ESTADOS UNIDOS

Peligro y temor de devastación

Segundo terremoto en dos días con 1.200 réplicas estremece y causa daños en California.

Un habitante de la zona de Ridgecrest, en California, señala la grieta que se abrió en el terreno a raíz del terremoto. Foto: Reuters
Un habitante de la zona de Ridgecrest, en California, señala la grieta que se abrió en el terreno a raíz del terremoto. Foto: Reuters

Las patrullas de emergencia multiplicaron su esfuerzo ayer sábado para asistir en California las zonas más afectadas por el terremoto del viernes de magnitud 7,1, el más potente registrado en este estado en dos décadas que reavivó el temor al llamado Big One, un megasismo potencialmente devastador.

Las autoridades declararon el estado de emergencia en dos condados del sur de California, epicentro de los dos sismos que golpearon la región el jueves y el viernes. Los temblores fueron sentidos incluso en Los Angeles y las Vegas, pero su epicentro se situó en una zona de escasa población, por lo que solo se registraron hasta el momento heridos leves.

Los daños fueron en cambio importantes en las pequeñas ciudades ubicadas en torno al epicentro.

Con una magnitud de 7,1, el sismo registrado a última hora del viernes fue 11 veces más potente que el del jueves, de 6,4. Los habitantes de la región sufrieron desde la mañana del jueves una veintena de sismos de magnitud 4 y al menos 1.200 réplicas de diferente intensidad.

Existe al menos un 10% de probabilidades de un sismo de magnitud 7 o superior esta semana, estimó la sismóloga Lucy Jones, del Instituto Californiano de Tecnología (Caltech).

Fue en el condado de Kern, en las afueras de Ridgecrest -ciudad de 29.000 habitantes situada a 250 kilómetros al norte de Los Angeles- que “la intensidad del temblor alcanzó su mayor nivel”, destacó Mark Ghilarducci, director de los servicios de emergencias del estado de California.

En esa misma zona un incendio se declaró en un parque y zona de camping, lo que hizo temer que el fuego se extendiera, pese a que los bomberos señalaron que no había personas desaparecidas.

En la noche del viernes al sábado el gobernador del estado, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia tanto en el condado de Kern como en el vecino de San Bernardino, como consecuencia de los daños en diversas estructuras.

Sismo by ElPaisUy on Scribd

“Tenemos informes sobre incendios de edificios, provocados esencialmente por escapes de gas” y sobre roturas de canalizaciones de agua, resumió. “Hubo casas que se movieron, cimientos fisurados, paredes desplomadas. Hay un herido (leve) asistido por los bomberos”, tuitearon socorristas de San Bernandino.

“Estaba en el auto con mi madre, y de repente comenzó a temblar. No sentí tanto miedo como en el otro cuando estaba dentro de casa”, dijo a CNN Jessica Weston, editora del Ridgecrest Daily Independent, que llegó a escuchar una explosión en la zona de camping. Los habitantes de Ridgecrest dudaban sobre si volver o no a sus casas.

“Los temblores paran, pero cinco minutos después vuelven a comenzar. Es bastante raro, no me sentiría cómoda dentro de mi casa”, explicó Jessica Kormelink.

Alrededor de 1.800 residentes carecían de electricidad. En Trona, una pequeña localidad aislada al noreste de Ridgecrest, un habitante citado por el Los Angeles Times, Ivan Amerson, dio cuenta de “daños importantes”, con viviendas completamente derrumbadas.

En Los Angeles, en cambio, los daños eran mínimos. Se registraba la caída de algunas líneas eléctricas y cortes de luz en determinados lugares.

Los cines fueron evacuados cuando comenzaron los temblores. “Todo el mundo permaneció en calma cuando la sala empezó a temblar, cada vez más fuerte. Nos dirigimos hacia las salidas y las escaleras, sin pánico. Pero teníamos miedo”, escribió en Twitter el periodista de NBC Lester Holt.

Varias atracciones del parque Disneyland fueron cerradas para su inspección, mientras que un partido de básquetbol de la NBA en Las Vegas fue suspendido por el temblor que causó que el marcador y varios parlantes se balancearan en lo alto de la cancha.

Lo que sí no se interrumpió fue el béisbol. El juego de los Dodgers de Los Angeles continuó sin parar durante el sismo, captado por las cámaras del estadio.

El sismo del viernes es el más importante producido en California después del que afectó, en 1999, la base de Marines de Twentynine Palms, a 250 km al este de Los Ángeles, también de 7,1 de magnitud.

Potentes. 

California está identificada como una zona sísmica de alto riesgo.
Varios potentes sismos, comparables a los ocurridos el jueves y el viernes, sacudieron California en los últimos treinta años, pero solo unos pocos dejaron un gran número de víctimas.

La importante actividad sísmica de California se debe a la falla de San Andrés, al cruce de las placas tectónicas del Pacífico y de América, que atraviesa el estado más poblado de Estados Unidos de norte a sur y sacude regularmente la región.

Según la sismóloga Lucy Jones, del Caltech (Instituto de Tecnología de California), los sismos de los últimos días se produjeron en una “misma falla”, que no es la de San Andrés.

La región de San Francisco está comprendida entre la gran fosa de subducción que recorre la costa oeste estadounidense, y el sistema de fallas de San Andrés y de Howard, que pasa por el este de Oakland.

En esta zona, la corteza terrestre está dividida en un mosaico de pequeñas placas que se deslizan unas sobre otras, se mueven, bajan o suben, añadiendo sus movimientos al de las placas, más generales, América y Pacífico, que afecta a toda la región. 

Temible.

La historia de la actividad sísmica es conocida y preocupante para los habitantes de California. En los últimos 30 años se registraron varios sismos muy fuertes:

-El 22 de diciembre de 2003, una sacudida telúrica de magnitud 6,5 a unos 10 km al noreste de la localidad de San Simeón (centro), en una región agrícola relativamente desierta en la costa entre Los Ángeles y San Francisco, provocó el colapso de un edificio en Paso Robles, a 57 km del epicentro, y dejó dos muertos y unos 40 heridos.

-El 17 de enero de 1994, un violento terremoto de magnitud 6,7 golpeó la región de Los Angeles, provocando al menos 60 muertos y más de 9.000 heridos. La ciudad de Northridge en el Valle de San Fernando, a unos 30 km al noroeste del centro de Los Ángeles, fue la más afectada. Los daños se estimaron en 10.000 millones de dólares.

-El 28 de junio de 1992, el sur de California tembló con un sismo de magnitud 7,3. Un niño murió aplastado por un bloque de cemento en Yucca Valley, cerca del epicentro.

-El 25 de abril de 1992, un sismo de magnitud 7,2, a unos 50 km de Eureka, dejó 95 heridos y provocó considerables daños en el suroeste del condado de Humboldt.

-El 28 de junio de 1991, en la gran periferia de Los Ángeles, a los pies de las montañas San Gabriel, un temblor de magnitud 5,8 causó dos muertos y más de cien heridos.

-El 17 de octubre de 1989, un sismo de magnitud 6,9 sacudió la región de San Francisco. Murieron 67 personas y 3.000 resultaron heridas. Las sacudidas provocaron el colapso de una sección del Bay Bridge, un puente de dos niveles que une la ciudad con Oakland. Decenas de automovilistas fueron aplastados.

-El sismo más violento en los anales de California, de una magnitud inicial de 7,8, se produjo el 18 de abril de 1906 en San Francisco, dejando entre varios cientos y 3.000 muertos, según las estimaciones de los historiadores. La ciudad quedó en gran parte destruida debido a los numerosos incendios que siguieron al temblor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)