ESPAÑA

Pedro Sánchez logra que Iglesias se baje y despeja investidura

El líder de Podemos renuncia a integrar el gabinete del PSOE.

Pedro Sánchez. Foto: EFE.
Pedro Sánchez. Foto: EFE.

El camino hacia la reelección del socialista Pedro Sánchez como presidente del gobierno español la próxima semana parecía despejarse ayer viernes, cuando el líder de la izquierda radical de Podemos, Pablo Iglesias, aceptó bajar su aspiración de integrar el gabinete.

Sánchez había dado un puñetazo en la mesa el jueves, al vetar la entrada en su futuro gobierno de Iglesias, calificándolo del “principal escollo” para un acuerdo, alegando “desavenencias muy importantes”, principalmente en el tema de Cataluña, donde el intento de secesión en 2017 generó una de las peores crisis políticas en España, todavía sin superarse.

En un video en su cuenta de Twitter, Iglesias afirmó que él no sería “la excusa” para que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) forme un gobierno de coalición con Podemos.

Pero a cambio exigió que la presencia de Podemos debe ser proporcional a los votos y que ellos puedan escoger los integrantes de su partido en el futuro ejecutivo, en momentos en que suena el nombre de su pareja y número dos del partido, Irene Montero.

Poco después, en un comunicado remitido a los medios por el PSOE, Sánchez aseguró que escuchará las propuestas de Podemos, pero pidió que no haya “vetos ni imposiciones” y que las conversaciones empiecen por los “contenidos”, además de recordar que será él el que “decidirá el equipo”.

Sánchez ganó las elecciones, pero, sin mayoría absoluta, con 123 de los 350 escaños de la cámara baja. Por eso, necesita los 42 diputados de Podemos para continuar al frente del ejecutivo.

Igualmente necesitará los de varios partidos regionales y a una parte del independentismo catalán.

Una primera votación ocurrirá el martes, donde necesitará una mayoría absoluta de 176 votos, que no posee. Pero si se garantiza el apoyo de Podemos y de otros partidos, podría imponerse el jueves, cuando en una segunda votación le basta una mayoría simple, y donde las abstenciones cuentan a su favor.

El veto de Sánchez a Iglesias cayó como un balde de agua fría, pero con los canales de comunicación abiertos, ambos partidos enviaron ayer viernes señales de que es posible ese entendimiento.

La pregunta es cuándo: si la semana próxima, en el mejor de los casos, o de aquí al 23 de septiembre, cuando expira el plazo para formar gobierno y evitar una repetición electoral el 10 de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)