TENSIÓN POLÍTICA

Perú: Martín Vizcarra denuncia un complot para destituirlo

El presidente peruano acudió al Congreso para hacer sus descargos -aunque no estaba obligado por ley- junto a su abogado, Roberto Pereira.

Martín Vizcarra, presidente de Perú. Foto: Reuters
El presidente destinó 20 minutos en hacen sus descargos ante el juicio político. Foto: Reuters

El presidente peruano Martín Vizcarra se presentó ayer como víctima de un complot, ante el Congreso que esta madrugada decidía si votaba su destitución, en un rápido juicio político que mantuvo a todo el país en vilo.

Vizcarra acudió al Congreso para hacer sus descargos -aunque no estaba obligado por ley- junto a su abogado, Roberto Pereira.

“No me corro, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora. Estoy aquí, con la frente en alto y con mi conciencia tranquila”, afirmó el mandatario de 57 años, cuyo mandato termina en julio del 2021.

Luego se retiró del Congreso para dejar a su abogado hacer uso de la palabra. “Planteo que se desestime el pedido de vacancia por la causal de incapacidad moral. Es evidente que esta moción adolece de una mínima elemental tipificación de los hechos”, sostuvo Pereira.

Vizcarra enfrenta esta crisis política a 10 meses del fin de su período, que se inició en 2018 con la renuncia de Pedro Pablo Kuczysnki, quien no pudo culminar su mandato al verse forzado a dimitir por presiones del Parlamento.

Vizcarra está acusado de instar a dos asesoras a mentir sobre los contratos de un cantante, según unos audios filtrados la semana pasada. Esto llevó al Congreso a abrirle un juicio de destitución por “incapacidad moral”.

“Reconozco que es mi voz la que está en uno de esos audios (...) lo que de ninguna manera voy a aceptar son las acusaciones que se me realizan y la forma tendenciosa como se viene presentando la información”, afirmó Vizcarra en su defensa de casi 20 minutos ayer en el Congreso.

“La rapidez con la que se ha hecho este proceso refleja una crisis de las instituciones, que desprestigia más ante la gente el sistema democrático”, dijo a la agencia AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich.

Anoche los medios peruanos afirmaban que los promotores de la destitución de Vizcarra no contarían con los 87 votos que necesitan. El Congreso unicameral peruano tiene 130 legisladores.

En esta pugna no hay diferencias ideológicas, y tampoco está en discusión el manejo de los grandes problemas de Perú: la pandemia y la recesión. Todo parece ser una mera lucha por el poder en la que el contrato del cantante es un pretexto, según analistas y ciudadanos.

“El grueso de la población básicamente quisiera pasar la página de este incidente”, opinó el analista político José Carlos Requena.

El Tribunal Constitucional rechazó el jueves paralizar el juicio, pero accedió a clarificar -en unas diez semanas- los requisitos para que el Congreso declare la “incapacidad moral” de un presidente, pues la carta magna no lo precisa.

Vizcarra, quien carece de partido y de bancada, dijo el jueves que seguía “trabajando” a pesar de la incertidumbre sobre su futuro.

El mandatario afirmó entonces que existe un “complot contra la democracia” y que se metió en este embrollo por la “traición de alguien” de su “entorno cercano”, en alusión a la asistente que lo grabó.

Una encuesta de la firma Ipsos difundida esta semana reportó que un 79% de los peruanos prefiere que Vizcarra cumpla su mandato, mientras el país está a las puertas de unas elecciones que se realizarán el 11 de abril.

Aunque el 41% considera “incorrecta” su conducta, no estima que sea “grave”, según la encuesta.

“Acá no gana nadie, pierde el Ejecutivo y el Congreso, porque la gente percibe que hay dos poderes del Estado en una pugna política mientras hay una pandemia matando peruanos y un desempleo espantoso, que recién se recuperará en cinco años”, expresó Álvarez Rodrich.

Arresto domiciliario a la esposa de Humala

La Justicia peruana impuso ayer viernes arresto domiciliario a la esposa del expresidente Ollanta Humala, Nadine Heredia, investigada en el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht. De ese modo, la Sala Penal revocó la libertad condicional que otro tribunal le había concedido a Heredia hace poco más de un mes, y que había sido apelada por la fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados