ESTADOS UNIDOS

Planteo de Trump de postergar las elecciones provoca rechazo en demócratas y republicanos

Trump por primera vez manejó postergar las elecciones, pero no tuvo eco. El demócrata Joe Biden sigue adelante en las encuestas.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: AFP
El presidente Trump viene expresando desde hace tiempo su oposición al voto por correo. Foto: AFP

A esta altura los estadounidenses deberían estar acostumbrados a los revuelos políticos que provocan los tuit mañaneros del presidente Donald Trump. Pero pocos como el de ayer jueves amenaza mover los cimientos de la institucionalidad de Estados Unidos.

Trump sugirió que las elecciones presidenciales, previstas para el 3 de noviembre, deberían aplazarse. ¿Argumento? Un posible fraude por medio del voto por correo, una modalidad que se popularizará este año debido a la pandemia.

Estados Unidos nunca ha retrasado una elección presidencial, ni siquiera durante la Guerra de Secesión (1861-1865).

“Con el voto universal por correo (no el voto en ausencia, que es bueno), 2020 será la elección más IMPRECISA y FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para USA. ¿¿¿Retrasemos las Elecciones hasta que la gente pueda votar con seguridad y apropiadamente???”, escribió Trump.

El voto por correo que Trump critica es el sistema, adoptado por siete estados, en el que las autoridades mandan las papeletas por correo para que el votante la devuelva por vía postal o la deposite en una urna. Oregón, que fue el primero en adoptar este sistema, solo ha registrado 12 casos de fraude entre más de 100 millones de papeletas enviadas.

Para hacer realidad su planteo, Trump debería contar con el apoyo del Congreso para modificar una ley federal de 1845 que establece el primer martes, después del primer lunes de noviembre, como el día para celebrar la jornada de elecciones legislativas, que corren en paralelo al proceso de elección del presidente cada cuatro años. Este año cae el 3 de noviembre.

Los republicanos que responden a Trump controlan el Senado, y los demócratas la Cámara Representantes, por lo cual sería necesario que la oposición se alineara con el presidente. En resumen: una imposibilidad.

“Seamos claros: Trump no tiene la capacidad de retrasar las elecciones. Nuestras elecciones están consagradas en la Constitución. La Constitución dice que si la fecha de las elecciones cambia, deberá hacerlo el Congreso”, señaló el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerry Nadler.

Símbolo: el Capitolio, en Washington, sede de las negociaciones. Foto: AFP
Símbolo: el Capitolio, en Washington, sede de las negociaciones. Foto: AFP

El Comité Nacional Demócrata también reaccionó: “La amenaza de Trump no es más que un intento desesperado de distraer de las devastadoras cifras económicas actuales que dejan en claro que su respuesta fallida al coronavirus ha hundido la economía de Estados Unidos”, sostuvo.

“Trump puede tuitear todo lo que quiera, pero la realidad es que no puede retrasar las elecciones, y en noviembre, los votantes lo responsabilizarán” por la situación, agregó la nota.

El planteo de Trump tampoco cayó bien entre los republicanos. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConell, aseguró que la fecha electoral está grabada en piedra. “Nunca en la historia de nuestro país, ni en guerras, depresiones o en la guerra civil, no hemos celebrado una elección federal programada en su tiempo, y encontraremos la manera que así sea de nuevo”, afirmó McConell.

Por su lado, el senador republicano Marco Rubio, uno de los principales aliados de Trump, dijo en el Congreso que “desearía que no hubiera dicho eso”. “Pero no va a cambiar, vamos a tener elecciones en noviembre”, resaltó.

Trump ha evocado el fantasma del fraude masivo en varias oportunidades durante las últimas semanas. Sus comentarios sobre este tema llevaron a Twitter a reportar por primera vez a fines de mayo que uno de sus tuits era engañoso, agregando la leyenda: “Verifique los datos”.

En abril, el candidato demócrata Joe Biden auguró que Trump intentaría justificar un retraso en las elecciones.

Joe Biden. Foto: Reuters
Joe Biden. Foto: Reuters

El tuit de Trump apareció en la red social solo 15 minutos después de que el Departamento de Comercio anunciara que el PIB de Estados Unidos se desplomó el segundo trimestre a una tasa anual de un 32,9% (un 9,5% interanual), lo que supone un descalabro histórico debido a la congelación de la economía por la pandemia.

¿Qué dicen las encuestas?

Algunos ven en el planteo de Trump otra razón que el temor a un fraude: la tendencia a la baja en intención de voto que vienen mostrando las encuestas, en gran parte por su impopular gestión de la crisis del COVID-19.

Más de 150.000 personas han muerto y más de 4,4 millones se han infectado, lo que convierte a Estados Unidos en el peor caso del nuevo coronavirus en números absolutos en el mundo.

Los números de las encuestas son especialmente preocupantes para Trump en estados claves que ganó en 2016, como Michigan o Pensilvania.

Según la media de encuestas elaborada por RealClearPolitics, Biden es favorito en estados que Trump no puede perder si quiere ser reelegido, como Wisconsin, Florida o Carolina del Norte. Según RealClearPolitics, durante seis semanas Biden se mantiene adelante en intención de voto a Trump entre 8 y 10 puntos a nivel nacional.

Debido a la pandemia, Trump dejó en suspenso sus actos masivos, y Biden promueve su elección desde su casa en el estado de Delaware.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados