y una conspiración con mucho dinero para debilitar, para destruir y para dividir la Fuerza Armada Nacional Bolivariana desde adentro, con un grupo de traidores golpistas”, enfatizó.

La crisis venezolana tiene alcance internacional y fue abordada el viernes por el presidente Trump, y su par ruso, Vladimir Putin, cuyo apoyo a Maduro genera tensión con Washington. Trump ratificó su respaldo a Guaidó, mientras Putin declaró que los intentos de un cambio de gobierno “por la fuerza socavan las perspectivas de una solución pacífica”.

“No más hambre, represión y escasez”

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, hizo ayer sábado un llamado directo a los ciudadanos venezolanos a levantarse contra el mandatario Nicolás Maduro, declarando que “el momento de la transición es ahora”.

“El momento de la transición es ahora, no más hambre, no más niños sin medicinas, no más represión. Estados Unidos se mantiene firmemente con ustedes en su lucha”, dijo Pompeo a los venezolanos, luego de una fallida insurrección militar el pasado martes.

“Ustedes pueden hacer que sus instituciones, su ejército y sus líderes cumplan con los estándares más altos y exigir un retorno a la democracia”, afirmó Pompeo en un video difundido en Twitter, concluyendo en español: “estamos con ustedes”.

“Ustedes pueden restaurar un gobierno inclusivo y constitucional. Ustedes pueden crear el futuro, e incluso un futuro brillante (...) para Venezuela”, afirmó Pompeo en el video de poco más de un minuto.

En otro mensaje anterior en Twitter, el jefe de la diplomacia estadounidense había denunciado la represión “sin límite” del gobierno venezolano, al evocar la intervención de fuerzas de seguridad en una iglesia, y afirmando su apoyo a una “transición política” del poder en favor de Guaidó.

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, Estados Unidos ha jugado con fuerza para restablecer la democracia en Venezuela, mediante la aplicación de sanciones económicas al régimen encabezado por el presidente Nicolás Maduero y expresando de manera categórica su apoyo al líder opositor Juan Guaidó.

En una entrevista en Fox News, el miércoles, el presidente Trump ratificó que tiene varias opciones a consideración para actuar, aunque declinó dar detalles por motivos estratégicos.

“Los venezolanos viven una situación desesperante”, dijo. “Hay carencias de alimentos, agua, medicamentos y energía eléctrica”. En ese sentido, consideró que la situación es inadmisible, no solo por las penurias que sufren los ciudadanos, sino porque Venezuela era uno de los países más ricos que tiene las mayores reservas petroleras del mundo.

Guaidó ausente y los militares increpan y rechazan a opositores
Juan Guaidó pidió que las manifestaciones del sábado sean pacíficas. Foto: EFE.

(Fuente: AFP)

Fransenia Toro sintió impotencia cuando vio que un militar quemaba la proclama que opositores le entregaron ayer sábado pidiéndole a la Fuerza Armada retirar su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Sentí rabia cuando quemaron el papel”, relató la estudiante de ingeniería biomédica, de 19 años, quien se sumó a una pequeña marcha para entregar el pregón en La Casona, como se conoce a la residencia donde funciona la guardia presidencial en Caracas.Un piquete conformado por un centenar de uniformados, entre policías y militares, le impidió a los manifestantes avanzar. Dos oficiales, en tono cortante, intercambiaron palabras con un hombre.

“Si vas a entregar el documento, entrégalo; si lo quieres leer, lo lees allá”, increpó el oficial, quien ordenó a un subalterno recibir el papel y prenderle fuego con un encendedor de cigarrillos.

“Bajo ningún concepto, ni pretexto la Fuerza Armada ni los organismos de seguridad serán chantajeados o comprados, ni traicionarán la patria”, soltó el militar.

Luego, los oficiales se dieron la vuelta y se marcharon.

Portando banderas de Venezuela y pancartas y sonando pitos, reducidos grupos opositores se acercaron a instalaciones militares convocados Juan Guaidó.

La proclama fue firmada por el opositor, quien no participó en las movilizaciones.

Para José Aparicio, abogado de 67 años, sin la adhesión de la Fuerza Armada “no hay vida”, por eso espera que más militares se sumen para deponer al líder socialista.

“Seguiré en la calle hasta el final porque yo de este país no me voy”, remarcó José, que marchó junto a varios de sus vecinos.

Óscar Arnal, profesor de derecho, considera que “la Fuerza Armada es la única que puede poner orden” en la convulsa situación del país petrolero.c“Ellos (los militares) también están pasando necesidades porque sus sueldos no alcanzan, como los del resto de venezolanos. La situación es catastrófica”.

Laura González agitaba una pancarta con una crítica al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López. “Espero que los rangos medios y bajos se den cuenta que Padrino no es leal a la patria, sino a sus propios intereses”, dijo González, ingeniera de 48 años. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)