LIMA

Perú: crisis de gabinete a solo dos meses de asumir

Castillo anunció ayer miércoles la renuncia de su primer ministro, Guido Bellido, que había sido nombrado 29 de julio, para encabezar el primer gabinete del gobierno izquierdista.

El presidente Castillo posa con su equipo de gobierno. Foto: AFP
El presidente Castillo posa con su equipo de gobierno. Foto: AFP

El presidente peruano Pedro Castillo anunció ayer miércoles la renuncia de su primer ministro, Guido Bellido, lo que acarrea la de todo su gabinete, dos meses después de haber asumido el gobierno.

Bellido había sido nombrado 29 de julio, para encabezar el primer gabinete del gobierno izquierdista de Castillo.

El mandatario evitó dar detalles de la renuncia y se disponía anoche a nombrar al nuevo gabinete.

Pero en su carta de renuncia, difundida por la prensa peruana, Bellido indica que se aleja del Ejecutivo a pedido de Castillo.

“Habiéndose cumplido con todas las funciones correspondientes a la institución, cumplo en alcanzar mi renuncia irrevocable al cargo de la Presidencia del Consejo de ministros conforme usted me ha solicitado”, señala en la misiva Bellido, quien retornará al Congreso para ocupar su banca como parlamentario.

Bellido es un integrante del ala dura del oficialista Perú Libre, un partido marxista leninista que para la sorpresa general ganó la presidencia peruana con la candidatura de Castillo, sobre la postulante de derecha Keiko Fujimori en un reñido balotaje el 6 de junio.

La permanencia en el cargo de Bellido era cuestionada por la oposición política y gran parte de la ciudadanía.

Desde que asumió el cargo, Bellido mantuvo una pugna constante con la oposición, que domina el Congreso y lo considera un político de izquierda radical que generaba “inestabilidad” en el país.

En ese sentido, el presidente Castillo dijo en su mensaje de anoche que “es momento de poner al Perú por encima de toda ideología y posición partidaria” y que “el equilibrio de poderes es el puente entre el Estado de derecho y la democracia”.

Medios locales aseguran que el gobernante ofreció la presidencia del Consejo de Ministros a Mirtha Vásquez, una política de izquierda moderada que presidió el anterior Congreso.

Durante su mensaje, el mandatario aseguró que desde que asumió el Gobierno está “trabajando arduamente para cumplir con todos los compromisos” que asumió durante su campaña electoral y al inicio de su mandato.

Ratificó, en ese sentido, “el compromiso del Perú con la inversión privada, remarcando la necesidad de que esta opere sin corrupción, con responsabilidad social, priorizando la diversificación productiva nacional”.

“En mi compromiso por abordar prioritariamente los grandes problemas del país, como la salud, el hambre, la pobreza”, sostuvo.

Castillo también dijo que el Ejecutivo y el Congreso de su país deben “procurar tranquilidad y cohesión del Gobierno”, por lo que las prerrogativas constitucionales de la cuestión de confianza, como la interpelación y la censura de ministros, “no debería usarse para crear inestabilidad política”.

Aludió, de esa manera, a la amenaza que había hecho Bellido de presentar una cuestión de confianza si el Congreso intentaba censurar al ministro de Trabajo, Iber Maraví, quien la semana pasada fue interpelado por el pleno parlamentario por las denuncias periodísticas de que en su juventud tuvo vínculos con el grupo terrorista Sendero Luminoso.

Tras la salida de Bellido, medios locales señalaron que el gobernante hará cambios en carteras ministeriales que son ocupadas por representantes del partido Perú Libre, lo que, de concretarse, podrían implicar una ruptura con esa agrupación, también muy criticada en su país por sus posiciones de izquierda radical.

El líder de Perú Libre es Vladimir Cerrón, promotor de la candidatura de Castillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados