AVIACIÓN

Partes del avión ruso accidentado fueron descubiertas en el mar Negro

Un total de 92 personas viajaban a bordo del avión en dirección a Siria, cuando desapareció de los radares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Rusia se declaró un día nacional de duelo por la caída del avión en el mar Negro. Foto: Reuters.

Buzos encontraron este lunes, a 27 metros de profundidad, trozos del fuselaje del avión ruso tipo Tu-154 que el pasado domingo se estrelló en el Mar Negro con 92 personas a bordo, informó este lunes una portavoz del ministerio de Emergencia.

"Trozos del avión fueron encontrados a 27 metros de profundidad, a aproximadamente una milla náutica de la costa", declaró Rimma Chernova, vocera del equipo de rescate en Sochi.

Los equipos del ministerio intentan actualmente localizar con precisión dónde se encuentra cada fragmento y su talla, añadió. Las agencias rusas habían mencionado poco antes que se había encontrado la parte principal del "fuselaje".

El Tu-154 del ministerio de Defensa ruso se estrelló 2 minutos y 44 segundos después de que hubiera decolado desde la estación balnearia de Sochi en dirección a Siria.

Las causas del accidente aún no han sido determinadas pero los investigadores parecen descartar la pista terrorista.

Una gigantesca operación de búsqueda se encuentra en curso para encontrar los restos y las cajas negras del aparato: más de 3.500 personas, entre las cuales 150 buzos, en 45 barcos y cinco helicópteros, así como con la ayuda de drones, se encuentran trabajando en el lugar.

Once cadáveres y más de 150 fragmentos del avión han sido hasta ahora encontrados, según el ministerio de Defensa.

En declaraciones televisadas desde San Petersburgo, el presidente Vladimir Putin declaró este 26 de diciembre día nacional de duelo.

El avión, construido en 1983, llevaba a 84 pasajeros y ocho tripulantes. Al menos 60 eran miembros del reconocido coro militar y grupo de baile Alexandrov Ensemble, que iba a la base aérea rusa Hmeymim en Siria para entretener a las tropas en vísperas del Año Nuevo. También había nueve periodistas rusos entre los pasajeros y una conocida filántropa que acompañaba un cargamento humanitario destinado a un hospital sirio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados