NUEVO TIEMPO EN LA UNIÓN EUROPEA

Pasa del mando militar al europeo

Ursula von der Leyen, la “Pequeña Rosa”, médica de 60 años, llega precedida de polémica.

Ursula von der Leyen conversa con miembros del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, que decidirá si acepta su designación. Foto: AFP
Ursula von der Leyen conversa con miembros del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, que decidirá si acepta su designación. Foto: AFP

Cercana a la canciller de Alemania, Angela Merkel, Ursula von der Leyen, elegida el martes último para asumir la presidencia de la Comisión Europea, llega a Bruselas con un controvertido balance en el ministerio de Defensa, pero con una imagen de europea convencida y políglota.

Apoyada por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, con el que mostró buen entendimiento en el salón internacional aeronáutico de Bourget en junio, es apreciada por el gobierno francés, especialmente por la buena cooperación en asuntos franco-alemanes.

Jefa de las fuerzas armadas alemanas desde hace seis años, esta mujer enérgica de 60 años fue un tiempo considerada como la segura sucesora de la canciller, quien la nombró ministra en cada uno de sus cuatro gobiernos (2005-2019).

Una serie de escándalos salpicaron al Ejército y su ministerio a causa de material obsoleto, bajas inversiones, expertos exageradamente pagados, incremento de la extrema derecha en los rangos. El veredicto de los alemanes es duro: según una encuesta reciente del diario Bild, es considerada como uno de los dos ministros menos competentes del gobierno.

Pese a esta imagen afectada, Ursula von der Leyen va a Bruselas, la ciudad donde nació y creció hasta el comienzo de su adolescencia, con una baza importante: la confianza de Francia y Alemania, cuando parecía que Macron y Merkel no lograban entenderse en nada.

Ascenso. 

Además del alemán, la funcionaria habla el francés e inglés. Perfeccionó el inglés en California, donde su esposo fue profesor durante varios años en la prestigiosa universidad de Stanford.

La carrera política de “Röschen” (pequeña rosa), su apodo familiar, es espectacular, incluso para la hija de un barón de la política regional alemana, Ernst Albrecht.

Solo en 2002, después de vivir en Estados Unidos, se lanzó para ser elegida a un mandato local en la región de Hánover. Tres años más tarde ya era ministra de Trabajo.

Mujer enérgica y tenaz, algunos dirán cortante, su carácter pasaba mal en el mundo muy masculino del ejército.

También se ganó la malquerencia de la jerarquía militar por denunciar las “debilidades” y el “espíritu de cuerpo” no pertinente tras la detención en 2017 de un oficial sospechoso de preparar un atentado contra extranjeros.

La ministra también fue sospechosa un tiempo en 2015 del plagio de su doctorado, tema muy sensible en Alemania que ha causado la caída de varios responsables políticos.

escenario de la ue

Dudas por la cúpula propuesta

El conjunto de altos cargos arduamente negociado por los mandatarios de los países miembros de la Unión Europea (UE), pese al hito de nombrar por primera vez a mujeres al frente de dos puestos clave del bloque, sigue generando dudas a los analistas. “Es un buen cartel, pero también contiene muchas incógnitas sobre la política europea”, explica a la AFP Sébastien Maillard, director de Notre Europe Institute, un grupo de reflexión fundado por el ex titular de la Comisión Jacques Delors.

De lograr el visto bueno de la Eurocámara, la conservadora alemana Ursula vonder Leyen liderará a partir del 1° de noviembre la Comisión Europea, en un momento crucial para el bloque si el Reino Unido abandona la UE la víspera.

Ese mismo día, la conservadora francesa Christine Lagarde puede llegar al frente del Banco Central Europeo (BCE) y el socialdemócrata español Josep Borrell, asumir la dirección de la diplomacia comunitaria, según el plan de los dirigentes.

El liberal belga Charles Michel se convertirá el 1° de diciembre en el nuevo jefe del Consejo Europeo, una de las principales instituciones de la UE, como la Eurocámara, que desde este miércoles preside el socialdemócrata italiano David Sassoli.

“La paridad se ha apoderado de los equilibrios geográficos”, agrega Maillard, en referencia a que ninguno de los altos cargos procede de Europa del Este. Los analistas alertan además de que, aquellos que deben someterse al voto de la Eurocámara, podrían tener dificultades. La Eurocámara es la principal damnificada del proceso de nombramientos, ya que los líderes no designaron para la Comisión a ninguno de los candidatos que lideraron las familias políticas en los comicios europeos de mayo como pedían los eurodiputados.

“No es un equipo débil. Ursula von der Leyen y Christine Lagarde son dos mujeres con una gran experiencia, pero existe el riesgo de que no superen la votación en la Eurocámara”, advierte Jonathan Faull, miembro de la consultora Brunswick Group.

La alemana deberá lograr el apoyo de las cuatro familias proeuropeas para lograr una mayoría estable en la Eurocámara, algo que no está claro.

Muestra del descontento, Sassoli tuvo que esperar a la segunda vuelta para ser escogido presidente de la cámara. (Fuente: AFP)

Cambios. 

Primera mujer que ocupó el puesto de ministra de Defensa, Ursula von derLeyen también sacudió a la venerable institución. Impuso poner fin a la tradición de los honores para los oficiales que trabajaron para Hitler, como el general Erwin Rommel, conocido por su campaña en el norte de África en la Segunda Guerra Mundial.

La ministra también realizó muchas visitas a las fuerzas alemanas en Afganistán o Irak.

Es médica de formación y madre de siete hijos. En un país donde sigue siendo difícil para una mujer conciliar carrera profesional y niños, apareció con frecuencia en las primeras planas de los diarios con ellos.

Al interior del partido cristiano-demócrata (CDU), se opuso a su propio campo en algunos asuntos, al reclamar por ejemplo cuotas femeninas en la dirección de las grandes empresas.

En un país afectado por el envejecimiento de la población y donde la natalidad está en fuerte descenso, Ursula von der Leyen es también la “madre” del salario parental del que se pueden beneficiar los alemanes durante los 14 meses después de un nacimiento.

Visión. 

Von der Leyen se reunió el jueves con Jean-Claude Juncker, a quien sucederá en la Comisión Europea.

“Una verdadera europea, estamos en la misma onda cuando se trata de defender los intereses de la UE”, tuiteó Juncker, poco después de darle la bienvenida con dos besos.

Antes de reunirse con Juncker, su primera visita fue a la sede de la Eurocámara en Estrasburgo (noreste de Francia), donde se reunió con los miembros de su familia política, el PPE (derecha), y con el nuevo jefe de la cámara, David Sassoli.

“Mi intención es escuchar mucho para desarrollar en los próximos quince días un diálogo con el Consejo y la Eurocámara, una visión para Europa durante los próximos cinco años”, declaró Von der Leyen ante la prensa.

Para la alemana, llegó el momento “decisivo de mostrar nuestra unidad y nuestra pasión común para Europa, tan importante en este mundo y que debe ser audible y visible”.

La Eurocámara tiene previsto el debate y la elección de Von der Leyen el próximo 16 de julio. De prosperar su candidatura, asumiría el cargo junto al resto de la nueva Comisión Europea el 1° de noviembre.

Revuelo y sorpresa en la coalición frágil que gobierna en Alemania

La designación de Ursula von der Leyen provocó un nuevo revuelo en la frágil coalición gubernamental de la canciller Angela Merkel, debibo a que sus socios socialdemócratas la consideran poco competente.

Merkel pareció aliviada y satisfecha con el nombramiento. Pero en Alemania, en la “Gran Coalición” creada en 2018 entre el Partido de centroderecha de Merkel y el SPD, no se digiere ver a Von der Leyen al frente de la Comisión Europea. Los más molestos son los aliados socialdemócratas de la canciller, obligada a abstenerse de votar entre los dirigentes europeos para la designación de su ministra. En medio del desconcierto en las encuestas y derrotados en las europeas, los socialdemócratas soñaron con ver al holandés Frans Timmermans conquistar la presidencia de la Comisión.

El expresidente del parlamento europeo, Martin Schulz, se mostró sorprendido que fuera nominada la “ministra más débil” del gobierno para ocupar el puesto en Bruselas.

Para el ex dirigente del SPD, Sigmar Gabriel, este “acto sin precedentes de trampa” debería incluso ser un motivo de ruptura de la coalición, creada a sus ojos sobre la promesa de hacer a Europa más democrática.

“Es una pena que la democracia haya perdido y la trastienda haya ganado”, lamentó el líder de la derecha bávara, Markus Söder. “Si estos nombramientos son aceptados, el proceso democrático de Europa estará en coma”, advirtió en el canal de televisión ZDF. (Fuente: AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)