REZO DOMINICAL

Papa Francisco pide abrir el corazón a refugiados

"Abramos nuestro corazón a los refugiados, hagamos nuestras sus tristezas, sus alegrías, aprendamos de su valiente resistencia", dijo el sumo pontífice. 

Papa Francisco. Foto: AFP.
Papa Francisco. Foto: AFP - Archivo 

El Papa pidió ayer domingo que el mundo abra sus corazones a los refugiados para “hacer que crezca una comunidad más humana, una gran familia”, en coincidencia con la celebración de la Jornada Mundial del Refugiado bajo el lema “Juntos podemos marcar la diferencia”.

“Abramos nuestro corazón a los refugiados, hagamos nuestras sus tristezas, sus alegrías, aprendamos de su valiente resistencia. Así todos juntos haremos crecer una comunidad más humana, una gran familia” , dijo al final del rezo dominical del Angelus ante decenas de personas reunidas en la plaza de San Pedro para escucharle.

Francisco, que ha abogado en numerosas ocasiones por el respeto de los refugiados, aseguró previamente, durante la plegaria, que había estado viendo “las imágenes de tantos que vienen en barca”.

El domingo pasado recordó que el Mediterráneo “es el cementerio más grande de Europa” y pidió más solidaridad y menos indiferencia ante las tragedias de los migrante.

Según un informe publicado el viernes por la ONU, pese a la pandemia, el número de refugiados y desplazados internos en el mundo siguió creciendo en 2020, alcanzando un nuevo récord de 82,4 millones, lo que supone que haya más del doble de personas desplazadas de manera forzosa que hace una década, cuando estaba por debajo de 40 millones.

Asimismo, Francisco pidió que se abran “corredores humanitarios” y se respeten “los lugares neutrales como refugios” para aliviar el sufrimiento de miles de personas que sufren por el hambre en Birmania (Myanmar), debido a la crisis humanitaria desatada por la pandemia y agravada por el golpe de Estado.

“Uno mi voz a la de los obispos de Myanmar, que la semana pasada lanzaron un llamamiento pidiendo la atención del mundo entero sobre la experiencia desgarradora de miles de personas que se han visto desplazadas en ese país y están muriendo de hambre”, dijo el Papa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados