INDEC

Pobreza sube en Argentina y llega al 40,9% de la población en medio de la pandemia

Es la peor tasa de pobreza desde 2004, cuando afectó a un 44,3% de personas y Argentina salía de la peor crisis económica en su historia.

Este miércoles el Indec dio a conocer los últimos datos de pobreza. Foto: AFP
Este miércoles el Indec dio a conocer los últimos datos de pobreza. Foto: AFP

En Argentina la pobreza se disparó y alcanza a más de cuatro de cada diez personas, mientras las estimaciones privadas prevén que para fin de año casi la mitad de la población del país se encontrará en esa situación.

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec informó este miércoles que la pobreza subió cinco puntos y medio en un año y afectó a 40,9% de los argentinos en el primer semestre de 2020, el más golpeado por la profundización de la crisis económica impulsada por las medidas para contener a la pandemia del coronavirus.

La indigencia saltó casi tres puntos y golpea a un 10,5% de la población.

Con estos números, en Argentina hay 18,5 millones de pobres y 4,7 millones de indigentes. En doce meses quedaron bajo la línea de pobreza 2,6 millones de argentinos y bajo la línea de indigencia, otros 1,3 millones.

Es la peor tasa de pobreza desde 2004, cuando afectó a un 44,3% de personas y Argentina salía de la peor crisis económica en su historia. Sin embargo, el dato conocido ayer no es comparable con aquel, ya que se calculaba con canastas de consumo diferentes y que fueron actualizadas en 2016. Algunos cálculos privados, que reconstruyeron hacia atrás las series de la EPH con las nuevas canastas -como los de la Universidad Católica Argentina (UCA)- estiman que se trata del peor dato desde 2006.

Desde 2007, la serie de pobreza del Indec deja de ser confiable porque comenzó a ser manipulada por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, bajo la presidencia de Cristina Kirchner. Esa intervención duró hasta fines de 2015.

El número más preocupante, es que el porcentaje de chicos de 0 a 14 años pobres aumentó de 52,6% a 56,3% en tan sólo 12 meses.

Una encuesta de la UCA de mayo indicaba que el 57,6% de las familias sufrió una caída en sus ingresos derivada de la cuarentena en el área metropolitana. De la población ocupada, el 19,8% no tuvo ningún ingreso.

“Prefiero tener 10% más de pobres y no 100.000 muertos en la Argentina por coronavirus”, dijo el presidente Alberto Fernández en abril, el mes de la cuarentena más dura, que registró la caída del PBI más importante en la historia (-26,4%). El segundo trimestre, según el Indec, cayó 19,1%, un número que supera el mayor tropiezo trimestral de 2002.

“El porcentaje de personas pobres se ubicó en 40,9% en el primer semestre de 2020. Esto implícitamente sugiere que la tasa de pobreza del segundo trimestre de 2020 estuvo unas décimas por encima del 47%”, afirmó a La Nación, Martín Rozada, profesor del departamento de Economía de la Universidad Di Tella.

En la misma línea se expresó Agustín Salvia, investigador especializado en pobreza de la UCA, que estimó que la pobreza subió en el segundo trimestre del año al 46% o 47%.

“Hay mayor pobreza general, todos somos un poco más pobres -ya lo éramos el año pasado-, con mayor desigualdad”, dijo Salvia a Reuters, y atribuyó el fenómeno a la pérdida de 3,5 millones de puestos de trabajo, mayormente informales, durante la pandemia.

Un adulto necesita 14.718 pesos (193 dólares) mensuales para no ser considerado pobre en Argentina.

Para Salvia es muy probable que la pobreza siga afectado a alrededor del 45% de los argentinos al finalizar el año. “Llegar al 35% que teníamos antes de la crisis, que ya era un escándalo, no lo veo posible este año ni el año próximo”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados