FILADELFIA

La piloto con "nervios de acero" del vuelo de Southwest que evitó una tragedia mayor

Tiene 56 años y se llama Tammie Jo Shults. Mientras los pasajeros entraban en pánico mantuvo tranquilidad en su voz, dialogó todo el tiempo con la torre de control y logró un aterrizaje de emergencia que evitó una catástrofe.

Tammie Jo Shults en 1983. Foto: abc / Military Fly Moms
Tammie Jo Shults en 1983. Foto: abc / Military Fly Moms

Tammie Jo Shults es la mujer que se convirtió en heroína luego del aterrizaje de emergencias que realizó ayer martes el avión Boeing 737 de la aerolínea Southwest.

Se trata de la piloto de 56 años que evitó una tragedia mayor, cuando el avión que manejaba debió aterrizar de emergencia en Filadelfia por la explosión en uno de los motores. El vuelo iba desde Nueva York a Dallas.

Le dicen la mujer con "nervios de acero". Su voz se estaba tranquila, mientras hacía descender el avión con 149 personas a bordo: "Southwest 1380, tenemos un solo motor", dijo.

"Tenemos parte del avión desaparecido, así que vamos a tener que reducir la velocidad un poco", agregó, antes de solicitar que personal médico esperara a la aeronave en la pista. "Tenemos pasajeros heridos", alertó.

Según el diálogo citado por el Washington Post, desde la torre de control le preguntaron: "¿Los pasajeros lesionados, está bien? ¿El avión está en llamas?". A lo que la mujer respondió que no: "No está en llamas, pero falta una parte", sostuvo.

Y agregó: "Dijeron que hay un agujero, y alguien salió". Efectivamente, una de las pasajeras fue parcialmente succionada por el aire que entró por una de las ventanillas rotas. Las personas que estaban cerca pudieron ayudarla para que no saliera del avión. 

A pesar del caos y la pesadilla que vivieron pasajeros y tripulación, Tammie logró realizar el aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

Una persona murió (aún no confirmaron si se trata de la mujer que fue aspirada por el hueco de la ventanilla) y hay varios heridos, en lo que podría haber sido una catástrofe mucho mayor.

Según la cadena ABC, Tammie es oriunda de Nuevo México y después de estudiar medicina en Kansas, se inscribió en la Fuerza Aérea. Allí no pudo dar el examen para convertirse en piloto, pero sí lo hizo en la Marina de los Estados Unidos. Fue una de las primeras mujeres en pilotear un F-18 y se convirtió en instructora antes de dejar la Marina en 1993, cuando se unió a Southwest.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)