VIAJE INTENSO

Papa Francisco inicia una gira por el este de Europa

La gira comenzará en Budapest, la capital de Hungría, donde se quedará 7 horas; y continuará en Bratislava, capital de Eslovaquia, donde llegará mañana por la tarde y se quedará tres días.

El papa Francisco se baja de un auto usando un tapaboca. Foto: AFP
El papa Francisco se baja de un auto usando un tapaboca. Foto: AFP

A dos meses de una operación al colon que el 4 de julio alarmó al mundo y que lo dejó internado diez días en un hospital, el Papa Francisco emprenderá hoy un nuevo viaje internacional, el número 34 de su pontificado, al centro de la Europa soberanista y antinmigración.

La gira comenzará en Budapest, la capital de Hungría, donde se quedará 7 horas; y continuará en Bratislava, capital de Eslovaquia, donde llegará mañana por la tarde y se quedará tres días.

Pese a que la operación fue delicada -le sacaron 33 centímetros de intestino, como él mismo reveló-, el ritmo del viaje será frenético, como siempre suelen ser los de Jorge Bergoglio, a quien no le gusta dejar demasiado tiempo El Vaticano. En cuatro días pronunciará 12 discursos en doce citas diversas y en Eslovaquia no sólo pisará esta capital, sino también irá a Presov, a Kosice -la segunda ciudad más importante después de Bratislava, donde visitará un temido y degradado barrio de gitanos, que representan el 8% de la población y suelen ser discriminados-, y el santuario mariano de Sastin.

Trajín.

Como para dar una idea de que será una gira agotadora como las de siempre, El Papa, de 84 años, llegará hoy a Budapest a las 7.45 de la mañana, luego de un vuelo que despegará de Roma a las 6:00.

Más allá de que será el último vuelo de Alitalia que llevará a un Pontífice porque la hiper endeudada compañía aérea italiana ya no existe y fue transformada en “Ita” -otra compañía-, muchos notaron que es la primera vez que un vuelo papal sale tan temprano por la mañana, un esfuerzo adicional.

En Budapest, donde se quedará apenas 7 horas con el objetivo de clausurar el 52 Congreso Eucarístico Internacional, el Papa se verá antes -de mala gana-, con el primer ministro Viktor Orban, líder de extrema derecha nacionalista famoso por su política antinmigrante, incluso la construcción de un muro en la frontera, que lo ha enfrenado no sólo con la Unión Europea (UE), sino también con el Vaticano. El encuentro, inevitable y protocolar, tendrá lugar en el Museo de Bellas Artes de Budapest, adyacente a la famosa Plaza de los Héroes de Budapest, donde luego tendrá lugar la misa de cierre.

El vocero papal, Matteo Bruni adelantó que en Hungría, Francisco defenderá su posición sobre los migrantes, contraria a los “muros y barreras” y en favor de los “excluidos”.

Después de clausurar el Congreso Eucarístico Internacional, el Papa volará a la vecina Eslovaquia. Lo recibirá la la joven presidenta Zuzana Caputova, exabogada de 48 años que fue electa en 2019 por sus luchas por el ambiente y contra la corrupción e impulsora de esta visita. Luego se reunirá con obispos y visitará un barrio gitano.

En una entrevista a la radio española Cope le preguntaron al Pontífice si en este primer viaje posoperación iba a medir un poco más sus fuerzas, el exarzobispo de Buenos Aires contestó con optimismo. “Quizás en este primer viaje un poco más, porque uno tiene que reponerse del todo, ¿no?, pero al final va a ser igual que los otros, ya lo va a ver”, dijo, muy tranquilo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados