VEA EL VIDEO 

El Papa llega a Cuba y disidencia está inquieta

En Cuba todo está listo para recibir hoy a Francisco, el tercer Papa que visita el país, un viaje cargado de simbolismo por el papel que la diplomacia vaticana desempeñó en la reconciliación con Estados Unidos. No obstante, ha despertado críticas de parte de la disidencia del gobierno de los Castro.

El Papa aterrizará en La Habana para iniciar un viaje de cuatro días por el país que lo llevará también a las ciudades de Holguín y Santiago de Cuba, desde donde partirá para EE.UU., segunda parada de una gira por los dos países que contribuyó a acercar durante 18 meses de negociaciones secretas para poner fin a medio siglo de enemistad.

Los preparativos ya están casi terminados: en las calles por las que pasará el papa-móvil se han arreglado los baches, se han pintado fachadas de las casas más deterioradas y se han decorado con banderas de Cuba y del Vaticano.

Más allá de los arreglos en La Habana, en la emblemática Plaza de la Revolución —donde oficiará una misa multitudinaria mañana flanqueado por la efigie del guerrillero Ernesto "Che" Guevara y el monumento al prócer independentista José Martí—, ya está terminado el altar, con la cruz y el cristo ya colocados, e instaladas 3.500 sillas para los invitados al evento.

Como preludio del viaje, la televisión estatal de Cuba emitió el jueves pasado en horario estelar un videomensaje del pontífice al pueblo cubano, en el que elogió "el ánimo con que afrontan las dificultades de cada día, el amor con que se ayudan y se sostienen en el camino de la vida".

Un cubano pone su firma en un cartel de bienvenida al Papa. Foto: AFP.
Un cubano pone su firma en un cartel de bienvenida al Papa. Foto: AFP.

Disidencia.

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional denunció ayer que el Gobierno de la isla ha desarrollado una operación de "limpieza social" previa a la visita del papa con el internamiento "de miles" de mendigos y otros desamparados sin hogar.

Según la organización, esta "limpieza social" tiene como objetivo poner a "mendigos, harapientos, enfermos mentales y otros desamparados deambulantes, en su mayoría ancianos" sin hogar "fuera de la vista de peregrinos, periodistas extranjeros y otros visitantes que estarán en Cuba por estos días" con motivo de la visita del pontífice, que llegará el sábado a la isla.

En un comunicado, el grupo que lidera el disidente Elizardo Sánchez expresa su "profunda indignación e inquietud" ante este operativo desarrollado en las ciudades de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, las tres ciudades de la visita papal.

Menos embargo.

A poco de iniciar la gira de Francisco por Cuba y EE.UU, el gobierno de Barack Obama anunció este viernes la remoción de numerosas restricciones legales al comercio bilateral con Cuba, los viajes a ese país y la operación de empresas estadounidenses, así como la eliminación de límites a determinados tipos de remesas de dinero.

Se trata de la más amplia operación de remoción de trabas al comercio, los viajes y las operaciones financieras desde que los dos países iniciaron un histórico proceso de aproximación en diciembre pasado, luego de más de 50 años de ruptura diplomática.

Las medidas adoptadas por los departamentos estadounidenses del Tesoro y Comercio, sin embargo, no afectan el grueso del embargo económico y financiero adoptado por Estados Unidos hace medio siglo, que solamente podrá ser desmontado por el Congreso pues se encuentra codificado en diversas leyes.

De acuerdo con las nuevas medidas, que entran en vigor el lunes, el límite de US$ 2.000 de remesas hacia Cuba por trimestre quedará eliminado, así como el máximo de efectivo que podía ser llevado a la isla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados